Saludable

7 buenos hábitos para una vida detox

Eva Roca

Es muy beneficioso seguir una dieta depurativa, pero si deseamos potenciar su efecto podemos acompañarla de la adopción de buenos hábitos diarios.

Nuestro planeta está contaminado y vivimos expuestos a gran cantidad de toxinas. Estas llegan a nuestro cuerpo a través de la alimentación, el aire, la tierra y el agua.

Dichas toxinas provocan falta de vitalidad y enfermedades. Por ello es necesario realizar dietas detox que eliminen sustancias tóxicas de nuestro organismo.

Artículo relacionado

Plan detox semanal

Menú infalible para 7 días detox

7 buenos hábitos que complementan una dieta detox

Además de seguir un programa detox, puedes hacer muchas más cosas para cuidarte y potenciar el efecto de la depuración.

1. Emociones positivas

El ayuno favorece la introspección y el encuentro con uno mismo. La comida ya no calma ansiedades que pueden desatarse en forma de irritabilidad e ira.

Rodéate de tranquilidad y naturaleza. Evita los ruidos y conflictos. Medita y fomenta el autoconocimiento.

Libérate de las creencias limitadoras y adopta un pensamiento positivo. Siempre hay una manera creativa y vital de salir adelante.

2. Evita las toxinas

Al terminar tu plan detox aumenta tu nivel de exigencia para evitar que tu cuerpo se cargue de nuevo de tóxicos.

Tomar infusiones por la noche es una gran ayuda. Benefíciate de las propiedades desintoxicantes del diente de león, la ortiga, el boldo o la cola de caballo.

3. Hidrátate

Comienza el día con un vaso de agua de calidad, preferentemente de mineralización muy débil, y el zumo de un limón ecológico recién exprimido.

También puedes beber jugos verdes, sobre todo de hierba de trigo.

Bebe cuanto desees durante el día.

4. Practica 16 horas de ayuno

Como norma, si puedes, retrasa tu primera ingesta de alimentos hasta las 11h de la mañana y cena antes de las 19h.

Artículo relacionado

ayuno intermitente

¡Mantén tu cuerpo limpio con breves ayunos detox!

5. Muévete

Practica un mínimo de ejercicio físico al aire libre, al menos durante 35 minutos al día. Y un baño de sol de 20 minutos, entre las 12 y las 14h.

6. Respira de forma consciente

Inspira profundamente y exhala con lentitud. Párate a respirar conscientemente durante 10 minutos, tres veces al día como mínimo.

7. Descansa

Puedes hacer yoga, chikung, y ejercicios de respiración (pranayamas). O tomar baños de sol, baños en el mar o recibir un masaje de drenaje linfático.

Durante los periodos de desintoxicación necesitarás al menos de 9 a 10 horas de sueño.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?