La infección por hongos en los pies llamada también pie de atleta o tiña podal ocurre cuando los hongos dermatofitos afectan a la piel o las uñas de los pies provocando una micosis.

Todos podemos contraer estos hongos y la infección es contagiosa, por eso debemos tener especial cuidado para evitar contraer la infección, recontaminarnos y contagiar a otras personas. En este artículo te contamos cómo tratar la infección por hongos o micosis en los pies con los mejores remedios naturales y consejos para prevención.

Hongos en los pies: síntomas

El infección aparece con mayor frecuencia entre los dedos y en la planta del pie. Se manifiesta con:

  • Enrojecimiento
  • Alta sensibilidad
  • Descamación
  • Escozor
  • Dolor
  • Mal olor

Hongos en los pies: tipos

Pie de atleta

Cuando hablamos de pie de atleta no se trata de una lesión deportiva, sino de una infección de hongos (o micosis) en los pies causada por hongos dermatofitos.

Esta infección por hongos en los pies se manifiesta en la zona entre los dedos de los pies, siendo más viables en la planta del pie. Estos hongos tienden a aparecer y crecer en áreas con más calor y humedad.

De ahí que el uso de zapatos apretados o zapatillas cerradas usadas a diario, unido a la transpiración o sudor de los pies, haga que se cree el ambiente propicio para la aparición y crecimiento del pie de atleta. Estos son los principales síntomas del pie de atleta:

  • Picor. Al principio se percibe como picor y sensación de escozor o de leves pinchazos.
  • Enrojecimiento. La zona entre los dedos de los pies se aprecia más enrojecida, sensible, como si se hubiera pelado, y duele. A veces se pueden formar ampollas. Además es característico el mal olor no solo de la zona afectada sino del calzado, calcetines o medias.
  • La infección puede avanzar hacia las plantas, a los lados, al dorso y a las uñas de los pies.
  • En ocasiones, la infección por hongos puede complicarse con infecciones bacterianas como las provocadas por Estreptococos o Estafilococos.

Hongos en las uñas de los pies (paroniquia)

Cuando la piel que rodea a las uñas se daña, inflama e infecta, estamos hablando de paroniquia. Puede aparecer tanto en las uñas de las manos como en las uñas de los pies.

Quizá alguna vez lo has tenido en algún dedo de la mano: te has mordido un padrastro, o se te ha ido la mano mordiéndote las uñas y los pellejillos…. O has llevado esos zapatos tan bonitos y apretados sin cortarte bien las uñas de los pies, o se te ha encarnado una uña y de pronto ahí te has encontrado el problema: el dolor, la hinchazón y la infección micótica –y quizá bacteriana–, incluso con pus.

Los síntomas de los hongos en las uñas de los pies más característicos son semejantes al pie de atleta:

  • Enrojecimiento e hinchazón alrededor de la uña.
  • Mal olor.
  • Intensa sensibilidad al contacto.
  • Sensación de palpitaciones o como leves pinchazos, en la zona afectada.

LECTURA RECOMENDADA

6 plantas antihongos muy eficaces

¿Cómo se contagian los hongos de los pies?

Estos hongos dermatofitos crecen más en zonas húmedas y calientes. Existen: varias vías de contagio:

Por ello, el contagio es a través de superficies, calzado y ropa contaminada. No es raro tenerlos cuando llevamos calzado cerrado que no transpira y nos sudan los pies.

  • A través de superficies. Las superficies húmedas por donde caminan otras personas son más proclives para transmitir esta micosis o pie de atleta. Por ejemplo, en la playa, en la piscina, en el gimnasio, en los spa, incluso en casa si alguien los tiene.
  • Por contacto directo. También se puede transmitir esta micosis por contacto directo, tanto “piel con piel” como por ejemplo puede ocurrir en algunos deportes o juegos.
  • Por contacto con calzado y ropa contaminada. Puede contagiarse a través de calcetines, medias, toallas, alfombrillas de baño o moquetas que estén contaminadas.

Hongos en los pies: tratamientos y remedios naturales que ayudan

Para evitar los hongos en la piel es clave la higiene, mantener la piel de los pies limpia, seca y aireada lo más posible. Además, estos remedios naturales ayudan a combatir los hongos:

  • El aceite de árbol del té o aceite de niaoulí, puede ayudarnos a combatir los hongos.
  • El talco (silicato de magnesio en polvo) ayuda a absorber la humedad y se puede aplicar en la piel así como dentro de los zapatos y zapatillas.
  • Talco con aceites de árbol de té o aceite de romero, además nos van a dejar buen olor.
  • Se puede poner romero o tomillo dentro de los zapatos y zapatillas.
  • El bicarbonato de sodio espolveado dentro del calzado y de los calcetines antes de usarlos también puede ayudar a eliminar los hongos y el mal olor.
  • Puedes preparar una pasta con bicarbonato de sodio y un poco de agua y aplicarla sobre las zonas de tus pies afectadas,tanto entre los dedos como alrededor de las uñas.
  • Baños de pies con vinagre diluído. Ponemos un pequeño vaso de vinagre, como 100-150 ml, en 1 litro de agua y ponemos los pies dentro durante unos 10 minutos. Después los secamos muy bien y con suavidad.
  • Algunas personas utilizan una mezcla de ajo machacado, aceite de oliva y tomillo por sus propiedades antisépticas, que aplican a modo de ungüento cubriendo con una gasa. Ahora bien… los pies no olerán “a pies”, pero sí a ajo… Algo a considerar. Tras un rato puedes lavarte los pies y secarlos siempre muy bien y con suavidad.

Hongos en los pies: cómo evitar el contagio y aliviar los síntomas

Las recomendaciones principales serían:

  • Evitar caminar con los pies descalzos en las zonas propicias.
  • Lávate muy muy bien entre los dedos de los pies. No creas que por pisar la toalla del baño ya están bien secos: seca uno por uno.
  • Cámbiate de calcetines, medias o leotardos. Aunque parezcan limpios… Si usas calcetines para dormir: que no sean los mismos que has usado durante el día, ni al revés.
  • No uses la misma toalla o alfombrilla que otros.
  • Si tienes hongos, no dejes la alfombrilla de baño húmeda en el suelo.
  • En el gimnasio y en la piscina, guarda en una bolsa aparte los calcetines y toallas que hayas usado para secarte los pies, y lava la ropa a alta temperatura si lo admite.
  • Evita usar siempre los mismos zapatos o zapatillas de deporte. Mantén una higiene con tu calzado. Cuidado con las zapatillas de andar por casa. Cuídalas y mantenlas limpias e higienizadas.
  • Lava bien las zapatillas o chanclas que uses para caminar por la playa, la piscina o el spa.
  • Elige el calzado adecuado para tu actividad deportiva. No dejes que se te “cuezan” los pies.
  • Elige preferiblemente tejidos naturales para el calzado y calcetines. Si usas ropa deportiva técnica revisa el modo de lavado.
  • Si usas plantillas, cámbialas de forma periódica.
  • No te toques los pies y luego otras partes del cuerpo. Por ejemplo, los mismos hongos que contaminan tus pies pueden contaminar la zona de las ingles, tan solo por el hecho de tocarse. Así que las manos, siempre bien limpias.
  • Lleva las uñas de los pies bien cortadas, evita los picos laterales y que estén demasiado cortas.
  • Extrema la higiene en la pedicura. No compartas utensilios. Asegúrate de que los utensilios estén desinfectados si vas a un lugar público.