Sin fármacos

3 soluciones naturales para prevenir la alergia al polen

Manuel Núñez y Claudina Navarro

Una dieta rica en determinados nutrientes, los lavados nasales y las visualizaciones pueden ser de gran ayuda. Te lo contamos.

1. Nutrientes importantes para prevenir las molestias

La deficiencia de ciertos nutrientes puede favorecer un desequilibrio inmunitario.

  • Vitamina C: Ayuda a eliminar histamina, contrarresta los efectos irritantes de los radicales libres sobre los tejidos y refuerza el efecto beneficioso de la quercetina. Se recomienda tomar 1 g diario (se encuentra en kiwis, cítricos y frutas y hortalizas crudas en general).
  • Magnesio: Relaja los bronquios y reduce la inflamación en las mucosas. Las inyecciones intravenosas son un remedio científicamente demostrado para cortar los ataques de asma. Se halla sobre todo en semillas, frutos secos, cereales integrales, legumbres y verduras. Si se desea obtener mediante un suplemento, mejor elegir una fórmula multimineral con citrato de magnesio. La dosis diaria recomendada es de 300 mg.
  • Vitamina B: Es recomendable asegurarse de que se obtienen suficientes vitaminas de este grupo, especialmente ácido fólico (en las verduras de hoja verde) y vitamina B6 (coles, cereales integrales, legumbres, semillas y frutos secos).

Artículo relacionado

8

6 plantas para disfrutar de una primavera sin alergias

2. Beneficios de los lavados nasales

La higiene matutina de las fosas nasales con agua salada es una técnica eficaz.

  • Una higiene en primavera: Los lavados nasales se realizan con agua ligeramente salada o suero fisiológico. Su eficacia se basa en que favorecen la hidratación y buen estado de las mucosas, al tiempo que evitan la acumulación de agentes alergénicos (y también de virus y bacterias).
  • El lavado con lota india: El lavado nasal es una práctica común en el yoga. Se realiza con la lota, una especie de "porroncito" acabado en una punta esférica con el que se vierte el líquido en una fosa nasal para que, inclinando la cabeza, salga por la otra. Hay que vigilar que el recipiente esté bien limpio y que el agua sea pura para evitar infecciones.
  • Mediante pulverizaciones: En las farmacias se pueden encontrar pulverizadores de agua de mar hipotónica esterilizada o de suero fisiológico, que se indican para aliviar la congestión nasal en caso de resfriado, pero que también son útiles para el lavado nasal antialérgico.

Artículo relacionado

Fitoterapia astenia primaveral

¿Primavera cuesta arriba? Estas plantas tónicas te devuelven la vitalidad

3. Una visualización para modificar la reacción

Relajarse y realizar estas visualizaciones puede regular la respuesta inmunitaria.

  • Unos minutos de relajación: Antes de disponerse a visualizar hay que entrar en un estado de relajación y serenidad, cerrando los ojos y realizando respiraciones profundas y lentas por la nariz.
  • Imagina que no pasa nada: Se trata de verse a uno mismo al aire libre, en lugares donde se sufran los síntomas, pero ahora no sucede nada. Procuramos sentirnos en completo bienestar y llenos de autoconfianza. Podemos pasear tranquilamente entre las plantas sin que su polen sea una amenaza.
  • Practica durante semanas: Aunque cada sesión puede ser satisfactoria, es necesario practicar una o dos veces al día durante semanas si se quiere modificar la respuesta inmunitaria.
  • Ayuda eficaz: Los efectos de la visualización se explican por la relación entre los sistemas inmunitario, nervioso y endocrino. Los vínculos son estudiados por la ciencia de la psiconeuroinmunología.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?