Prevenir la COVID-19

¿Qué cuidados hay que tener en los aseos públicos?

Claudina Navarro

Científicos chinos han publicado un informe que alerta de los riesgos que se corren al utilizar este tipo de instalaciones. Con las medidas adecuadas se puede hacer con seguridad.

Los baños públicos son un lugar de riesgo para la transmisión del virus SARS-CoV-2, según una investigación realizada por científicos chinos, cuyos resultados han sido publicados en la revista Physics of Fluids. Los investigadores examinaron cómo pequeñas partículas suspendidas se distribuyen en el aire cada vez que se descarga un inodoro y concluyen que es posible que otras personas inhalen nubes de aerosol contaminadas con virus. Estudios anteriores habían demostrado que las heces de las personas infectadas pueden contener material de coronavirus.

Cerrar la tapa antes de tirar de la cadena

Los físicos de la Universidad de Yangzhou utilizaron modelos informáticos detallados para rastrear las corrientes de agua y aire que surgen cuando se realiza la descarga de agua con diferentes tipos de inodoros. En consecuencia, se generan vórtices en el inodoro, que se elevan en forma de nubes de aerosol sobre la taza, hasta una altura de poco menos de un metro, por lo tanto se pueden inhalar o depositar en las superficies.

Los aerosoles son una mezcla de partículas suspendidas sólidas o líquidas en el aire. Las pequeñas gotas del tamaño de un micrómetro pueden flotar en el aire durante más de un minuto, como explican los investigadores. Se vio además que en los inodoros con 2 entradas de agua, los aerosoles volaron aún más rápido.

Artículo relacionado

Mujer lavándose las manos con jabón

26 medidas para prevenir el coronavirus dentro y fuera de casa

"Se puede suponer que esta velocidad será aún mayor si un inodoro es usado con mucha frecuencia, por ejemplo un inodoro familiar o público en una lugar con gran densidad de personas", explica el coautor Ji-Xiang Wang.

La solución al problema es tan simple como cerrar la tapa del inodoro antes de realizar la descarga de agua. Sin embargo, muchos inodoros en espacios públicos, especialmente en los Estados Unidos, no tienen tapa.

Las heces como fuente de contagio de la COVID-19

El coronavirus de la COVID-19 se encuentran en al menos el 41 por ciento de los pacientes infectados, como ha probado un estudio publicado en la revista JAMA Network Open. Sin embargo, los virus son raramente viables: solo se encontraron virus con capacidad de infección en 2 de 153 muestras.

Por lo tanto, en los retretes, sobre todo en los públicos, infectarse a partir de las heces es poco probable. El mayor riesgo se encuentra en que son espacios cerrados, pequeños y a menudo muy frecuentados donde el virus puede permanecer en el aire.

Virólogos como Clemens Bendtner, que trabaja con Christian Dronten, principal asesor del gobierno alemán para la pandemia, recomiendan no sentarse en inodoros públicos, utilizar mascarilla y lavarse las manos antes y después.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?