"Dedícate tiempo a ti, a estar solo, y tu vida será mucho más plena"

La psicóloga Nika Vázquez es la autora del libro "Solosofía" (RBA), donde nos descubre la importancia de pasar tiempo en soledad para poder conocernos, cambiar y amarnos con total sinceridad.

nika2
David Rota


¿Buscas momentos para estar contigo mismo? ¿Te gusta estar solo? ¿Disfrutas yendo a comer o al teatro sin más compañía que la tuya? Eres un solósofo, tal y como explica la psicóloga Nika Vázquez en su libro Solosofía (RBA Libros).

Todos conocemos a alguien –puede que seas tú– con quien quedar es casi una misión imposible. Necesitamos planificarlo todo con mucho tiempo porque su agenda siempre está llena de planes: trabajo, familia, deporte, diversión… Sin embargo, ¿te habías parado a pensar qué hay detrás de esa agenda tan apretada? En un gran número de casos, miedo a estar solo.

Además, vivimos en la sociedad de la tecnología y de la comunicación que nos permite estar en contacto con todo el mundo. Literalmente. No importa ni dónde estén esas otras personas, ni siquiera si las conocemos, porque podemos escribirnos, hablarnos y vernos incluso en tiempo real. Esto a priori puede parecer maravilloso, que lo es, pero también tiene su cara B, y es que fomenta que nos alejemos de nosotros mismos.

A continuación, hablamos con la psicóloga Nika Vázquez sobre la importancia de buscar esos momentos de soledad que nos permiten desconectar del ruido exterior y conectar con nuestro interior. El propósito de su libro Solosofía (RBA libros) es que “seas un excelente solista en todos los escenarios de la vida”, y para ello te da las claves para crecer y disfrutar sin apegos ni renuncias. ¿Has mirado tu agenda? Hoy tienes una cita contigo.

–¿Qué es la solosofía?
–Es el arte de conocerse a uno mismo, de disfrutarse a uno mismo y de no tener miedo a hacer actividades solo. Estar solo no es sentirse solo. El vínculo más importante que vamos a establecer en esta vida es con nosotros mismos, porque va a durar toda la vida. Por eso es esencial trabajar en esa armonía interior.

–Sin embargo, cuando escuchas esa palabra es fácil pensar que se refiere a personas que viven solas, sin pareja…
–Es posible, pero el libro va dedicado a todas las personas: con pareja y sin ella, con familia, con amigos, con una vida social súper plena… El objetivo es promover un poquito el hecho de estar solo, sobre todo la gente que vive rodeada de personas y necesita no sentirse culpable por tener esa necesidad.

Dedícate tiempo a ti, a estar solo, y tu vida será mucho más plena. No dediques la vida solo de la piel hacia afuera, vive dentro de ti también porque vas a enriquecer muchísimo más tu vida.

¿Cuáles dirías que son las claves para poder estar solo y disfrutarlo?
–Sobre todo, no tener miedo a conocerse a uno mismo, a observar quién soy, qué traumas tengo y qué heridas llevo dentro. Sin embargo, las personas lo que hacen es estar siempre rodeadas de gente porque tienen miedo a que no les guste lo que descubren en su interior.

Lógicamente, lo que no nos guste podemos cambiarlo, pero si no nos conocemos, ¿cómo vamos a querernos? No podemos querer nada que no conocemos y para eso vamos a empezar con nosotros mismos, porque de ahí parte nuestra autoestima. La solosofía también es un llamamiento a conocernos, disfrutarnos y cambiar lo que no nos guste.

–¿Qué beneficios aporta?
–En primer lugar, conocerte para aumentar la autoestima. Esa para mí es la ventaja esencial. En segundo lugar, romper las dependencias con los demás, ya sea a nivel de pareja, de amigos, de familia…, y sentirte útil, capaz, fuerte y responsable de ti mismo. Y en tercer lugar, disfrutar más de todo lo que te rodea a través de los sentidos: de un paseo, de una película, de una conversación, de una puesta de sol… Con la solosofía somos más capaces de disfrutar de todo eso que nos rodea que es tan fantástico.

¿Cómo se encuentran esos momentos de soledad con las agendas tan apretadas que se tienen hoy en día?
–Pues lo primero es plantearse para qué se tiene la agenda tan ocupada, porque muchas veces nos ocupamos con actividades de ocio, de trabajo, de familia, quizá para eso mismo, para no estar solos. Entonces, ¿por qué huir de uno mismo? Vamos a conocernos un poco más y vamos a tener la necesidad de no huir de nosotros mismos, sino de buscar más espacios para conocernos más y disfrutarnos más.

