Riesgo cardiovascular

El sedentarismo daña los riñones

Claudina Navarro

La falta de ejercicio físico pasa factura. No sólo afecta al peso corporal y la forma física sino que también puede dañar los riñones.

Las personas que pasan mucho tiempo sentadas corren mayor riesgo de sufrir una enfermedad renal, según investigadores de la Universidad de Leicester (Reino Unido). El problema afecta especialmente a las mujeres que están sentadas más de ocho horas al día pues tienen un 30% más de probabilidades de desarrollar enfermedad renal crónica que las que pasan menos de tres horas.

En el caso de los hombres la diferencia es del 15% y el efecto negativo de estar sentados se puede compensar haciendo más ejercicio físico con regularidad. En cambio, las mujeres tienen más dificultades para subsanar las consecuencias de estar muchas horas sentadas, según el estudio, que ha sido publicado por el American Journal of Kidney Diseases.

El ejercicio reduce el riesgo de enfermedad renal y cardiovascular

El doctor Thomas Yates, director de la investigación, ha comentado que "pasar menos tiempo sentado y hacer más actividad física se asocia con un aumento de la salud cardiovascular a través de mejoras en la presión arterial, el colesterol, el metabolismo de la glucosa y la salud de las arterias".

Todo ello puede tener relación con la aparición o no de un trastorno renal de tipo crónico. Los hallazgos también sugieren que, en términos de la función renal, la actividad física de moderada a vigorosa, como caminar a paso vivo, trotar o correr en una cinta, podría ser más beneficiosa para los hombres, mientras que reducir los periodos largos que pasan sentadas podría ser más útil para las mujeres. Aunque la investigación halló una asociación entre pasar mucho tiempo sentado y un mayor riesgo de enfermedad renal, no se conocen las posibles causas.

Artículo relacionado

cuidados-riñones

Consejos eficaces para cuidar tus riñones

Un estudio posterior llevado a acabo en la Universidad China de Hong Kong llegó a conclusiones muy similares. El doctor r Xiang Qian Lao explica que realizar ejercicio regularmente mitiga el deterioro de los riñones asociado a la edad.

El efecto positivo del ejercicio sobre los riñones puede reducir, además, el riesgo de sufrir problemas circulatorios e infartos cerebrales y cardiacos, según el estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?