Estornudar es una función protectora de las vías respiratorias, cuyo objetivo es limpiar la nariz de cuerpos extraños, partículas de suciedad y virus.

Pero a veces el cuerpo también desencadena esta función protectora en respuesta a estímulos que no son necesarios. Es lo que le sucede a alrededor del 25% de las personas cuando miran al sol o a una luz brillante y se denomina "reflejo fótico del estornudo".

¿Eres un estornudador solar?

Aunque las causas de los estornudos al sol no están totalmente comprobadas, existen algunas pistas.

Parece ser que es probable una herencia genética del reflejo, lo que sugiere que el estornudo fótico es una pequeña diferencia determinada biológicamente en algunos cuerpos humanos. Se cree que los estornudos solares tienen que ver con dos nervios situados en la cabeza:

  • El nervio trigémino se encuentra en la cara y tiene tres ramas, que se encargan de la zona de la frente, la mandíbula superior e inferior y la nariz. El nervio trigémino también juega un papel importante al estornudar.
  • Otro nervio probablemente responsable de los estornudos al sol es el nervio óptico, que transmite estímulos desde el ojo al cerebro.

En el caso de los estornudadores solares, se supone que el nervio trigémino y el nervio óptico están excepcionalmente cerca uno del otro, por lo que se produce una especie de cortocircuito, el estímulo provocado al mirar la luz del sol salta al nervio trigémino, que a su vez interpreta esta estimulación como un motivo para estornudar.

Estornudar con el sol como reacción parasimpática

Otra teoría es que una reacción parasimpática desencadena el reflejo del estornudo fótico. El sistema nervioso parasimpático participa en acciones involuntarias relacionadas con la respuesta de relajación, como la ralentización de la respiración o del ritmo cardíaco.

Los científicos sospechan que la luz del sol irrita al sistema nervioso parasimpático, que desencadena la respuesta involuntaria del estornudo con la siguiente lógica: cuando el sol ciega los ojos, el sistema nervioso parasimpático automáticamente da la orden de producir lágrimas para evitar que el ojo se seque; si esta reacción es muy pronunciada y también afecta a la mucosa nasal, puede provocar el reflejo fótico del estornudo.

¿Qué hacer si eres uno de los afectados?

La mayoría de las personas con reflejo de estornudo fótico estornudan un máximo de tres veces en un período de 20 segundos o menos.

El reflejo fótico del estornudo es una de las muchas anomalías inofensivas que pueden ocurrir en el cuerpo, al igual que a algunas personas el cilantro les sabe a jabón o a otras les huele mal la orina después de consumir espárragos.

Las gafas de sol no pueden hacer mucho. Si tienes un reflejo fótico de estornudo particularmente fuerte, vale la pena tener especial cuidado en los días soleados: prepárate para estornudar al salir de un túnel en bicicleta o en coche, porque podría ser peligroso si cierras los ojos instintivamente mientras estornudas.

Más allá de eso, dado que estornudar también es una función protectora natural del cuerpo, el reflejo de estornudo ligero presenta pocos riesgos.

¿Deberías reprimir los estornudos?

No hace falta  reprimir los estornudos, ya que son una función completamente normal de tu cuerpo. Si se reprimen, la presión generada, se dirige hacia el interior y puede crear un exceso de presión en el oído.

Cómo evitar los estornudos

Si quieres intentarlo, existe un curioso truco para evitar los estornudos. Consiste en hacerse cosquillas en el paladar con la punta de la lengua. Después de unos 5 a 10 segundos, la necesidad de estornudar puede desaparecer.

Otro método con la lengua consiste en presionar la lengua con fuerza contra los dos dientes incisivos hasta que pase la necesidad de estornudar.