Atención a tu hígado

Motivos para tener niveles bajos de colesterol

Dr. Pedro Ródenas

Las causas de tener un colesterol bajo están en tu alimentación. Apuesta por las grasas naturales y elimina los fritos.

Los niveles bajos de colesterol se deben a varios motivos. Uno de ellos puede ser constitucional, a causa de un metabolismo muy activo que lo consume rápidamente, pero también puede estar relacionado con algunas patologías. Por ejemplo, el hipertiroidismo, que acelera el metabolismo en personas con un estado basal más reposado.

En pacientes con insuficiencia hepática o problemas hepáticos, suelen darse cifras bajas de colesterol, ya que la mayor parte se produce en este órgano. En personas con una vesícula llena de cálculos (sería interesante saber si son de oxalato cálcico o de colesterol) y una afectación ganglionar biliar hepática, eso indicarían restos de un proceso hepático anterior.

Estas dos circunstancias podrían hacer pensar que hay cierta relación entre ellas y los niveles bajos de colesterol. Una dieta rica en grasas saturadas y con abundancia de fritos se relacionaría con un colesterol elevado, pero también con un hígado sobrecargado –aunque no se refleje en la alteración de las transaminasas hepáticas–, que tendría problemas en la producción del colesterol.

Artículo relacionado

ensalada de lentejas

Mitos sobre el colesterol que tenemos que desterrar

Una dieta rica en grasas vegetales

Todo esto son teorías que necesitan de un estudio más profundo que descartara problemas tiroideos, hepáticos, etc. Si todo esto es correcto, los niveles bajos podrían ser algo normal. Está claro que el colesterol es necesario: ayuda a formar las membranas celulares, es precursor de muchas hormonas, de la serotonina y de la vitamina D, y participa en funciones como la neurológica.

La cuestión más importante es saber cuáles son los niveles más apropiados y qué proporción del colesterol total es la fracción de HDL o colesterol "bueno". Si esta proporción es superior a la cuarta parte (25%) del total es una cifra adecuada.

Para mejorar la salud se pueden sustituir las grasas saturadas por grasas vegetales, como frutos secos oleaginosos, semillas, aguacates y aceite de oliva de primera presión en frío, y evitar las frituras.

Artículo relacionado

guia-elegir-mejores-grasas

Guía para elegir las mejores grasas y cómo consumirlas

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?