Prevenir y combatir el insomnio

Qué hacer si tienes insomnio: adaptar el ritmo del sueño

Pablo Saz

El sueño cambia con el tiempo. ¿Cómo adaptarnos al nuevo ritmo para descansar durante la noche y despertarnos con más energía de forma natural?

Los ciclos de sueño y vigilia se consideran a veces como algo fijo y establecido, pero cambian según la edad, las circunstancias sociales y medioambientales, e incluso el estado anímico. Para no sufrir insomnio por la noche conviene adaptarse a estos ritmos del sueño durante el día.

Más despiertos de día para dormir mejor de noche

¿Qué es lo más eficaz que tiene el cuerpo para contrarrestar el insomnio? El sueño. ¿Y qué puede seguir al sueño más profundo? Lo contrario: un insomnio fuerte y prolongado.

Ambos se suceden como una curva sinusoide: lo que hace que una parte sea más alta hará que la otra sea más baja a fin de tender al equilibrio.

El dormir y la vigilia van unidos.

La vigilia se nos brinda así como una herramienta terapéutica para recuperar el sueño.

La vigilia no solo favorece el sueño más profundo, sino que enriquece de alguna manera nuestra experiencia: ayuda a entender la noche, sirve para entrenarse para sobrevivir en situaciones de peligro o adversas, modifica la conciencia, ayuda a valorar el silencio nocturno, a conocer el mundo de la luz y de la sombra, a saber que hay vida en la noche y en el día.

Pero en esta sociedad en la que no se respeta el sueño, es muy difícil que la gente mantenga la vigilia del día. Así se ha formado una sociedad de perezosos que se pasan parte del día con sueño y funcionando como autómatas.

Artículo relacionado

pasiflora 1

7 aliados naturales para dormir mejor

También hay personas que, por no hacer del sueño algo vital y necesario, dormitan durante el día y luego padecen insomnio por la noche. Abusan del sueño y para disfrutar más de él después se hinchan a tomar somníferos.

Al mismo tiempo, las condiciones ambientales, y en concreto las luces artificiales, están alterando nuestro ritmo circadiano. Para evitar esto es preciso, una vez más, dormir bien por la noche y mantenerse despierto durante el día.

Cambiar el ritmo: ¿cómo adaptarse a un nuevo horario de sueño?

Entre profesionales de la medicina y la enfermería, bomberos y camareros, mantenerse en vela forma parte de la profesión: los turnos de guardia y la asistencia de urgencias se realizan en la vigilia nocturna.

Es tan importante dormir y hacerlo bien que provocar un estado de vigilia continuo se ha usado como medio de tortura, el llamado lavado de cerebro. Esta práctica son incapaces de resistirla aun los más aguerridos héroes, pues al cabo de varios días sin dormir se pierde absolutamente la personalidad y decae la voluntad.

Por eso, para entrenarse en la vigilia hay que hacerlo poco a poco, de modo gradual. Se puede comenzar por un día a la semana: acostarse dos horas más tarde y levantarse una hora antes.

Pero antes de practicar la vigilia de noche es necesario practicar el dormir bien y el mantener la vigilia durante el día: controlar el pensamiento y mantenerse relajado sin abandono y activo sin agitación.

No obstante, hay un caso en el que se puede o se debe ejercitar la vigilia: el insomnio. Si se sufre insomnio, no hay que temer la vigilia. Provocarla ayuda con el tiempo a atraer el sueño profundo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?