Propiedades antivíricas

12 plantas para reforzarse contra el coronavirus

Claudina Navarro

La naturaleza nos brinda muchos tesoros. Hay plantas con potentes efectos antivirales que ahora más que nunca nos pueden ser de gran ayuda. Descubre cuáles son.

Desde la antigüedad, las plantas medicinales y aromáticas se han utilizado como tratamientos naturales para diversas enfermedades, incluidas las infecciones virales gracias a su concentración de potentes compuestos vegetales.

Entre las plantas destacan las que han sido utilizadas en los hospitales chinos con enfermos infectados con SARS-CoV-2, como la menta, la regaliz y el astrágalo.

12 plantas con una potente actividad antiviral

Estas hierbas se pueden tomar en infusión, tintura o cápsulas. Muchas son comunes en las regiones mediterráneas y se pueden usar también en la cocina como la albahaca, la salvia y el orégano.

1. Orégano

El orégano es una planta de la familia de la menta, conocida desde la antigüedad por sus impresionantes cualidades medicinales. Contiene compuestos vegetales como el carvacrol conpropiedades antivirales.

En un estudio tanto el aceite de orégano como el carvacrol aislado redujeron la actividad del norovirus murino (MNV) en los 15 minutos posteriores a la exposición.

El MNV es altamente contagioso y es la causa principal de la gripe estomacal en humanos. Es muy similar al norovirus humano.

También se ha demostrado que el aceite de orégano y el carvacrol exhiben actividad antiviral contra el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1); contra los rotavirus, una causa común de diarrea en bebés y niños y econtra l virus sincitial respiratorio (VSR), que causa infecciones respiratorias.

Para beneficiarte de sus propiedades puedes añadirlo a las comidas, sobre todo a las salsas de tomate.

2. Salvia

También es miembro de la familia de la menta. Es una planta aromática que se ha utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional para tratar infecciones virales.

Las propiedades antivirales de la salvia se atribuyen principalmente a compuestos llamados safficinólidos y salvia, que se encuentran en las hojas y el tallo de la planta.

La investigación en laboratorio in vitro indica que esta hierba puede combatir el virus de inmunodeficiencia humana tipo 1 (VIH-1), que puede conducir al SIDA. Este estudio únicamente sugiere el posible uso de extractos de salvia como desinfectante tópico. No valora el efecto por vía interna.

También se ha demostrado que la salvia combate el HSV-1 y el vesiculovirus de Indiana, que infecta a animales de granja como caballos, vacas y cerdos.

Puedes tomar de 4 a 6 gramos de hojas de salvia en infusión, tres veces al día

3. Albahacas

Hay muchos tipos de albahaca, incluidas las variedades dulces o la "sagrada" de la India, que pueden combatir ciertas infecciones virales.

Por ejemplo, en un estudio in vitro se descubrió que los extractos de albahaca dulce, que contienen compuestos como la apigenina y el ácido ursólico, exhibían potentes efectos contra el virus del herpes, la hepatitis B y el enterovirus.

Se ha demostrado que la albahaca sagrada, también conocida como tulsi, aumenta la inmunidad, lo que puede ayudar a combatir las infecciones virales.

En un estudio de 4 semanas en 24 adultos sanos, la suplementación con 300 mg de extracto de albahaca sagrada aumentó significativamente los niveles de células T auxiliares ("T helpers") y células asesinas naturales ("natural killers"). Estas células inmunes ayudan a proteger y defender el cuerpo frente a las infecciones virales.

4. Hinojo

El hinojo es una planta con sabor a regaliz que puede combatir ciertos virus. Un estudio in vitro mostró que el extracto exhibía fuertes efectos contra el virus del herpes y la parainfluenzatipo 3, que causa infecciones respiratorias en el ganado.

Además, el trans-anetol, el componente principal del aceite esencial de hinojo, ha demostrado poderosos efectos antivirales contra el virus del herpes.

Según datos obtenidos en investigación animal, el hinojo también puede estimular el sistema inmunológico y disminuir la inflamación, lo que también puede ayudar a combatir las infecciones virales.

El hinojo puede tomarse en infusión, para hacerla tomar una cucharadita de frutos de hinojo recién machacados y cubrir con 150ml de agua hirviendo. Se dejan reposar entre 10 y 15 minutos. Se pueden tomar dos o tres tazas al día.

4. Ajo

El ajo es un remedio natural popular para una amplia gama de afecciones, incluidas las infecciones virales.

Según un estudio reciente, realizado por investigadores vietnamitas, los 17 compuestos azufrados presenten en el ajo inhiben las proteína ACE2 en las células humanas y enzimas del virus SARS-CoV-2, lo que podría reducir su capacidad infectiva.

Estudios anteriores habían probado que el ajo puede tener actividad antiviral contra la gripe A y B, VIH, HSV-1, neumonía viral y rinovirus, que causa el resfriado común.

Los estudios en animales in vitro indican que el ajo mejora la respuesta del sistema inmunitario al estimular las células inmunes protectoras, que defienden contra las infecciones virales.

Para beneficiarse de sus propiedades, el ajo se puede incluir con facilidad en multitud de recetas cotidianas.

5. Menta

Se sabe que la menta tiene poderosas cualidades antivirales y se agrega comúnmente a los tés, extractos y tinturas destinados a tratar las infecciones virales de forma natural.

Sus hojas y aceites esenciales contienen componentes activos, como mentol y ácido rosmarínico, que tienen propiedades antivirales y actividad antiinflamatoria.

En un estudio in vitro, el extracto de hojas de menta exhibió una potente actividad antiviral contra el virus sincitial respiratorio (VSR) y disminuyó significativamente los niveles de compuestos inflamatorios.

