Más descanso para las embarazadas

¿Por qué ha habido menos partos prematuros durante el confinamiento?

Claudina Navarro

Investigadores europeos se han dado cuenta de que durante los confinamientos, en muchos países, han necido menos bebés prematuros. Más descanso, sueño y atención familiar pueden haberlo favorecido.

Desde que el coronavirus está en las calles, un misterio recorre las unidades de cuidados intensivos neonatales de muchos países: ¿dónde están los bebés prematuros? Estudios realizados en Dinamarca, Irlanda, Estados Unidos y otros países muestra que el número de partos prematuros se ha reducido drásticamente durante la primavera del COVID-19.

Dos equipos de investigadores de Irlanda y Dinamarca, sin comunicarse entre ellos, comenzaron a estudiar el asunto porque ambos detectaron una caída de partos prematuros, especialmente de los casos más tempranos y peligrosos, que prácticamente se desplomaron. Al compartir sus cifras, médicos de otros países confirmaron que estaban viendo el mismo fenómeno, según informa The New York Times.

El número de prematuros ha descendido entre un 25 y un 90 por ciento

Uno de estos doctores fue Roy Philip, neonatólogo en el Hospital de Maternidad de la Universidad de Limerick en Irlanda, que al llegar de sus vacaciones el 12 de marzo se preguntó por qué no se había acabado la leche de fórmula que utilizan para alimentar a los prematuros. El personal del hospital le dijo que no había nacido ni un solo prematuro durante su mes de vacaciones.

Philip decidió comparar los nacimientos entre enero y abril desde 2001 hasta este 2020 y descubrió que los partos prematuros se habían reducido un 25%. En un periodo en que deberían haber nacido al menos tres bebés con muy bajo peso, este año no hubo ninguno. Y la tendencia ha continuado a lo largo de mayo y junio.

El doctor Michael Christiansen y sus colegas en el Statens Serum Institut de Copenhague tuvieron la misma inquietud. Compararon los datos sobre recién nacidos en todo el país desde el 12 de marzo al 14 de abril con el mismo periodo en los cinco años anteriores. El número de prematuros había caído nada menos que un 90%.

Informes similares se han producido desde Canadá hasta Australia, aunque en algunos países parece que no se han producido cambios, lo cual solo añade incógnitas. En España, el pediatra y neonatólogo Hector Boix, Jefe de Servicio de Pediatría en Quirón Salud de Barcelona, afirma que durante el confinamiento "ha habido menos de todo".

El confinamiento ha permitido un mayor descanso a las embarazadas

Por ahora los médicos solo se atreven a especular, utilizando el sentido común, sobre lo que ha sucedido. Algunos sugieren que el bloqueo ha favorecido que las mujeres se hayan quedado en casa, lo que ha reducido los niveles de estrés causados por los desplazamientos y el trabajo. Si esto fuera cierto, este tipo de estrés es más perjudicial para una mujer que el agobio que nos ha causado a todos la pandemia COVID-19.

Los médicos añaden que las mujeres embarazadas han dormido más y han recibido más apoyo de sus familias durante el confinamiento. Las mujeres también pueden haber evitado infecciones que causan parto prematuro. Una gripe, por ejemplo, puede favorecerlo. La contaminación del aire también se ha reducido y se asocia asimismo con los partos antes de tiempo.

Artículo relacionado

nacimientos prematuros termicas

Las centrales térmicas provocan más nacimientos prematuros

El doctor Boix coincide en que es necesario estudiar "si el reposo forzado por el confinamiento ha tenido algo que ver".

Los estudios en marcha podrían llevar a la conclusión de que las mujeres embarazadas necesitan más descanso. Tal vez no se debería esperar hasta el último momento para conceder las bajas por maternidad.

Un embarazo dura alrededor de 40 semanas y cualquier parto antes de las 37 semanas se considera prematuro. Los nacimientos con menos de 32 semanas son especialmente peligrosos porque se asocian a problemas de visión y audición, parálisis cerebral e incluso muerte.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?