Hallazgo sobre el estrés

Los huesos también producen hormonas del estrés

Claudina Navarro

Se ha descubierto que una hormona producida por los huesos es esencial en la respuesta del cuerpo a las situaciones de peligro.

Si dices "estoy estresado hasta los huesos" tienes razón literalmente, porque científicos de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) han descubierto que una hormona segregada por los huesos participa de manera decisiva en la respuesta a las situaciones de estrés.

Hasta ahora se creía que solo las hormonas adrenalina y noradrenalina protagonizaban la respuesta de "lucha o huida" en escenarios de peligro. Estas hormonas prepararan el cuerpo para conseguir un máximo rendimiento físico y mental. El ritmo cardiaco se acelera, la velocidad de respuesta mental se multiplica y también la energía que pueden desarrollar los músculos.

Una hormona (osteocalcina) producida por los huesos es esencial en la respuesta de estrés

Pero nada de esto ocurriría si los huesos –aparentemente tan insensibles– no hubieran empezado a producir osteocalcina. En cuanto percibimos un peligro, el cerebro, o más concretamente, el "centro del miedo" situado en la amigdala, envía una señal a los huesos, que comienzan a producir inmediatamente, en cuestión de minutos, esta hormona, que llega al torrente sanguíneo e influye sobre el páncreas, el cerebro, los músculos y otros órganos.

El doctor Gérard Karsenty, autor principal del estudio, explica que el hallazgo cambia por completo la manera en que entendemos la respuesta al estrés. Los huesos no son simples estructuras minerales casi inertes, sino que participan en procesos fisiológicos e influyen en otros sistemas y órganos.

Artículo relacionado

Efectos del estrés

6 efectos del estrés en la salud (y cómo gestionarlo)

La osteocalcina, por ejemplo, incrementa la capacidad de las células para absorber glucosa, potencia la memoria y ayuda a correr más rápido durante más tiempo.

Las personas ya no tenemos que enfrentarnos a felinos, pero sentimos miedo en muchas situaciones. Por ejemplo, ante la necesidad de hablar en público. Los investigadores pudieron probar que la osteocalcina aumentaba en la sangre en las personas sometidas al estrés de un examen o una conferencia.

Técnicas de conciencia corporal y meditación

La investigación de la Universidad de Columbia revela nuevas y profundas interrelaciones entre los órganos y sistemas del cuerpo, que son solo algunas de las muchas que están por descubrir, según Karsenty, que investiga la osteocalcina desde hace dos décadas.

Para él, los huesos son una glándula más del sistema hormonal y forman parte tanto del sistema músculo-esquelético como del endocrino. Y no solo eso, sino que están en relación directa con el sistema nervioso, a través de su diálogo con el cerebro.

Estos descubrimientos representan de algún modo un apoyo para las técnicas psicofísicas, como el taichí, el yoga o la meditación, que buscan un mayor equilibrio físico y mental a través de determinados movimientos o posturas. En este sentido, sería muy interesante investigar cómo afectan el yoga o la meditación a la producción de osteocalcina.

Artículo relacionado

estres

5 hábitos eficaces para afrontar el estrés

Otro aspecto que merece estudio es la relación entre la pérdida de masa ósea que se produce con el paso de los años o debidos a determinados trastornos, con la pérdida de memoria y la depresión.

Todos estos estudios abrirán a buen seguro nuevas vías de tratamiento para problemas de salud frecuentes.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?