Después del coronavirus

¿Por qué los niños están teniendo infecciones respiratorias en pleno verano?

En pleno verano las urgencias y camas hospitalarias se están llenando de bebés y niños pequeños con infecciones respirtorias que no son el COVID. ¿Qué está ocurriendo?

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Según los sistemas de vigilancia epidemiológica, están aumentando los casos de infecciones respiratorias fuera de temporada en bebés y niños. Algunas de estas infecciones son debidas al virus sinticial respiratorio (VSR), típicamente de invierno, que puede provocar problemas graves en bebés menores de 6 meses.

También hay más casos de catarros y anginas por otros virus y gastroenteritis, según declaraciones a 20minutos de la jefa de Urgencias Pediátricas del Hospital Gregorio Marañón en Madrid, Paula Vázquez.

La situación puede ser una consecuencia de una falta de inmunidad adquirida hacia el VSR, debido al uso de mascarilla, la distancia social y el lavado de manos frecuente, en los niños nacidos después de marzo de 2020.

Los bebés y niños no se han infectado y, además, su sistema inmunitario no ha madurado como normalmente lo hacen a su edad. Como consecuencia, en algunos niños aparecen complicaciones que pueden exigir ventilación mecánica, sobre todo si hay enfermedades previas.

¿Qué es el virus sincitial respiratorio?

El virus sincitial respiratorio causa infecciones del tracto respiratorio superior e inferior y provoca síntomas que recuerdan a un resfriado leve o, si el curso es más severo, pueden aparecer neuomonías y bronquiolitis.

De cada 100 niños menores de seis meses que sufren la enfermedad, uno o dos necesitan ser hospitalizados y es posible que necesiten un ventilador mecánico.

Hasta ahora, el virus no ha sido un problema para los niños sanos sin enfermedades previas. Prácticamente todos los niños han tenido al menos una infección por VSR a la edad de 2 años.

Cuanto más joven es un bebé cuando entra en contacto con el VSR, más grave puede ser la infección. Sin embargo, si la madre ya tenía un sistema inmunológico fuerte, puede proteger a su hijo durante las primeras 4 a 6 semanas especialmente sensibles.

Ahora es probable que las medidas anticoronavirus produzcan como resultado un sistema inmunitario inmaduro en muchos adultos, que no pueden transmitir la misma protección al bebé.

¿Cuales son los síntomas de VSR?

  • En los bebés menores de seis meses, los síntomas incluyen irritabilidad, falta de apetito, apatía y sibilancias durante el sueño.
  • Los bebés mayores y los niños pueden presentar secreción nasal y disminución del apetito, tos durante 1-3 días, estornudos, fiebre y, a veces, sibilancias.
  • En los adultos, la enfermedad puede manifestarse con mucosidad, dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, fatiga y fiebre.

Las infecciones están empeorando

La pandemia COVID-19 y las imprescindibles medidas tomadas para combatirla han creado una situación inédita. Los niños contraen infecciones respiratorias en verano y su desarrollo inmunitario se ha visto alterado. ¿Cuáles pueden ser las consecuencias?

El profesor Michael Baker, epidemiólogo, lo explica en The Guardian utilizando una metáfora: "si pasan uno o dos años sin que se produzca un incendio en el monte, entonces hay mucha maleza que vuelve a crecer y cada incendio que se avecina será peor. Está pasando algo algo similar con los niños”.

En los últimos meses los niños han sufrido menos infecciones, no porque estuvieran increíblemente sanos, sino porque no han tenido contacto con patógenos. Ahora están experimentando, sobre todo los bebés nacidos durante la pandemia, su primer contacto real con algunos virus y en algunos casos les está resultando difícil superarlos.

Que los niños no hayan contraído gripes ni resfriados durante la pandemia ha sido bueno en primera instancia, porque se ha aliviado la carga de trabajo de los sistemas de salud, pero se va a crear un déficit de inmunidad que puede crear problemas a largo plazo, según científicos franceses.

La organización colegial de médicos de Australia prevé que si se levantan las medidas de control de la pandemia, el próximo otoño la temporada de gripe puede ser muy severa.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?