Conciencia corporal

Diferencias entre yoga y pilates (y cómo elegir)

Ambas disciplinas pueden reducir el estrés y mejorar la condición física general, pero existen diferencias en las características de los ejercicios y en los objetivos. Descubre cuál te interesa más.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Si deseas ponerte en buena forma física y, si es posible, mental, puedes tener dudas sobre si es mejor apuntarte a clases de yoga o de pilates. Ambas disciplinas tienen mucho que aportarte, pero las diferencias son notables. Te explicamos las características de cada método para que decidas por ti misma.

Tanto el yoga como el pilates son excelentes ejercicios. Los dos han evolucionado a lo largo de los años (miles de años, en el caso del yoga) y ofrecen distintos estilos, lo que añade un poco de complejidad a la decisión. Pero también puede facilitarla porque muy probablemente encontrarás una opción que se adapte mejor a tu personalidad y objetivos.

Direferencia entre yoga y pilates

Si tienes dudas entre yoga y pilates es porque deben tener algo en común. Así es. Ambas maneras de mantenerse en forma no se basan en llevar al límite tu musculatura o tu resistencia cardiaca y pulmonar.

Aunque las posturas y ejercicios más complicados de yoga o pilates parecen muy difíciles, sólo se llega a realizarlos después de mucha práctica. Las personas que se inician no necesitan hacer grandes esfuerzos, pues los ejercicios se adaptan a sus posibilidades. Por eso se pueden definir como actividades físicas de bajo impacto y aptas para personas de cualquier edad y condición.

Ambas disciplinas prestan atención a la respiración, la actitud y el aspecto mental. Todo ello está más acusado en el yoga, que puede entenderse como una forma de meditación a través del cuerpo.

Tanto el pilates como el yoga promueven el conocimiento del propio cuerpo, la conciencia corporal, y reducen el estrés y sus consecuencias.

¿Te interesa este tema? Consulta los cursos online para principiantes de pilates y yoga de Escuela Cuerpomente

Pilates: beneficios y qué puedes conseguir

Pilates fue desarrollado al final de la Primera Guerra Mundial por el alemán Joseph Pilates, que puso en práctica su método con soldados heridos. Luego, en Estados Unidos desarrolló su método, que se convirtió en el preferido por bailarines y actores.

Los ejercicios de pilates pueden:

  • Aumentar la fuerza muscular y la resistencia.
  • Los músculos adquieren una forma alargada y elegante.
  • Fortalecer la zona abdominal y la espalda.
  • Mejorar la flexibilidad y la postura corporal.
  • Mejorar el equilibrio y el control del cuerpo en cualquier circunstancia.
  • Disminuir el dolor de espalda y de las articulaciones.

Artículo relacionado

Yoga: beneficios y qué puedes conseguir

Los orígenes exactos del yoga son desconocidos, pero se remontan al menos 3.000 años atrás. El yoga tiene raíces en el chamanismo, el hinduismo, el budismo y otras religiones orientales.

Las posturas han sido desarrolladas por los maestros practicantes, buscando distintos efectos sobre los órganos y los centros de energía en el cuerpo.

El yoga puede utilizarse para conseguir simplemente un mayor bienestar físico, para tratar alguna dolencia o como un camino para avanzar en el desarrollo espiritual.

Las posturas o asanas de yoga pueden:

  • Estirar la musculatura, deshaciendo contracturas y bloqueos.
  • Mejorar la amplitud o rango de movimiento de las articulaciones.
  • Tonificar la musculatura de forma armónica.
  • Estimular los órganos y glándulas internos.
  • Mejorar la capacidad de concentración.
  • Potenciar la serenidad y la calma.
  • Equilibrar las emociones.
  • Mejorar la conexión entre la mente y el cuerpo a través de los ejercicios respiratorios, la autoobservación y las prácticas meditativas.

Los beneficios del yoga en relación con distintos problemas de salud han sido estudiados extensamente y existe una abundante literatura científica al respecto.

Artículo relacionado

¿Cómo son los ejercicios de yoga?

La atención plena y la respiración consciente son características esenciales del yoga, que en sánscrito significa "unión": unión de mente, cuerpo y espíritu.

Aunque hay muchos tipos diferentes de yoga, en todos los casos se trata de mantener varias posturas o asanas, que se suceden a lo largo de la sesión.

La mayoría de formas de yoga potencian la flexibilidad y movilidad de las articulaciones, especialmente de la columna vertebral, las caderas y las muñecas.

Los ejercicios se realizan sobre una esterilla o mat de yoga y pueden utilizarse algunos complementos como bloques de corcho o madera y cojines de distintas formas.

En todos los casos las posturas se desarrollan en coordinación con la respiración. La relajación y la actitud meditativa son una constante desde el inicio al final de la sesión.

Diferentes escuelas de yoga

Hatha yoga: Es el yoga más clásico. Hay mucho trabajo sobre la esterilla y con la respiración. El flujo entre asanas es menos importante que en otras escuelas. Es un estilo tranquilo y completo, interesante para las personas que buscan una mejora de la condición física y, a la vez, paz mental. El resto de escuelas se derivan del hatha yoga.

Yoga Iyengar: A menudo se practica con accesorios. Las poses se mantienen durante un tiempo, cuidando hasta el mínimo detalle, y luego se pasa a la siguiente. No hay fluidez entre las poses. Es interesante para mejorar la postura corporal. Puede ser muy exigente.

Ashtanga yoga: Es el yoga de ritmo más rápido en la sucesión de posturas. Una vez se domina una serie de asanas, se pasa a la siguiente. La respiración es energética. Indicado para las personas a las que les gustan los retos.

Power yoga: Es una escuela moderna que se basa en el ashtanga y busca potenciar sobre todo la buena forma física.

Yoga restaurativo: Esta forma de yoga utiliza accesorios como refuerzos, correas y cinturones de yoga. Su objetivo es liberar la tensión en los músculos.

Kundalini yoga: Su objetivo es la movilización de la energía en el organismo para alcanzar la máxima claridad mental y trabajar en el desarrollo espiritual. Da importancia a las prácticas meditativas, el canto de mantras y los mudras. Para las personas más interesadas en el aspecto filosófico y espiritual del yoga.

Yoga terapéutico: Las posturas son elegidas para tratar problemas de salud concretos, previamente diagnosticados por un médico. Existe también un yoga para embarazadas que prepara a las mujeres para un buen parto.

Artículo relacionado

¿Cómo son los ejercicios de pilates?

Los ejercicios de pilates tratan de fortalecer especialmente los músculos estabilizadores de la espalda y el "core", núcleo o zona central del cuerpo. Cada ejercicio comienza con una respiración controlada que inicia una contracción de los músculos centrales.

Se pueden realizar sobre una colchoneta o en máquinas de Pilates que poseen resortes, palancas y poleas, que utilizan el propio peso corporal para proporcionar resistencia.

Los ejercicios son de bajo impacto, sutiles, y pueden ser seleccionados por un fisioterapeuta cualificado para mejorar lesiones y molestias, previamente diagnosticadas por un médico.

Artículo relacionado

Entonces, ¿yoga o pilates?

  • Si eres una persona únicamente interesada en la mejoría de tu condición y aspecto físico, porque cultivas tu mente de otras maneras, probablemente te sientas más cómoda practicando pilates.
  • Si te interesa más el factor de la conciencia corporal, la meditación, el crecimiento personal o el desarrollo espiritual, tu camino es el yoga.
  • Si aún no lo tienes claro, la mejor idea es que pruebes las dos disciplinas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?