Cómo recuperar la flexibilidad con diafreoterapia

Esta técnica permite entender el origen profundo de las contracturas. Explora y corrige los hábitos aprendidos que impactan en el cuerpo para eliminar la tensión.

diafreoterapia
Unsplash

A partir de estiramientos musculares se llega al origen oculto de las contracturas. Nuestro cuerpo y actitud corporal dicen mucho de nuestra historia.

"Se han ido moldeando según las respuestas que cada uno ha generado para adaptarse al medio social y familiar en el que le ha tocado vivir" explica Malén Cirerol, creadora junto con la suiza Linda Jent de la terapia diafreo o diafreoterapia.

Así, según Malén, "hemos bloqueado algunas zonas del cuerpo, inhibido ciertas respuestas y aislado informaciones conflictivas. O bien hemos tenido que cambiar sutilmente una postura para no sentir más un dolor físico".

El precio ha sido la pérdida de flexibilidad, de espontaneidad en ciertos movimientos, de capacidad de respuesta y de conexión a ciertas áreas de la memoria. "Todo ello significa también una pérdida de parte de nuestra identidad."

¿Qué significa diafreoterapia?

Malén Cirerol estudió enfermería y fisioterapia, se formó en antigimnasia con Thérese Bertherat y en el método Mézieres con Françoise Mézieres, se interesó por el psicoanálisis y, finalmente, hace 28 años, creó junto con Linda Jent, alumna y excolaboradora de Bertherat, un método para buscar la armonización integral de la persona.

A partir de estiramientos musculares, la diafreoterapia libera las tensiones y expresiones guardadas en la memoria corporal para así recuperar la salud y la coherencia entre lo que sentimos, pensamos y expresamos.

masajes

LECTURA RECOMENDADA

6 masajes para el alma

Los estiramientos se practican en grupo o en sesiones individuales. El global impide que la tensión se traslade a otro punto.

Al igual que la palabra diafragma, diafreo proviene del griego diafrein, "dejar pasar", y significa por tanto "yo dejo pasar".

Su objetivo es restituir "la comunicación entre lo físico, energético, emocional y espiritual para transitar el camino hacia el espacio interior de cada uno", prosigue Malén.

El trabajo corporal está basado en los principios del método Mézieres, que adoptó la RPG: la musculatura actúa en cadena y la parte posterior del cuerpo, de la nuca a los pies, se comporta como un solo músculo, siempre acortado, porque nuestros movimientos habituales exigen su contracción.

En Diafreo se considera que estos acortamientos y contracturas crónicas no responden solo a causas físicas sino que se configuran y aceleran también por la adaptación al entorno y por los traumas psíquicos.

Por ejemplo, para evitar llorar utilizamos la tensión de los músculos de la parte anterior del cuello, entre otros. Cuando esa inhibición del llanto se mantiene o se repite, la respuesta se memoriza y puede producir una tensión crónica e inconsciente.

beneficios llorar

LECTURA RECOMENDADA

¿Por qué es bueno llorar?

Diafreo en primera persona: la depresión de Esther

Esther recurrió a la Diafreo diagnosticada como depresiva crónica. A través del trabajo corporal, en pocos meses recuperó el equilibrio.

Esther era muy escéptica respecto a lo que esta terapia podía hacer por ella. Trabajaba como traductora e intérprete y arrastraba desde la adolescencia una tristeza y agotamiento que no comprendía.

"Había peregrinado porpsiquiatras, médicos y terapeutas, y al final me habían diagnosticado una depresión crónica." Medicada como tal, y algo desesperada, comenzó a sentirse mejor al empezar el trabajo corporal de esta terapia, hace ocho años.

"El resultado fue espectacular. En pocos meses sentí gráficamente como sí me hubieran enchufado, reconecté con mi identidad".

Esther precisa que "no es que la diafreo te dé la felicidad" pero te permite ser tú mismo, «que es en lo que consiste la felicidad para mí. Ahora tengo mis días buenos y malos, pero siento que soy yo misma y no la imagen de mí que aprendí a proyectar para agradar».

Cómo actúa la diafreoterapia

La terapia comienza con una lectura corporal de la persona para identificar los principales bloqueos musculares y energéticos. Esta lectura orienta sobre las posturas básicas de estiramiento global a las que hay que recurrir para liberar el exceso de tensión.

Los músculos más tensos se estiran y ceden con dolor, aunque luego la sensación sea de alivio. Observando cómo y por qué se organizan estas tensiones, y actuando sobre toda la cadena muscular, se llega a lo que Mézieres llamó el "dolor oculto", del que se huyó en su momento y que originó una espiral de compensaciones musculares.

Porque el origen de un síntoma casi nunca se encuentra en el lugar del síntoma. En los estiramientos se han de evitar las compensaciones que trasladan la tensión a otro segmento de la cadena muscular: de la nuca a la zona lumbar, por ejemplo.

Otro de los pilares de la diafreo es la liberación de la respiración, que además ayuda a la relajación de las tensiones profundas.

Escuchar el cuerpo: reconectar con las sensaciones internas

Al impedir las vías alternativas y liberar la tensión pueden surgir imágenes y emociones vividas como traumáticas cuya información o respuesta estaba retenida en estas contracturas.

"Una vez desbloqueada, es necesario que la persona no solo las permita y elabore sino que esté dispuesta a transformar un sistema que hasta ahora, para bien o para mal, le había permitido adaptarse y sobrevivir", continúa Malén.

A partir de este trabajo, la diafreo invita a observar cuáles son las situaciones en las que la musculatura se contrae y la respiración se bloquea para darse cuenta de lo que está expresando el cuerpo con su actitud.

El terapeuta dirige con sus conocimientos y calidez este delicado proceso de apertura del sistema defensivo, en el que la persona ha de asimilar vivencias antiguas y nuevas.

Tras 28 años de experiencia, Malén llega a la conclusión de que "el objetivo de la terapia es que las personas se reconcilien consigo mismas. Vivimos en una sociedad de la imagen, narcisista, desconectada de las sensaciones internas. Y uno ha de reencontrarse con su ser más profundo, para poder ser lo que siente que es, no lo que toca ser".

Para Esther el trabajo de la terapia es equilibrar: "cuando te equilibras lo ves todo más claro".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?