Alimentos naturales

8 ideas para sacarle todo el partido a las naranjas

Javier Medvedovsky

Las naranjas son muy versátiles en la cocina y se pueden emplear tanto en platos dulces como salados. Aprovecha las últimas de la temporada.

Esta jugosa fruta está deliciosa. Te cuida y sus posibilidades son infinitas. Si hay un cítrico conocido por excelencia en cada casa, ese es la naranja. Yo tengo una conexión con esta fruta desde mis primeros años de vida y hasta el día de hoy el vínculo es de amor incondicional.

Aunque originaria de China, la naranja se ha adaptado muy bien a las zonas mediterráneas. Su flor, el azahar, tiene un olor intenso. Su belleza y fragancia nos dicen que el fruto que vendrá será especial.

8 ideas de cocina raw con naranjas

La naranja está deliciosa tal cual, pero el mundo de la cocina raw te ofrece muchas otras maneras de disfrutarla.

  1. En zumo: Experimenta con las combinaciones. A mí me gusta con un poco de vainilla y espirulina.
  2. Gajos vivos: puedes separarlos y agregarlos a tus ensaladas. Con hojas verdes quedan muy bien.
  3. Macerados: prueba a macerar champiñones con zumo de naranja, tamari y aceite de oliva. Los champiñones absorberán su sabor y, si luego los deshidratas, obtendrás un néctar de champiñón.
  4. Vinagreta: dale un toque sustituyendo el limón por naranja.
  5. Deshidratadas: con o sin piel, corta unas rodajas y deshidrátalas. Puedes comerlas tal cual o usarlas enteras, en trozos o en polvo: en condimentos, chocolates, cremas, patés, etc.
  6. Su piel: con un pelador, extrae la piel de la naranja (siempre que sea ecológica), evitando la parte blanca. Condimenta con ella tus recetas: les dará un subidón.
  7. Mermeladas: mezcla y tritura a partes iguales dátiles con naranja, sin la parte blanca de la piel. Obtendrás una sabrosa mermelada.
  8. Cremas: tritura zumo de naranja con aceite y azúcar de coco junto a anacardos remojados en agua, lavados y escurridos. Esta crema puede ser el relleno de un pastel.

Elige naranjas de temporada

Aunque algunos nos acostumbramos a comerla durante todo el año, la naranja es principalmente un fruto de finales de otoño y de invierno, aunque algunas variedades alargan hasta la primavera, y es en esas estaciones cuando la encontraremos en su punto y podremos beneficiarnos al máximo de sus bondades.

Existen muchísimas variedades, todas deliciosas. Personalmente prefiero las más jugosas, que suelen ser las denominadas para hacer zumo. Las consumo solas tal cual y también las uso en muchas de mis recetas, como en el Agua de maracuyá, naranja y mente, y en el Superchocolate raw a la naanja

En cuanto a sus propiedades, la naranja es muy conocida por su riqueza en vitamina C, lo que ayuda a fortalecer las defensas de nuestro sistema inmunitario.

Energía digestiva

Su color y contenido en fibra nos aportan también energía estomacal. Es, por tanto, digestiva y depurativa. Incluso su alto porcentaje en minerales nos proporciona, junto a su frescura, muchas ganas de vivir.

Para cualquier momento del día en el que aparece el hambre, comer naranja es un estupendo regalo que puedes hacerte.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?