Consejos de salud

Cuidarse

8 básicos de la salud para estar mejor en el mundo

Para mantener el cuerpo sano por fuera y convertirlo en un buen vehículo del Ser interior, estos cuidados resultan imprescindibles. Incorpóralos a tu vida.

Dra. Natalia Eres

Existen formas de cuidarse a nuestro alcance y muy sencillas. Demasiadas veces nos olvidamos de ellas y eso nos hace enfermar o, como mínimo, tener menos energía.

8 hábitos imprescindibles para tener salud

A diario tenemos la oportunidad de mejorar nuestra salud. Si tienes muy presentes estos consejos y los incorporas a tu vida, estarás mejor contigo mismo y en el mundo.

1. Conecta con la naturaleza

Si vives en la ciudad, sal a la naturaleza al menos dos veces al día.

Puedes aprovechar para hacer deporte o simplemente dejar que la energía de los árboles te envuelva; es una fuente inagotable de revitalización y regeneración.

2. Mueve tu cuerpo para mover tu mente

Nuestro metabolismo, nuestras hormonas, nuestras defensas, incluso nuestro cerebro, funcionan mucho mejor si le imprimimos movimiento a nuestro cuerpo y lo oxigenamos: camina, corre, respira vigorosamente mientras te mueves.

Expande tu cuerpo en todas direcciones.

3. Disfruta de madrugar

Si madrugamos podemos disfrutar de los beneficiosos iones negativos que impregnan el aire (lo que los ayurvedas llaman prana), del silencio, de nuestra propia calma interior.

Un elixir para afrontar renovados el día que comienza.

4. Come lo que sea adecuado para ti

No olvides que no todos necesitamos lo mismo, pero hay universales: no abuses de los azúcares, del alcohol ni de los estimulantes.

Minimiza el consumo de carne; alcaliniza tu dieta, toma alimentos vivos y ecológicos. Come despacio, mastica y agradece.

5. Modera el uso del móvil y el ordenador

Hazlo si no quieres convertir tu cerebro en una mente TDAH (déficit de atención e hiperactividad) y dejar de estar enfocado en lo importante (tus amigos, tu familia).

Sin hablar del efecto nocivo de las radiaciones.

6. Cena pronto y descansa suficiente

Que no es lo mismo que dormir muchas horas. Relájate antes de ir a dormir (una infusión, unas respiraciones, un cuento, un "gracias por lo que aprendí hoy").

Apaga el wifi y pon el teléfono móvil en modo avión; tu melatonina podrá reparar mejor tu organismo.

7. No te medicalices en exceso

Siempre que sea posible, escoge remedios naturales.

Pero ten sentido común.

8. Revisa la relación con tu cuerpo

Pregúntate si te gusta abrazar, si te sientes cómoda en la cercanía física con otros, si disfrutas de los placeres corporales.

En caso de ser madre, ¿eres capaz de responder a las demandas de brazos de los niños pequeños o huyes de la disponibilidad corporal?

Todas estas pequeñas reacciones están ligadas al modo en que vivimos nuestro cuerpo, ya sea con fluidez o con distancia y dolor. Si estás más desposeída de tu propio cuerpo serás más fácilmente víctima de las imposiciones sociales.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?