Para preparar una infusión de menta se deben tomar entre 2-3 cucharaditas cubrirlas con 150 ml de agua y dejarla reposar diez minutos y beberlas tres veces al día.

6. Romero

El romero tiene aplicaciones terapéuticas debido a sus numerosos compuestos vegetales, incluido el ácido oleanólico.

El ácido oleanólico ha mostrado actividad antiviral contra los virus del herpes, el VIH, la gripe y la hepatitis en estudios con animales e in vitro. Además, el extracto de romero ha demostrado efectos antivirales contra el virus del herpes y la hepatitis A, que afecta al hígado.

El romero se puede usar en la cocina para aromatizar todo tipo de platos. También se puede hacer una infusión con una cucharadita de planta seca y 150 ml de agua hirviendo, dejándola reposar 15 minutos.

7. Saúco

El saúco es un arbusto que pertenece a la familia de las caprifoliáceas. Las bayas de saúco se convierten en una variedad de productos, como tónicos, píldoras y zumos que se usan para tratar naturalmente infecciones virales como la gripe y el resfriado común.

Un estudio en ratones determinó que el jugo concentrado de saúco suprimía la replicación del virus de la influenza y estimulaba la respuesta del sistema inmunitario.

Además, en una revisión de 4 estudios con 180 personas, se descubrió que los suplementos de saúco reducen sustancialmente los síntomas de las vías respiratorias superiores causados ​​por infecciones virales.

La infusión de flores de saúco se prepara entre 2-3 cucharaditas de flores desecadas cobre las que se vierten 150ml de agua hirviendo. Se deja reposar entre 5 y 10 minutos y se bebe varias veces al día sobretodo en la segunda mitad de la jornada.

Artículo relacionado

sauco-usos

El saúco, la planta que no tiene desperdicio

8. Regaliz

El regaliz se ha utilizado en la medicina tradicional china y otras tradiciones terapéuticas naturales durante siglos.

Es una de las plantas que se han utilizado en los hospitales chinos dentro del tratamiento protocolario oficial de los enfermos infectados con SARS-CoV-2. Los estudios habían probado su utilidad ante virus respiratorios y su acción antivírica se había comprobado en laboratorio.

La glicirricina, la liquiritigenina y la glabridina son solo algunas de las sustancias activas en el regaliz que tienen poderosas propiedades antivirales.

Para preparar la infusión se tomarán de 1 a 2 cucharaditas de raíz seca y 150 ml de agua hirviendo. Hay que dejar reposar 10-15 minutos. Se puede tomar una taza después de las comidas.

Las embarazadas no deben consumir regaliz y no hay que tomarla durante más de seis semanas seguidas, pues en algunas personas puede provocar hipertensión, edemas y potenciar el efecto de los diuréticos.

9. Astrágalo

El astrágalo es una hierba con flores popular en la medicina tradicional china. Cuenta con polisacáridos con importantes cualidades antivirales y potenciadores inmunitarias.

Es otra de las plantas utilizadas en China en el tratamiento de los enfermos afectados por la COVID-19.

Los estudios in vitro y en animales muestran que el astrágalo combate el virus del herpes, la hepatitis C y el virus de la gripe aviar H9 y sugieren que puede proteger los astrocitos, el tipo de célula más abundante en el sistema nervioso central.

Se recomiendan de 4 a 7 gramos diarios de la raíz de la planta por adulto. Es conveniente elegir presentaciones en extracto que concentren está cantidad de planta.

10. Jengibre

Los productos de jengibre, como elixires, tés y pastillas, son remedios naturales populares, y por una buena razón. Se ha demostrado que el jengibre tiene una impresionante actividad antiviral gracias a su alta concentración de potentes compuestos vegetales.

La investigación en probeta demuestra que el extracto de jengibre tiene efectos antivirales contra la gripe aviar, el VSR y el calicivirus felino (FCV), que es comparable al norovirus humano.

Además, se ha descubierto que los compuestos específicos en el jengibre, como los gingeroles y la zingerona, inhiben la replicación viral y evitan que los virus entren en las células huésped.

Para hacer una infusión se toman dos o tres rodajitas de raíz fresca y se dejan infusionar entre 5-10 minutos. Tomar una taza antes de las comidas.

11. Ginseng

El ginseng es la raíz de las plantas de la familia Panax. Utilizado durante mucho tiempo en la medicina tradicional china, se ha demostrado que es particularmente eficaz en la lucha contra los virus.

En estudios en animales e in vitro, el extracto de ginseng rojo coreano ha exhibido efectos significativos contra el VSR, el virus del herpes y la hepatitis A.

Además, los compuestos en el ginseng llamados ginsenósidos poseen efectos antivirales contra los norovirus y los coxsackievirus, que están asociados con varias enfermedades graves, incluida la meningoencefalitis.

Para tomarlo, la mejor opción son las cápsulas con extracto en polvo, en la dosis que indique el fabricante.

12. Diente de león

El diente de león es una mala hierba que se encuentra fácilmente por el campo.

La investigación in vitro indica quepuede combatir la hepatitis B, el VIH y la gripe.

Además, una prueba estudio in vitro señaló que el extracto de diente de león inhibía la replicación del dengue, un virus transmitido por mosquitos. Esta enfermedad, que puede ser fatal, desencadena síntomas como fiebre alta, vómitos y dolor muscular.

Para hacer la infusión se toma 1 cucharada de raíz seca y se deja infusionar 10 minutos en 150 ml de agua. Hay que beber tres tazas al día antes de las comidas.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?