Meditación yoga

Musicoterapia

La música para meditar te cura (de verdad) el corazón

Un científico indio muestra el efecto beneficioso de la música relajante sobre el sistema nervioso y el corazón. La música de yoga podría reducir el riesgo cardiaco.

Claudina Navarro

El doctor Naresh Sen explicó en el Congreso Europeo de Cardiología 2018, celebrado en Múnich, que la música tranquila utilizada para hacer yoga o meditar reduce el miedo y resulta beneficiosa para la salud del corazón.

Para determinar los efectos de la música, el doctor Sen reclutó un grupo de 149 personas sanas con una media de 26 años de edad, que escucharon antes de dormir música de yoga, música pop o silencio.

Los investigadores midieron la variabilidad de la frecuencia cardiaca en tres momentos: 5 minutos antes de la sesión, a los 10 minutos de haber comenzado y 5 minutos después de haber terminado. Antes y después también respondieron un cuestionario para determinar su nivel de ansiedad (con la Escala de Ansiedad de Goldberg) y de sentimientos positivos.

La música de yoga aumenta la capacidad adaptiva del sistema nervioso y reduce el riesgo de accidente cardiaco

Sen dijo que en su hospital, el HG SMS Hospital de Jaipur, en la India, utilizaban la música con resultados positivos y que el estudio había probado el impacto beneficioso sobre la variabilidad de la frecuencia cardíaca.

Señaló a su audiencia de cardiólogos europeos que los indios siempre han creído en el poder de las terapias complementarias, en combinación con los fármacos y otras intervenciones médicas, para tratar las diferentes enfermedades.

Una terapia sencilla, segura y barata

"Escuchar música relajante antes de irse a dormir es una terapia barata y fácil de llevar a la práctica que no puede causar daño", indicó.

La variabilidad de la frecuencia cardiaca fue el marcador elegido para realizar el estudio porque muestra si el sistema nervioso autónomo está preparado para adaptarse a una situación de estado de alerta ("preparado para luchar o huir") o a un escenario de relajación.

Un sistema nervioso adaptativo se asocia con una alta variabilidad de la frecuencia cardiaca. En cambio, la baja variabilidad sugiere poca capacidad de adaptación y se asocia con un incremento del 32-45% en el riesgo de un primer accidente cardiovascular (infarto cerebral o cardiaco).

Reduce la inflamación y el riesgo de enfermedad cardiovascular

Según Sen, la incapacidad del sistema nervioso autónomo para adaptarse a las circunstancias desencadena una serie de procesos inflamatorios que se vinculan con la enfermedad cardiovascular.

También es posible que las personas con baja variabilidad de la frecuencia cardiaca ya tengan una enfermedad cardiovascular no diagnosticada.

El estudio de Naresh Sen mostró que la música de yoga aumentó la variabilidad de la frecuencia cardiaca. En cambio, la pop la disminuyó, y no se modificó durante el silencio.

Menos ansiedad, pensamientos más positivos

En cuanto a los niveles de ansiedad, cayeron después de la música de yoga, mientras que aumentaron significativamente con la música pop y con el silencio.

Además los participantes se sintieron mucho más animados emocionalmente después de la música de yoga.

El estudio ha sido publicado en el European Heart Journal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?