Baños de bosque

6 bosques de Europa donde practicar el shirin yoku

Un nuevo libro recoge una selección de bosques de todo el mundo donde practicar el shirin yoku o baños de bosque. Estos son algunos de España y Europa que nos quedan cerca.

Montse Cano
Montse Cano

Periodista especializada en periodismo medioambiental y de salud

Sabías que veinte árboles producen todo el oxígeno que necesita una persona a diario?Necesitamos los bosques para vivir, pues son fundamentales para eliminar el CO2 de la atmósfera, retienen la tierra evitando su erosión, atraen la lluvia, tan necesaria, y contrarrestan el calor extremo, cada vez más frecuente. Y nada mejor cuando tenemos un descanso que realizar baños de bosque para llenarse de bienestar y salud y compensar nuestro déficit de naturaleza.

La periodista Marta Rodríguez Bosch, en su libro Retorno al bosque, recoge todos los beneficios de adentrarse entre los árboles e incluye una guía detallada de 60 bosques únicos

Artículo relacionado

Costa Rica, Brasil, Nueva Zelanda, México, Perú, Japón… albergan tesoros verdes que nos reconectan con nuestra esencia. Pero también tenemos bosques extraordinarios mucho más cerca, bosques con una gran variedad de especies y ejemplares muy antiguos. Esta es una selección de algunos de esos bosques en los que se respira bienestar y en los que podrás disfrutar de revitalizantes baños de bosque:

1 /6
bosque-muniellos-asturias

1 / 6

Bosque de Muniellos (Asturias)

El Parque Natural de Muniellos, situado dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias, es el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados. Se considera una reserva natural integral, declarada como Reserva de la Biosfera de la Unesco.

En sus 2.695 hectáreas, regadas por el río Muniellos, un afluente del Narcea, puedes contemplar numerosos ejemplares del majestuoso roble albar, predominante en este bosque, pero también tejos, hayas, abedules y acebos. Algunos de los robles son impresionantes y pueden llegar a tener hasta seis metros de diámetro.

Para acceder al bosque hay que reservar plaza, pues la entrada esta está limitada a 20 personas al día y solo una vez al año. 

Javier Pérez (Creative Commons)
bosque-sierra-niveles-malaga

2 / 6

Bosques de la sierra de las Nieves (Málaga)

El bosque de la sierra de las Nieves, parque natural situado en el extremo suroeste de la cordillera Bética, en Málaga, destaca por ser la mayor extensión de pinsapos de la península Ibérica

El pinsapo es un abeto mediterráneo, "una reliquia botánica de la época glaciar", explica la autora de la guía Retorno al bosque. Algunos de los ejemplares de la sierra de las Nieves cuentan con 350 años de antigüedad. Con cimas de casi 2.000 metros de altura, cuenta también en las zonas más bajas con alcornoques, encinas, algarrobos y castaños. 

En la sierra de las Nieves crecen también más de un centenar de tejos, algunos de los cuales pueden alcanzar los 700 años de edad. Estos árboles tan antiguos se encuentran a entre los 1.300 y 1.700 metros de altitud, en los términos de Ronda y Tolox.

J. Sánchez y R. Palomo (Creative Commons)
bosque-encantado-garajonay-gomera

3 / 6

​Bosques de Garajonay (La Gomera)

En la Gomera, estos bosques de laurisilva, conocidos como selva de Garajonay, ocupan casi el 10% de la superficie de la isla.

La laurisilva canaria, un tipo de bosque subtropical húmedo, es una joya verde conservada desde tiempos remotos con más de 700 especies catalogadas, entre ellas laurel, naranjero salvaje, sanguino, tilo o viñátigo. El musgo adherido a los árboles junto a las habituales brumas le dan un aire de bosque encantado.

Diego Delso (Creative Commons)
selva-irati-embalse-Irabia

4 / 6

Selva de Irati (Navarra)

La selva de Irati es uno de los hayedos mejor conservados de Europa y el segundo en tamaño. En su interior se halla la Reserva Integral Lizardoia, con un bosque virgen de hayedos y abetos, y considerada Patrimonio de la Humanidad. Se puede acceder desde el embalse de Irabia.

 

Rodelar (Creative Commons)
bosque-grumsiner-alemania

5 / 6

Bosque Grumsiner (Alemania)

El bosque de Grumsiner, en Alemania, es un paisaje verde de más de 10.000 años con profundos valles salpicados de lagos y bosques donde abundan las hayas.

iStock
bosque-reserva-rothwald-austria

6 / 6

Bosques de Durrestein (Austria)

El bosque más extenso de Austria guarda en su seno el bosque de Rothwald, un paisaje de abetos, pinos y hayas que permanece intacto desde la última glaciación.

iStock

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?