Alimentos y plantas medicinales

Aliados naturales para prevenir el cáncer de mama

Claudina Navarro

La naturaleza pone a nuestra disposición alimentos y plantas que pueden ayudar en el tratamiento oncológico

No hay un remedio milagroso natural o farmacológico para prevenir el cáncer de mama ni ningún otro. La prevención consiste en tomar una serie de medidas que incorporamos a nuestra vida diaria. No fumar, no beber alcohol en exceso y evitar los ambientes contaminados son estrategias esenciales. Además podemos realizar una buena selección de alimentos, realizar ayunos de tanto en tanto y contar con la ayuda de las plantas medicinales.

Los 8 alimentos que mejor previenen el cáncer

A partir de los informes sobre dieta y cáncer del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF), el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer (AICR) y la Organización Mundial de la Salud, se puede elaborar una lista con los 8 alimentos vegetales que proporcionan más beneficios.

  1. Arándanos: contienen antocianinas, ácido elágico y urolitinas que disminuyen las lesiones en el ADN debidas a los radicales libres.
  2. Crucíferas (coles): disminuyen la inflamación e inactivan compuestos cancerígenos. Su ácido fólico protege el ADN.
  3. Cereales integrales: contienen lignanos que reducen la inflamación y los marcadores de crecimiento. Reducen el riesgo de cáncer de mama posmenopáusico.
  4. Legumbres: el consumo regular se asocia con incidencia menor de cáncer de mama, próstata y colon. Lentejas, garbanzos y alubias rojas son las más efectivas.
  5. Semillas de lino: en estudios con animales se ha podido comprobar que disminuyen las metástasis del cáncer de mama. Aportan omega-3, fibra y fitoestrógenos.
  6. Soja y sus derivados: el consumo moderado de isoflavonas a través de alimentos como el tofu regula el sistema hormonal con efectos preventivos sobre el cáncer de mama.
  7. Té verde: aporta galato de epigalocatequina, uno de los polifenoles antioxidantes dietéticos más potentes. Estudios epidemiológicos relacionan su consumo con menor incidencia de cánceres de mama, próstata, colon y recto.
  8. Cúrcuma: es antiinflamatoria y podría reducir el crecimiento tumoral. Para potenciar su efecto se toma junto con aceite y pimienta.

Artículo relacionado

prevenir cáncer alimentación

10 estrategias para prevenir el cáncer

Los ayunos favorecen el recambio celular

La restricción calórica y el ayuno intermitente reducen la inflamación, la concentración de ciertas hormonas metabólicas, el estrés oxidativo y la proliferación celular.

Además aumentan la autofagia (eliminación de células dañadas) y la reparación del ADN, según los trabajos del doctor Valter Longo. Las doctoras Teresa Lajo, del Hospital Universitario Moncloa (Madrid) y Mayca González, experta en nutrición ortomolecular, explican los diferentes tipos de ayuno:

  • Semiayuno diario. Consiste en no realizar ninguna ingesta durante 12 horas al día. Esto se consigue cenando a las 20h y desayunando a las 8h30. Este periodo se puede ampliar a 14 y 16 horas para conseguir efectos mayores..
  • Ayuno semanal. Se ayuna un día completo de cada siete. Otra versión de este tipo de ayuno propone ayunar dos días a la semana (lunes y jueves, por ejemplo) separados por dos o tres días en los que sí se come.
  • Ayuno 2/30. La ausencia de ingesta se alarga durante 2 días seguidos cada mes (algunos autores proponen 3) . Sin embargo, no existe suficiente consenso científico sobre los beneficios de los ayunos que duran más de 24 horas. Hay que tener en cuenta que en el ayuno prolongado aumenta el riesgo de sufrir deficiencias.

Plantas que te desintoxican

Eliminar las toxinas ambientales y las que produce el propio metabolismo es parte esencial de la prevención. Las plantas medicinales que actúan sobre el hígado o los riñones son una gran ayuda.

  • Silybum marianum. El cardo mariano contiene silimarina, que favorece la regeneración y funcionamiento del hígado. También posee propiedades anticancerígenas. Se pueden tomar las semillas trituradas en agua (espera 15 minutos antes de tomarlas).
  • Taraxacum officinale. El diente de león favorece la función depurativa del hígado y la eliminación de líquido. Puedes hacer infusión con las hojas o consumirlas como ingrediente en ensaladas.
  • Hongos. Existen una variedad de especies con efectos inmunomoduladores y prebióticos. Destacan el reishi, la cola de pavo, la melena de león, la maitake y los shiitake. Pueden tomarse como ingrediente culinario o como suplemento nutricional.

Para saber más:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?