Panes caseros

Dos panes "sin", uno sin trigo ni levaduras y otro sin levadura

Claudina Navarro

Si necesitas un pan sin harina, sin gluten o sin levadura te proponemos dos recetas muy sabrosas. Son fáciles de preparar y gustan a todo el mundo.

Hay personas que no pueden consumir el pan de harina convencional porque sufren intolerancias o alergias alimentarias al trigo o a la levadura. Por eso te proponemos dos recetas "sin", una de ellas sin harina ni ningún tipo de levadura y la otra simplemente sin levadura.

La intolerancia al gluten es más frecuente, pero también existe una alergia a la levadura del pan que se puede confundir con la sensibilidad al gluten. De todas formas, la alergia a la levadura es muy poco frecuente.

El pan sin gluten ni levadura

El pan sin gluten tiene un sabor delicioso, jugoso y ligeramente anuezado. Puedes hornearlo fácilmente tú misma. Se basa en avena, agua, cáscaras de psyllium, sal, nueces y semillas. No necesitas levadura ni masa madre para elaborarlo.

Puedes decidir qué frutos secos y semillas utilizar. Son adecuadas, por ejemplo las avellanas, las almendras, las nueces, las semillas de calabaza, las semillas de sésamo, las semillas de lino y las semillas de girasol.

Artículo relacionado

pan crudivegano

Pan crudivegano sin horno ni levadura

Cuando se trata de ingredientes, presta atención a la calidad ecológica y al origen regional. Al hacerlo, apoyas la agricultura ecológica que prescinde de fertilizantes y pesticidas químicos sintéticos y utiliza los recursos naturales con cuidado.

Además, los ingredientes regionales no han requerido de grandes cantidades de energía para su transporte, fuente de emisiones en CO2.

Pan sin gluten con nueces y semillas

Ingredientes:

  • 100 g de avellanas
  • 120 g de copos de avena sin gluten certificada
  • 150 g de semillas de girasol
  • 90 g de semillas de lino trituradas
  • 35 g de semillas de chía
  • 20 g de cáscaras de psyllium molidas
  • 1 cucharadita de sal
  • 400 ml de agua
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de sirope de remolacha

Preparación:

  1. Corta las avellanas por la mitad con un cuchillo afilado. Luego pon todos los ingredientes secos en un bol y mézclalos bien.
  2. Ahora pon todos los ingredientes húmedos en otro tazón y revuélvelos también.
  3. Vierte la mezcla de agua, aceite y jarabe sobre los ingredientes secos y mezcla todo en una pasta espesa.
  4. Deja reposar la masa durante al menos dos horas.
  5. Después de dos horas, pon la masa en un molde rectangular engrasado. Opcionalmente, puedes poner algunas semillas sobre el pan.
  6. Hornea el pan a 180 grados durante 25 minutos.
  7. Transcurrido el tiempo, retira con cuidado el pan del molde y vuelve a hornearlo sin molde otros 30 minutos en la bandeja o la rejilla.
  8. El pan estará listo tan pronto como suene hueco en la parte inferior al golpearlo.
  9. Deja que se enfríe completamente antes de cortarlo.

Artículo relacionado

pan-de-almendras

6 panes crudos que no se hacen al horno

Pan de soda sin levadura

El pan de soda, llamado "soda bread" en su tierra natal, es un clásico en las panaderías irlandesas. Aquí te mostramos una receta sencilla y rápida de este que no necesita levadura y se elabora con solo cuatro ingredientes.

Receta pan de soda

Ingredientes:

  • 500 g de harina de espelta
  • 500 ml de suero de leche ecológico (puedes comprarlo hecho o hacerlo tu misma)
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de sal

Para hacer el suero de leche:

  • 500 ml de leche entera de vaca o de leche de soja
  • El zumo de un limón

Artículo relacionado

Panes y quesos raw

Panes sin trigo y quesos sin lácteos: una alternativa saludable

Elaboración:

  1. Para hacer el suero de leche, vierte el zumo de limón en la leche y remueve la mezcla. Deja que repose 10 minutos.
  2. Transcurrido el tiempo, cuela la leche, que tendrá una consistencia grumosa, con un colador; de esta manera separarás completamente la nata
  3. Ya lo puedes utilizar, aunque será mejor si lo dejas tapado dos días en la nevera antes de emplearlo.
  4. Precalienta el horno a 200 ºC de temperatura.
  5. Pon la harina en un bol y mézclala con el bicarbonato de sodio y la sal. Luego, vierte lentamente el suero de leche sobre la harina mientras revuelves la mezcla con un tenedor.
  6. Coloca la masa sobre una superficie de trabajo enharinada. Amásala brevemente con las manos. No la trabajes demasiado tiempo, solo hasta que hayas formado una bola de masa suave y lisa. Si la masa está demasiado húmeda y pegajosa, solo necesitarás agregar un poco más de harina.
  7. Forma un pan redondo con la masa y colócalo en una bandeja forrada con papel de horno. Usa un cuchillo afilado para marcar una cruz en la superficie.
  8. Hornea el pan de soda en el horno precalentado durante unos 25 a 35 minutos. Estará listo cuando la corteza está dorada y el fondo suene hueco cuando lo golpees.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?