Terapias naturales

Acupresión para tratar el dolor

La acupresión es una forma de acupuntura sin agujas que cualquiera puede aplicarse para tratar dolores más o menos intensos. Las técnicas de acupresión son sencillas y favorecen la recuperación del bienestar.

Manuel Núñez
Manuel Núñez

Periodista especializado en salud y ecología

A unque puede aplicarla un profesional, la gran ventaja de la acupresión es que la puedes practicar contigo mismo y usarla para aliviar dolores y otras molestias sin recurrir a los fármacos. Es tan sencillo como aplicar una presión con las yemas de los dedos en los mismos puntos que se insertan las agujas de acupuntura para desbloquear la energía vital, el chi, y estimular su flujo por todo el organismo.

Un acupuntor o terapeuta con buena formación en medicina tradicional china puede tratar de esta manera todo tipo de alteraciones. En una sesión de 45 a 90 minutos puede combinar masaje y distintos tipos e intensidades de presión, utilizando no solo los dedos, sino los nudillos, las palmas de las manos, los brazos, los codos, las rodillas y pies.

Mientras tanto la persona que recibe el tratamiento se concentra en relajarse y en realizar respiraciones lentas y profundas. El terapeuta puede pedir que, con los ojos cerrados, se visualice cómo la energía bloqueada que está causando la molestia se mueve a través de los meridianos o canales energéticos.

Para tratar problemas comunes

Cualquiera puede aprender técnicas sencillas para combatir dolores en cualquier parte del cuerpo. Además libera tensiones en los tejidos, mejora la circulación sanguínea y favorece el descanso y el sueño. Otras indicaciones muy frecuentes de la acupresión son las náuseas y el mareo causados por el movimiento.
La acupresión se puede utilizar en cualquier momento y situación, en una pausa en el trabajo, mientras esperas el autobús o al relajarte después de cenar.

Su eficacia se explica por la acción sobre las energías sutiles que gobiernan el funcionamiento del organismo. Según la medicina tradicional china, la salud y todos los aspectos de la vida responden al equilibrio entre dos fuerzas complementarias, el yin y el yang. Ambas actúan sobre los cinco elementos o energías que conforman toda la materia, incluido el cuerpo humano: madera, fuego, tierra, metal y agua. El objetivo de la medicina china, y el de una manera de vivir saludable, es que los cinco elementos y las energías yin y yang permanezcan en equilibrio.

Artículo relacionado

Colchoneta acupresión

Cómo funcionan las esterillas de acupresión

Una terapia natural

Cuando sentimos dolor llevamos la mano a la zona afectada. Es un gesto instintivo que hace muy natural adoptar la acupresión como una técnica habitual de autocuidado. Pero la acupresión enseña que podemos tratar una molestia a través de un punto situado en una zona alejada del cuerpo, gracias a que en el organismo todo está interconectado a través de los doce meridianos energéticos. Por ejemplo, un dolor de cabeza se puede tratar presionando un punto en la mano.

La perspectiva oriental es compatible con la visión occidental. Los médicos chinos explican que las energías yin y yang se corresponden con los dos brazos del sistema nervioso, el simpático y el parasimpático. El simpático moviliza el cuerpo, dirige la respuesta en caso de estrés. Es el yang. El parasimpático sostiene el funcionamiento del cuerpo en reposo, en relajación. Es el yin.

Los estudios occidentales explican, además, que la presión provoca la liberación de sustancias endógenas como las endorfinas, que producen un efecto analgésico y antiinflamatorio.

Eficacia científicamente probada

Los beneficios de la acupresión para tratar el dolor han sido probados científicamente. Un estudio de la Universidad Northwestern y el Hospital Evanston en Illinois (Estados Unidos) combinó acupuntura y acupresión en el tratamiento de pacientes con dolor de cabeza crónico.

Los pacientes fueron tratados primero por un médico acupuntor y luego instruidos individualmente para que pudieran aplicarse en cualquier momento técnicas específicas de acupresión al sentir los primeros síntomas. Este planteamiento terapéutico consiguió que la mayoría de pacientes no tuviera necesidad de recurrir a medicamentos analgésicos.

La sencillez de la acupresión no debe hacernos pensar que es una técnica poco potente. Los resultados pueden ser sorprendentes. Un estudio realizado en la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), publicado en el Clinical Journal of Sports Medicine, demostró que aplicar presión durante tres minutos en un punto situado en la cara interior de la muñeca reduce el dolor después de sufrir una lesión deportiva.

El trabajo pudo determinar que, al aplicar la presión en otro punto elegido al azar (es decir, con una acupresión falsa), no se producían los mismos efectos, lo que descarta que el beneficio pueda deberse a la autosugestión.

