Hidratante y calmante

Cómo cuidar tu piel con jabón natural hecho en casa

Marcela Burgos

Los buenos jabones artesanales respetan la piel con sus ingredientes naturales. Hacerlos en casa es fácil.

No se sabe muy bien dónde se originó el jabón, pero lleva con nosotros unos dos mil años. La leyenda griega dice que surgió en el monte Sapo, otra que lo inventaron los romanos.

A lo largo del pasado siglo el jabón se fue haciendo cada vez más sintético, con menos jabón natural y más ingredientes y aditivos que causan alergias. Pero los jabones artesanos de aceite de oliva como el de Castilla español, el de Marsella francés o el de Alepo de Siria, se siguen elaborando con métodos tradicionales y ancestrales, conservando las propiedades de sus aceites vegetales.

Actualmente los artesanos jaboneros quieren recobrar el uso tradicional del jabón natural, recuperar el oficio, reivindicar las propiedades naturales y así regresar al origen.

Receta de jabón casero para manos delicadas

Materiales necesarios:

  • Ollita para poner a baño de maría
  • Cuchara de acero inoxidable
  • Atomizador con alcohol de 96 grados
  • Cuchillo y una base de corte
  • Molde de siliconas o de plástico para 200 g

Ingredientes:

  • 200 g de jabón base de glicerina blanco o transparente
  • 2 cucharaditas de avena coloidal (harina de avena)
  • 1 cucharadita de gel de aloe vera
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda

Procedimiento:

  1. Trocea el jabón en partes del tamaño de los cubos de caldos. Ponlos en una olla a baño de maría para que se fundan.
  2. Agrega la cucharada de avena coloidal y el gel de aloe vera. Remueve lentamente mientras el jabón se derrite y para que no se forman grumos, mientras todo se integra.
  3. Una vez derretido sácalo inmediatamente del agua caliente. Espera a que baje un poco la temperatura y agrega por último el aceite esencial de lavanda. Remueve para integrar.
  4. Vierte el jabón en un molde de siliconas. Deja reposar una hora y podrás desmoldarlo.
  5. Una vez desmoldes el jabón, ya lo podrás utilizar. Si tu idea es guardarlo o regalarlo, envuélvelo en celofán o film de alimentos para que no se humedezca y pierda aroma.

Con esta receta conseguirás un jabón con las propiedades del aceite de lavanda, con efectos analgésicos y antisépticos. Ayuda a tratar eccema, infecciones de la piel, dermatitis, cicatrices y heridas gracias a su poder antibacteriano, antiinflamatorio, antiséptico y regenerador. La avena, por su parte, es calmante y emoliente, ideal para tratar eccemas y suavizar.

Los ingredientes básicos para elaborar jabón natural

Se puede hacer jabón artesano con métodos tradicionales usando álcalis, o con otros más modernos que no por ello dejan de ser naturales. Como las bases de jabón natural de glicerina, también llamada "melt & pour soap", es decir, "jabón para fundir y verter".

Esta base puede ser muy natural y contener ingredientes para la piel como manteca de karité, aceite de oliva o aloe vera. O bien puede venir neutra, lista para que tú le agregues los nutrientes que quieras como aceites esenciales que perfumarán el jabón y le aportarán sus propiedades terapéuticas.

Estas bases para elaborar jabones naturales se encuentran en tiendas para manualidades o tiendas online de insumos cosméticos y de jabonería.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?