Prevención de la COVID-19

¿Puedo eliminar el coronavirus de mi casa con ozono?

Claudina Navarro

Los pequeños ozonificadores domésticos no son adecuados para eliminar el nuevo coronavirus en una casa habitada.

Los sistemas ozonificadores del aire han demostrado su eficacia para eliminar el coronavirus SARS-CoV-1 y es prácticamente seguro que son igualmente eficaces con el SARS-CoV-2, causante de la actual pandemia del COVID-19, pero no existen estudios científicos que lo hayan confirmado al cien por cien.

Además, aunque el ozono se utiliza profesionalmente para desinfectar lugares tan dispares como los quirófanos o los taxis, no parece buena idea comprarse un ozonificador para desinfectar el hogar o un pequeño local comercial porque si no se utiliza bien el ozono puede resultar muy dañino para las personas.

El ozono es un gas compuesto por tres moléculas de oxígeno que se encuentra en pequeña concentración en las capas bajas de la atmósfera y en mayor concentración en las altas. Sin el ozono que purifica el aire y filtra la radiación solar no sería posible la vida en la tierra. Por eso nos asustamos cuando aparecieron los agujeros en la capa de ozono, un problema que parece estar solucionándose.

En la atmósfera, el ozono aparece como consecuencia de las reacciones provocadas por los rayos, y también procede de emisiones terrestres. Los aparatos que generan ozono imitan precisamente esta acción de los rayos a pequeñísima escala. Son los ozonificadores.

Artículo relacionado

Mujer lavándose las manos con jabón

26 medidas para prevenir el coronavirus dentro y fuera de casa

Los ozonificadores no son recomendables en el hogar

Uno de los problemas con el ozono es que se trata de un gas muy oxidante, muy reactivo, que en concentraciones mínimas, por encima del estrecho margen de seguridad, puede causar problemas de salud. Puede producir hipersensibilidad bronquial, respuesta inflamatoria en el tejido respiratorio y edema pulmonar, con síntomas como tos y dificultades para respirar.

También reduce la capacidad del cuerpo para hacer frente a las infecciones respiratorias, algo que ahora nos interesa menos que nunca. A concentraciones más altas, puede producir fatiga extrema, mareo, insomnio, daños en los riñones y deficiencia de oxígeno en la sangre.

Una dosis peligrosa

Por esa razón, muchos países han establecido un límite de exposición de 8 horas a 70 ppb (partes por billón) de ozono. En la Unión Europea, este límite es aún más bajo. El problema con un aparato doméstico es que es muy difícil determinar constantemente la concentración en el aire y existe el riesgo de sobrepasar los límites seguros.

Por otra parte, la concentración de ozono para eliminar los virus está por encima de este límite. Por tanto, estos aparatos no son útiles ni seguros para hogares habitados. Sí, en cambio, son útiles en manos de profesionales con sistemas sensibles de medición que actúan temporalmente en espacios vacíos como un quirófano o una clínica veterinaria. De hecho, según la legislación española, la desinfección con ozono solo puede ser realizada por empresas registradas.

La Agencia de Alimentos y Medicación de los Estados Unidos ha comunicado expresamente que los ozonificadores de aire y "saunas de ozono" no tienen cabida en el tratamiento de la COVID-19.

Para limpiar el hogar es suficiente con las rutinas de higiene habituales con alguna medida añadida, como la limpieza de las superficies metálicas y de plástico que se tocan con las manos con agua oxigenada o con una mezcla de agua y alcohol. Una buena ventilación es otro aspecto esencial de la prevención.

Artículo relacionado

Mujer lavándose las manos con jabón

26 medidas para prevenir el coronavirus dentro y fuera de casa

¿Qué es la ozonoterapia?

No hay que confundir el uso del ozono para desinfectar el aire con la ozonoterapia, que consiste en tratar con ozono una pequeña cantidad de sangre del paciente para introducirla de nuevo en su circulación.

Esta terapia ha sido utiliza experimentalmente, con buenos resultados preliminares, en pacientes de COVID-19 en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza y en el Hospital Universitario Santa María della Misericordia de Udine.

Referencia:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?