¿Cuál dirías que el mejor manera de iniciarse en la solosofía?
–Con un ejercicio tan sencillo como es preguntarse: “¿Qué es lo mejor que te ha pasado hoy?”. De esta manera te esfuerzas a hacer un repaso de tu día, con lo cual, ya estás pensando en ti, ya te estás dedicando un tiempo a ti. "¿Cómo me ha ido el día? ¿Cómo me he sentido? ¿Con qué me quedo? ¿Qué es lo que más me ha gustado? ¿Qué me ha enfadado?" Así de sencillo. El reflexionar sobre nosotros mismos Eso también es solosofía.

¿Se confunde la solosofía con la persona solitaria?
–Sí, claro, por supuesto. Por eso este libro es una oda a la búsqueda del equilibrio entre estar con gente y estar con uno mismo. La soledad absoluta es muy insana, porque siempre nos damos la razón, para bien y para mal.

Necesitamos estar con los demás y nutrirnos de lo que nos rodea, ya sea de una conversación, una cena, ir al cine o estar en la naturaleza. Queremos de lo que hay fuera de nosotros para nutrirnos, pero también de lo que hay dentro. Buscar ese equilibrio. Eso es muy importante para la solosofía.

disfrutar soledad aislamiento

LECTURA RECOMENDADA

Cómo disfrutar la soledad

¿Está la sociedad preparada para esta filosofía de vida?
–Yo creo que sí. El otro día leí que el 60% de los matrimonios se divorcian, algo que nos demuestra que a día de hoy el hecho de que una mujer o un hombre decidan no tener pareja o pasen mucho tiempo sin tener pareja no es un problema. Aun así, no hay que olvidar que los comentarios que nos hacen no tienen que ver con nosotros, sino con la manera que tienen los otros de ver el mundo. Por ejemplo, si yo estoy sufriendo porque no tengo pareja, pues seguro que le voy a decir a otro soltero: “¿Por qué no buscas pareja?”

¿Se percibe de la misma manera a los hombres que viven solos que a las mujeres?
–Cada vez hay menos presión para seguir unos cánones y vamos aceptando más otros estilos de vida. Aunque sí es cierto que se sigue ejerciendo más presión sobre las mujeres que sobre los hombres, cuando en realidad nosotras vivimos mejor el hecho de estar sin pareja que ellos.

¿Por qué?
–Porque ellos no suelen tener, hablando en términos generales, vínculos afectivos tan fuertes o intensos como podemos tener las mujeres. Nosotras tenemos amigas y amigos con los que incluso podemos tener vínculos mucho más importantes y fuertes que con la propia pareja. Sin embargo, ellos no. Tienen amigos, pero no ese vínculo de confianza.

Los hombres suelen tener amigas a las que cuentan sus problemas o van al psicólogo, pero no se los explican a sus amigos. Por eso las mujeres viven la soledad mucho más placenteramente.

–¿Solósofo o miedo a establecer vínculos emocionales?
–Usar la solosofía para escudarse en el “yo estoy muy bien así y no quiero vínculos ni compromiso con nadie”, tampoco vale. No me gustaría que la gente lo malinterpretara y lo utilizara de esta manera, porque en realidad nos conocemos mucho más cuando compartimos tiempo con otras personas, ya que cuando estamos a solas los pensamientos y los puntos de vista siempre son los mismos, nos damos la razón.

En cambio, al socializar podemos observar cómo nos afecta ese pensamiento tan diferente que nos han planteado o analizar por qué reaccionamos de una determinada manera ante comentarios concretos. Es necesario encontrar ese punto medio entre estar en contacto con los demás y estar solo para reflexionar, conocernos más y, desde mayor conocimiento, querernos más.

–¿Cómo identificar falsos solósofos?
–“Yo estoy muy bien solo”, “no me quiero volver a complicar” o “paso de volver a vivir lo mismo” son ejemplos de expresiones típicas de personas que no han cerrado las heridas del pasado y se escudan en una insana solosofía. Sin embargo, podemos curar las heridas con ayuda de profesionales y con nosotros mismos para así poder exponernos sin miedo.

–¿En qué medida crees que afectan las App de citas?
–Creo que estas aplicaciones lo que hacen es buscar amores rápidos y caducos, pero sin esencia, porque el 40 % de las parejas se conocen porque alguien los presenta. Es posible que se formen parejas, pero no creo que sea el modo de romper esa vida en solitario.

Rompes tiempo en solitario y pasas espacios y tiempo con alguien, pero no creo que sea el amor o las relaciones que la gente suele buscar, que entendemos como algo que puede llegar a término. Si bien, sí que es verdad que muchas relaciones que se han formado a partir de estas aplicaciones así, aunque no considero que sea el modo de buscar una relación a largo término.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?