dolor-lumbar-medicina-china

Chi estancado

Cómo trata el dolor lumbar la medicina china

El dolor en la zona baja de la espalda puede tener causas muy diversas. Buscar la raíz del problema te ayudará a buscar una solución óptima.

Wen-Hsiu Hu Wen

El dolor lumbar es muy complejo y también su origen y causas. No hay que sacar conclusiones "matemáticas" en este tipo de dolencias, puesto que la salud no es siempre una fórmula exacta, y como bien se afirma: "No hay enfermedades sino solo enfermos que tratar".

La medicina china considera la parte lumbar como el palacio o la mansión del riñón, y a los riñones como órganos que regulan la espalda y las extremidades inferiores. Pero no hay que tomárselo al pie de la letra. Solo es eso: un punto de vista que tener en cuenta que no hay que generalizar porque puede llevar a diagnósticos erróneos.

Una mala postura es la causa más frecuente de dolor lumbar

La zona lumbar es frágil fisiológicamente, porque las vértebras lumbares no tienen la sujeción de las costillas, ni tampoco músculos fuertes como el trapecio. Y sin embargo, separa el tronco de la pelvis y es el punto de partida de las extremidades y de apoyo de los movimientos de las piernas, de forma que es una zona que sufre frecuentes tensiones y movimientos.

Las causas de dolor lumbar son muy diversas. La más usual son los desgastes musculares por una mala postura o una lesión puntual. Frente a un dolor lumbar hay que valorar si la causa del dolor es realmente una lesión o una debilidad de riñón o simplemente se trata de un problema postural, mecánico o funcional.

El riñón está alimentado y protegido por todos los órganos vitales. Si el dolor que te afecta en la zona lumbar estuviese causado por cualquier tipo de trastorno renal, tendrías también otros síntomas, como dolor articular, debilidad generalizada, pérdida de memoria, frío interno, trastornos de micción, edemas... Hablar de enfermedades renales es cuestionar los fundamentos de la salud de una persona y para hacerlo hay que reunir todos los datos posibles a fin de hacer un buen pronóstico.

Y aun así se tendría que ser cauto antes de suponer que un dolor lumbar está provocado por el riñón. Lo más aconsejable sería comprobar si hay alguna lesión muscular o si adoptas posturas que no son las adecuadas y que producen este dolor pulsátil.

Una vez descartadas estas opciones se debería valorar la posibilidad de hacer exámenes médicos y pruebas. Eliminados las posibles causas de problemas del nervio ciático y dolencias musculares se pueden realizar chequeos para determinar problemas renales. Con los resultados se puede ver si el chi del riñón está estancado y entonces será el momento de buscar una solución.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?