En la consulta

Un entorno de salud influye en la curación

Un buen trato con el paciente y la correcta elección del lugar para realizar el tratamiento puede ser tan determinante en el éxito como la propia medicación.

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Si bien para la curación el médico debe estar seguro del diagnóstico y tratamiento, aún es más importante que esa seguridad la tenga el paciente: que confíe en la fuerza curativa de su organismo, y que sepa que está en el lugar idóneo para sobrevivir al problema o enfermedad.

Muchos son los factores que influyen en que un entorno sea o no adecuado para recuperar la salud.

  • Uno de ellos es la relación del médico con el enfermo, en la que debe haber comunicación, empatía y compasión amorosa. La relación ha de ayudar a eliminar las emociones negativas y a crear optimismo y expectativas positivas.
  • También es fundamental habilitar al paciente para que pueda gestionar él mismo su salud y enfermedad. El objetivo es que pueda tomar sus propias decisiones, no solo controlar su estilo de vida, tensiones y ansiedades, sino también elegir junto con el médico la técnica o medicación que más le convenga.

Para ello debe estar bien informado sobre la posibilidad de usar técnicas sencillas y prácticas como la hidroterapia, el ayuno, las plantas, los reposos, los cuidados posturales, el masaje o el ejercicio.

Artículo relacionado

Botellitas de zumo

El ayuno potencia la eficacia de la inmunoterapia frente al cáncer

Técnicas menos invasivas y menos costosas pueden estar tan a su alcance como los medicamentos y las operaciones quirúrgicas, aunque conociendo sus efectos secundarios.

Ayuda espiritual

En este entorno de salud no debe faltar el respeto por las creencias espirituales de cada cual. Si alguien está enfermo ha de poder expresar su culto y apelar a sus creencias en la divinidad o las fuerzas interiores.

La espiritualidad es una experiencia personal que ayuda a integrar al individuo consigo mismo y con la naturaleza, fomenta el sentido de la vida y de la enfermedad, reduce el sufrimiento y ayuda a la restitución espontánea de la salud.

Muchos espacios naturales de salud son grandes centros de espiritualidad, como Benarés, a la orilla del Ganges, o Lourdes. Así ocurría también en la Grecia clásica.

La naturaleza, el color, la luz, el aire fresco, la música y la arquitectura forman parte asimismo de estos espacios saludables. El personal sanitario que trabaja en un centro de salud puede preguntarse cómo llevar esto a la práctica.

Artículo relacionado

salud-naturaleza-enfermedades-curacion

Recupera la salud gracias a la naturaleza

Y la respuesta está clara: hay que reflexionar sobre lo que implica hablar de "centro de salud".

Es tarea del grupo que allí trabaja convertirlo en saludable. Sobre todo ha de tomar conciencia de su capacidad para restituir la salud e involucrar a la gente en ese proceso.

Recomendaciones para tratar al paciente

Los médicos necesitan un tiempo para reflexionar sobre la vida del paciente –sus preferencias, conocimientos sobre salud, fatigas e insomnios–, y ayudarle a crear un plan de salud con herramientas accesibles desde el centro de salud, con dieta, ejercicio, fitoterapia, psicología...

Es un arte relacionarse con confianza con el paciente, ayudarle a comprender la enfermedad y su proceso, sentir compasión, hacerle descubrir su potencial de salud y procurarle un espacio que favorezca la restitución espontánea de la salud.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?