En tu herboristería

8 soluciones naturales para la faringitis

Jordi Cebrián

Se puede aliviar la irritación y el dolor de garganta sin recurrir a fármacos. Cuentas con plantas medicinales muy eficaces que cuidan de tus vías respiratorias y eliminan las molestias.

Dolor de garganta, carraspera, molestias al tragar y a veces unas décimas de fiebre son síntomas que suelen evidenciar la existencia de una faringitis, es decir, una inflamación en la faringe. Con la llegada de días más lluviosos y temperaturas cambiantes, este tipo de afección tiende a dispararse.

Lo más habitual es que la faringitis esté causada por un virus, en cuyo caso no se debe tratar con antibióticos, pero también puede ser de origen bacteriano. Se trata entonces de una faringitis estreptocócica, provocada por una bacteria del género Streptococcus, que sí puede combatirse con ese tipo de fármacos.

Ahora bien, el segmento del tracto respiratorio situado entre la laringe y las amígdalas puede verse afectado por muchas otras causas, como una alergia al polvo, al polen (la llamada "polinosis") o a las mascotas, los elementos contaminantes o irritantes, el hecho de residir o trabajar en espacios cerrados, la propensión a infecciones crónicas de los senos nasales o simplemente una disminución de la inmunidad.

Para prevenir estos problemas se pueden seguir algunos consejos de sentido común, como evitar los espacios que puedan provocar reacciones alérgicas, hidratarse bien, no compartir cubiertos ni alimentos o lavarse las manos después de tocar objetos en espacios públicos (dinero, barras del metro, botones de ascensor…).

Una vez aparecen las molestias, las herboristerías ofrecen remedios muy diversos para tratar la faringitis.

1 / 7
helenio

1 / 7

1. Helenio balsámico

El helenio (Inula helenium) es una planta robusta, a veces casi gigantesca, que puede llegar a medir un metro y medio de alto, con las hojas grandes, de forma ovado-lanceoladas, y capítulos florales grandes, amarillos, de lígulas estrechas. Crece en las montañas europeas, y dentro de la península Ibérica, de forma dispersa, en las montañas cantábricas y catalanas.

  • Propiedades: Con fines medicinales se usan el rizoma y la raíz, que se cosechan en otoño. Contiene aceite esencial con helenina, esteroles, inulina y otros polisacáridos y sales potásicas. A la helenina se le atribuyen virtudes antitusivas, antiespasmódicas, balsámicas y antisépticas. Los herbolarios la consideran una planta excelente para combatir la infección e inflamación de faringe, y mediar en otras afecciones del tracto respiratorio, como laringitis, gripe y procesos asmáticos.
  • Cómo se toma: En decocción, generalmente junto con otras plantas, en polvo, el extracto líquido, la tintura y el jarabe. Se calienta la raíz triturada en decocción. Se vierte en frascos translúcidos. De 2 a 4 cucharadas al día.
almohadilla-termica

2 / 7

2. Almohadilla térmica

Se empapa una toalla en una infusión tibia de llantén menor y laurel a la que se han añadido dos cucharadas de sal marina. Se cubre la garganta con ella hasta que se enfríe.

 

propolis

3 / 7

3. Caramelos de propóleo

Los caramelos duros de propóleo son un muy buen recurso para tener a mano en caso de faringitis. Ayudan a combatir la infección y a desinflamar las mucosas.

 

gargaras

4 / 7

4. Gárgaras calmantes

Con extracto líquido de erísimo, lavanda y malvavisco, o con decocción de erísimo bien filtrada, se hacen gárgaras tres veces al día. Para carraspera, afonía y dolor al tragar. 

sisymbrium

5 / 7

5. Erísimo para todos

Este efecto balsámico también se atribuye a una planta ruderal: el erísimo (Sisymbrium officinale), que se conoce asimismo como "hierba de los cantores". La infusión, pero también el jarabe o la tintura suponen un recurso herbario de primer orden para curar la faringitis, y es apto para todas las edades.

 

agrimonia-eupatoria-

6 / 7

6. Agrimonia para la irritación y la afonía

En verano, sobre prados húmedos y orlas forestales, abunda la delicada agrimonia (Agrimonia eupatoria), con sus hojas recortadas y unas florecillas amarillas, agrupadas en espigas largas.

  • Propiedades: Los flavonoides le confieren un alto valor antiinflamatorio. Se considera muy adecuado para profesores, oradores y cantores afectados de carraspera y afonía, al eliminar la irritación de garganta y bajar la inflamación de las mucosas respiratorias.
  • Cómo se usa: La forma más usual de tomarla es en infusión simple o con otras plantas demulcentes como la malva y el llantén. Se recomiendan de dos a tres tazas al día, entre las comidas. Se presenta igualmente en extracto líquido (gotas), tintura y cápsulas del extracto nebulizado (de 1 a 6 unidades de 300 mg al día).

 

infusion-faringitis

7 / 7

7. Una infusión casera

Mezclando estas plantas a partes iguales se puede preparar una tisana que alivia los síntomas más comunes de la faringitis:  

  • Helenio
  • Erísimo
  • Agrimonia
  • Malvavisco
  • Llantén mayor

Se hierven dos cucharadas soperas de la mezcla en medio litro de agua 5 minutos, se deja reposar 10 y se cuela. Otra opción es con helenio, marrubio, brotes de pino silvestre y regaliz. Se hierve una cucharada por vaso de agua 2 minutos y se deja reposar 10. Se bebe caliente durante el día.

 

Artículo relacionado

tusílago

4 plantas imbatibles contra los resfriados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?