Artículo relacionado

Acupresión para el dolor menstrual

3 puntos de acupresión para calmar el dolor de regla

Otra indicación de la acupresión es el dolor menstrual. Una investigación llevada a cabo en el prestigioso Hospital Charité de la Universidad de Berlín (Alemania) mostró que la acupresión fue capaz de reducir a la mitad la intensidad del dolor menstrual severo en mujeres jóvenes, que pudieron reducir la dosis o prescindir de analgésicos y anticonceptivos recetados como medida terapéutica. También redujo otros síntomas, como el dolor de cabeza, las náuseas y la diarrea.

Para realizar el tratamiento, las mujeres utilizaron una aplicación de teléfono móvil (se denomina Luna y está disponible para iOS) que detallaba los pasos a seguir.

Cómo aliviar los dolores de cabeza y espalda

Para el dolor de cabeza

  • Frótate las manos para calentarlas y movilizar la energía.
  • Haciendo pinza con los dedos índice y pulgar, aplica una presión constante en el centro de la mebrana que separa los dedos índice y pulgar de la otra mano (es el punto denominado He Gu o Intestino Grueso 4).
  • La idea es estimularlo con firmeza, de manera que puede producir un dolor leve, no tan intenso como para provocar una reacción de rechazo. Aplica la presión durante diez segundos y suelta diez segundos.
  • Repite este ciclo cinco veces en una mano y luego en la otra. También puedes aplicar una presión continuada 5 minutos. Respira suavemente mientras haces presión.

Para el dolor en la zona lumbar

  • Estando de pie, intenta rodear la cintura con las manos y aplica la presión con los pulgares en la espalda durante cinco segundos. Puedes hacer movimientos circulares con los pulgares mientras aprietas.
  • Descansa cinco segundos y repite tres veces.
  • Luego aplica el mismo tipo de presión en el centro de la pantorrilla. Mantenla durante cinco segundos. Suelta y repite dos veces más.

Sentir un dolor leve al aplicar la presión es normal. Significa que existe un bloqueo energético y lo normal es que la sensibilidad vaya disminuyendo. También se puede sentir como si una energía irradiara desde el punto hacia el cuerpo. Es una sensación agradable. Para conseguir resultados es importante ser constante. La mejoría puede no ser inmediata, pero el tratamiento regular puede reducir el dolor y la probabilidad de recurrencias. Ten en cuenta que es un tratamiento complementario y no sustituye el diagnóstico y la prescripción médica.

Senderos curativos y esterillas

Además de las técnicas manuales, existen otras maneras de ejercer presión sobre los puntos. Por ejemplo, se puede caminar descalzo por senderos con distintos tipos de superficie (en China, Japón o Alemania, cada vez son más comunes estos senderos terapéuticos en espacios naturales).

Otra forma de estímulo es a través de las esterillas de acupresión, también llamadas «esterillas flor de loto». Son colchonetas cubiertas por una funda de algodón que incorpora decenas de pequeños discos de plástico duro provistos de púas en círculos concéntricos (las «flores de loto»). Usarlas es tan sencillo como relajarse sobre ellas un mínimo de cinco minutos por la mañana y cinco por la noche.

Los puntos más utilizados

Es posible tratar cada molestia a través de la presión sobre uno o varios acupuntos. Los siguientes se encuentran entre los más utilizados.

  • Vejiga 23. Aumenta la circulación hacia el tracto urinario y los órganos reproductores. Está indicado para el dolor lumbar y las infecciones urinarias.
  • Cuatro puertas. Se estimulan sucesivamente dos puntos, el Intestino Grueso 4 y el Hígado 3. Se emplea en el dolor de cabeza, las molestias menstruales y el dolor de muelas.
  • Hígado 7. Para tratar los dolores de garganta y las molestias respiratorias causadas por resfriados y gripes.
  • Pericardio 6. Actúa sobre el sistema digestivo en caso de dolor de estómago, náuseas y vómitos. También ayuda con el insomnio y el asma.
  • Vesícula biliar 21. Se estimula para reducir el dolor de cuello, las molestias en los dientes y en la cara, los dolores de cabeza y el estrés. No se recomienda su empleo a mujeres embarazadas.
  • Triple recalentador 3. Este punto situado entre los dedos meñique y anular se presiona para tratar los dolores en cuello, hombros y parte alta de la espalda.
  • Estómago 36. Es un punto de uso muy común. Se utiliza para el dolor de rodilla, la fatiga, las molestias digestivas y para promover la salud en general.

Para localizar los puntos de acupresión en tu cuerpo puedes utilizar las apps que se mencionan en 5 apps gratuitas para localizar los puntos de acupresión.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?