Beneficios Rebalancing

Todos sus beneficios

Recupera tu equilibrio con el método rebalancing

Combina técnicas manuales con un trabajo emocional y de presencia para aliviar molestias concretas y devolver el equilibrio a nivel físico, mental y espiritual.

Alberto Panizo

El organismo tiene la capacidad de adaptarse a situaciones extremas, sean físicas o emocionales, pero también es verdad que llega un momento en que es incapaz de reaccionar y aparecen tensiones musculares, rigideces, dolores en la espalda, caderas o pies e incluso fatiga crónica.

El Rebalancing, un método profundo de trabajo corporal que combina diferentes técnicas, puede devolver el equilibrio entre todos los planos (físico, emocional y mental) si se aplican con sensibilidad. Como consecuencia, se recupera el bienestar.

Las claves del método rebalancing

En el origen de las molestias que podemos sufrir están los malos hábitos posturales, el deporte competitivo, la vida sedentaria o las tensiones emocionales.

Una situación continuada de ansiedad, sentimientos de represión o frustración en el trabajo actúan de manera negativa sobre el plano físico.

A esta relación entre cuerpo y mente se añaden los factores emocionales y espirituales. En el terreno de la psico-neuro-endocrino-inmunología se han descubierto las conexiones entre los estados psicológicos negativos y las respuestas inmunitarias.

El organismo refleja todos esos estados mentales y emocionales en patrones y posturas musculares característicos. Incluso los traumas físicos y emocionales del pasado quedan atrapados como bloqueos en nuestros tejidos, lo que denominamos "nudos de energía".

Si a eso sumamos el acelerado ritmo de vida que llevamos, se produce el desequilibrio en el sistema nervioso.

En el Rebalancing se combinan varias técnicas manuales con el trabajo sobre las emociones y tiene también especial importancia de la actitud del terapeuta. Con ello se busca un equilibrio integral, del cuerpo, las emociones y la mente, que mejora toda clase de alteraciones y ayuda a prevenirlas.

De dónde viene el rebalancing

El Rebalancing tiene sus orígenes en el ashram de Osho (Bhagwan Shree Rajneesh, 1931-1990), en la ciudad de Pune, en los años 80 del siglo pasado, al confluir el trabajo de un grupo de terapeutas manuales y practicantes de disciplinas como el Rolfing, la Integración Postural, el método Trager y las psicoterapias.

La nueva metodología unió el conocimiento preciso de las técnicas corporales con el trabajo emocional y la importancia concedida a la "presencia" y conciencia del terapeuta. En este sentido, la práctica meditativa también se incorpora al autocuidado.

Entre las técnicas del rebalancing podemos encontrar masajes relajantes, masajes de la musculatura profunda, estiramientos, maniobras para liberar las articulaciones o técnicas de integración postural. Además se pueden incluir meditaciones para practicar en casa, como esta meditación para dormir bien.

6 masajes para el alma

Terapias naturales

6 masajes para el alma

Qué beneficios tiene para la salud

La aplicación de estas técnica se traducen en beneficios concretos en términos de bienestar físico, mental y emocional:

  • Alivia molestias concretas , como los los dolores persistentes en las articulaciones o los dolores de espalda y cuello, y también favorece el bienestar general.
  • Logra una mayor elasticidad de los músculos y los tejidos.
  • Activa la circulación venoso-linfática.
  • Combate la tensión física y emocional, con lo que resulta útil ante el agotamiento y el insomnio.
  • Ayuda al cuerpo a tomar una postura correcta.
  • Promueve la eliminación de toxinas y el aporte de oxígeno.
  • Relaja el sistema nervioso parasimpático, lo que ayuda a normalizar el ritmo de actividad y descanso.
  • Potencia los estados mentales positivos y es apropiado para todo aquel que quiera encontrar el sentimiento de bienestar y tranquilidad profunda.

Una terapia amable

Una actitud afectuosa del terapeuta, que cuida su estado de conciencia, forma parte del tratamiento. Por eso, es fundamental que el terapeuta se interese por la historia individual del cliente, sus necesidades y los desafíos de su vida diaria. Además, lee e interpreta con sus manos el cuerpo de la persona para averiguar su grado de desequilibrio.

A partir de ahí aplica un masaje profundo, estiramientos, técnicas de liberación articular, de "mecimiento", integración postural y miofascial, y de lo que en Rebalancing se conoce como "desenroscamiento somatoemocional", destinado a liberar residuos de tensión y traumas.

Aunque incide en los tejidos profundos de la zona afectada o que presentan alguna sintomatología, el terapeuta tiene en consideración el conjunto de las estructuras del cuerpo, pues son interdependientes.

Por lo general, para conseguir buenos resultados, se aconseja realizar un total de 10 sesiones, distribuidas semanalmente o cada 15 días en función del caso.

Las sesiones también pueden realizarse de modo esporádico, porque los efectos son inmediatos.

Un caso real: liberación del dolor emocional

Un ejemplo real ayudará a entender cómo funciona el Rebalancing y qué se puede conseguir.

Desde hacía tiempo Ana sentía dolores en la zona lumbar y en la cervical. Estos dolores se agravaron después de un accidente, con un bloqueo y dolor en el hombro derecho. Ana buscó una terapia complementaria para encontrar alivio.

En el caso de Ana, la "lectura del cuerpo" descubrió una alteración en la región suboccipital con un "nudo de energía" en el hombro derecho y una compresión en la zona lumbosacral.

Ana apreció mejoría desde las primeras sesiones, tanto en la zona lumbar como en el dolor persistente del hombro. Incluso ganó energía y bienestar a nivel mental y emocional.

Después de aplicar algunas técnicas de Rebalancing en tres sesiones semanales, la técnica del "desenroscamiento" sirvió para liberar el hombro.

Para hacer este tipo de liberación, sin que el paciente haga nada, el terapeuta sigue el movimiento inherente al hombro hasta que la memoria corporal indica la posición en la que se produjo el traumatismo. La energía encapsulada en ese nudo doloroso necesita liberarse recorriendo el mismo camino por el que entró.

En la posición correcta, y dándole tiempo al cuerpo, sentimos que se restablece un pulso neuromuscular de liberación. En este caso, la paciente revivió las emociones negativas del accidente y liberó la tensión tanto física como emocional.

En las siguientes sesiones el terapeuta trabajó la región lumbar y liberó la articulación lumbosacral. Esto repercutió positivamente en la zona suboccipital por donde pasan importantes nervios craneales, entre ellos el nervio vago y el espinal, que afectan a la función digestiva y a los músculos cervicales.

Los dolores de Ana desaparecieron y para conservar el buen estado adquirido decidió recibir sesiones mensuales. Además practicó diariamente en casa una tabla sencilla de ejercicios.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?