Especias medicinales

Comino: especia de cocina deliciosa y remedio digestivo

Las semillas de comino son una especia muy versátil en la cocina. Son fascinantes por su sabor y sus propiedades medicinales, pues resultan un auténtico bálsamo digestivo. Te explicamos cómo utilizarlas.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Si has masticado alguna vez unas cuantas semillas de comino conoces la intensidad del aroma que desprenden. Por eso se utilizan con moderación en la cocina, pero vale la pena tenerlas en cuenta por sus propiedades culinarias y medicinales.

Propiedades del comino

Las semillas contienen flavonoides, aceites esenciales, minerales, oligoelementos y ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados que, en cojunto, poseen una variedad de efectos beneficiosos sobre la digestión.

Probablemente estés familiarizada con las semillas de comino como ingredientes de los platos con repollo. Estas semillas aromáticas no solo refinan el sabor, sino que también lo hacen más fácil de digerir. El comino también suele estar presente entre los condimentos de panes aromáticos.

Si deseas aprovechar los efectos digestivos del comino, puedes espolvorear algunas semillas en los guisos antes de servir o masticar algunas semillas después de comer.

Los ingredientes activos contenidos en la comino también proporcionan un alivio a corto plazo como remedio casero contra el mal aliento.

Asimismo poseen un efecto relajante que hacen del comino un ingrediente importante en las mezclas de infusiones contra los cólicos y gases de los bebés durante los primeros tres meses.

Artículo relacionado

Especias de oriente

6 especias que embriagan tus sentidos y te equilibran

Tintura de comino

Puedes elaborar tú mismo en casa una tintura que concentra las propiedades de la semilla para su uso como planta medicinal.

Ingredientes (para un frasquito de tintura):

  • 2 cucharadas de semillas de comino
  • 100 ml de licor de 40 grados o más (por ejemplo, vodka u orujo)

Elaboración:

  1. Tritura las semillas de comino con un mortero.
  2. Coloca las semillas trituradas en un frasco con tapa de rosca, vierte el licor sobre ellas y cierra el frasco.
  3. Deja reposar la mezcla en un lugar cálido durante cuatro a seis semanas. Agítalo de vez en cuando.
  4. Transcurrido el tiempo, cuela la tintura terminada a través de un colador fino o un filtro de café y viértela en una botella pequeña, si es posible oscura.

La tintura de comino se puede almacenar en un lugar fresco y oscuro durante varios meses. Una cucharadita de tintura después de las comidas te ayudará a hacer la digestión.

Infusión gastrointestinal de comino

Combinadas con otras plantas medicinales (milenrama, manzanilla, menta, melisa e hinojo) a partes iguales, las semillas de comino son excelentes para formar parte de una infusión gastrointestinal casera, ya que sus principios activos tienen un efecto antiespasmódico, relajante y digestivo.

Como infusión junto con hinojo y anís, el comino alivia los síntomas del resfriado y tradicionalmente se recomienda como remedio casero para la lactancia materna pues estimula la producción de leche.

Aceite esencial de comino como remedio natural

El aceite esencial de comino se obtiene de las semillas de comino mediante destilación al vapor y contiene el ingrediente activo carvona en forma concentrada.

Esta sustancia vegetal, que pertenece a la categoría de los momoterpenos monocíclicos, tiene un efecto antiespasmódico y digestivo, y se puede utilizar tanto interna como externamente.

Para realizar un masaje estomacal relajante en adultos en caso de indigestión o para un masaje en el pecho para aliviar los resfriados, se disuelven de 25 a 38 gotas del aceite esencial de semillas de comino en 100 mililitros de aceite portador (aceite de almendras dulces) y se masajea suavemente una pequeña cantidad en la piel.

Artículo relacionado

Ingredientes curry

Los 6 ingredientes detrás de un buen curry

Cómo cultivar plantas de comino

El comino es una planta de cultivo sencillo que prefiere un lugar soleado con un suelo húmedo y bien drenado.

La planta, que proviene de la familia de las umbelíferas, es adecuada para crecer en lechos, pero también prospera en una maceta en el jardín o el balcón.

Dado que las plantas de comino son plantas bienales, las semillas solo se pueden cosechar en el segundo año. En un cultivo mixto con otras plantas, por ejemplo en una espiral de aromáticas, el comino no debe combinarse con otras umbelíferas como el hinojo o el eneldo.

En el cultivo mixto en el huerto, es un buen vecino para las patatas, pepinos y repollos. Esta delicada planta de flores blancas es también perfecta para un jardín amigable con los insectos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?