Recuperar el orden vital

Los principios de la medicina naturista y su historia

La medicina naturista afirma que el cuerpo puede ser el mejor médico si se saben interpretar y potenciar sus reacciones curativas frente a la enfermedad.

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Ante la persona enferma, muchos médicos nos preguntamos cada día qué más podemos hacer para curar y sanar, y esa búsqueda nos ha llevado a descubrir la medicina naturista, de la que admiramos tanto su sencillez como su eficacia terapéutica.

La palabra naturista deriva del movimiento médico que defendió ese criterio en España. De alguna manera es un honor continuar la labor de quienes nos enseñaron.

Paradójicamente, hoy se la llama medicina no convencional, a pesar de estar basada en uno de los criterios más básicos y ortodoxos de la medicina.

Para su aplicación, la medicina y las terapias de tipo naturista requieren que el paciente comparta cierta filosofía vital y de estilo de vida con el médico.

Los principios de la medicina naturista

La medicina naturista considera que el cuerpo mantiene la salud mediante sus propios sistemas.

Los síntomas de la enfermedad (fiebre, inflamación, erupciones...) a menudo son la vía que emplea el organismo para lograr la curación, de ahí que el médico naturista pueda tender a favorecerlos más que a suprimirlos.

Ciencias actuales como la inmunología, la microbiología y la teoría general de sistemas apoyan esta interpretación médica.

Alejandro Arteche recibió en 1998 el Premio de la Fundación Uriach por su tesis "La Medicina Naturista Española".

En ella plantea los criterios básicos de los médicos naturistas que vuelven a tener plena vigencia, como:

  • El concepto de terapia global y de salud global predomina ante el concepto de una salud o curación por especialidades u órganos sueltos.
  • La confianza en la capacidad autocurativa de la naturaleza humana.
  • Primum non nocere: el aspecto más importante del tratamiento es "no hacer más daño" al enfermo.
  • Las enfermedades agudas son parte del proceso natural de la curación. Ese proceso debe ser respetado y encauzado.
  • La dieta vegetariana y el ayuno actúan en la prevención y curación de enfermedades. La dieta vegetariana hoy goza de reconocimiento médico para tratar las enfermedades metabólicas y cardiovasculares, así como para prevenir el cáncer.
  • Medicamentos y vacunas en su mayoría se consideran perjudiciales para el organismo. Este criterio les ha acarreado la incomprensión dentro de la profesión a muchos médicos naturistas.
  • Un diagnostico global, y no solo específico de la enfermedad, es una de las bases de la terapia. Los agentes naturales son tanto el factor primordial para prevenir como para ayudar a la curación.
  • La educación, el estilo de vida y la calidad del entorno tienen más influencia sobre la salud que el sistema de asistencia sanitaria, aunque reciban inversiones públicas proporcionalmente mucho menores.

Artículo relacionado

curarse-mejor

Ayuda a tu cuerpo a curarse mejor

¿Cuáles son las terapias naturistas más comunes?

Las terapias más utilizadas son pues las que ayudan al organismo a reequilibrarse por sí mismo y están basadas en remedios naturales, como por ejemplo:

  • Nutrición y dietética: dieta esencialmente vegetariana, ayuno parcial o total.
  • Plantas medicinales: las plantas siguen siendo el mayor arsenal terapéutico a nivel mundial, tal como reconoce la OMS.
  • Terapias físicas a través del movimiento.
  • Técnicas de relajación: ejercicios respiratorios, entrenamiento autógeno, autosugestión, visualización, meditación, biofeedback, hipnosis...
  • Masaje: manipulación músculo-esquelética, quiropráctica, osteopatía, manipulación ortopédica, terapia miofuncional, reflejoterapia, drenaje linfático...
  • Hidroterapia, balneoterapia: peloides, helioterapia, psammoterapia, crioterapia, climatoterapia.
  • Orden vital: psicoterapia, higiene de vida, cronobiología, ciclos de actividad, higiene, salud holística, salud mental...
  • Otras terapias: parto "natural", terapias artísticas, etc.

Breve historia de la medicina naturista

Los grandes nombres de la medicina naturista a lo largo de la historia, por sus aportaciones y descubrimientos, son los siguientes:

  • Hipócrates (s. V-IV ac) aporta conceptos que recoge el médico naturista: da importancia al régimen dietético, atiende al principio primum non nocere ("primero no dañar"), considera útil dejar que la naturaleza actúe, considera que la enfermedad es una crisis a través de la cual los humores se reequilibran...
  • Los árabes, y sobre todo Avicena (980- 1037), recogen las ideas hipocráticas, coincidiendo en que el verdadero sanador es la fuerza interna del ser humano.
  • Sydenham (1624-1689) está considerado el Hipócrates inglés por su clasificación nosológica de las enfermedades. Pero en el fondo su base es hipocrática: conocer la enfermedad permite conocer los mecanismos del cuerpo para restaurar la salud.
  • George Cheyne (1674-1743) es un médico escocés con asma y obesidad, que se cura con dieta vegetariana y un cambio de hábitos, que adapta a sus enfermos.
  • Sigmund Hahn (1664-1742). Su obra sobre el efecto del agua fría inspirará a los "médicos del agua", de los que destaca: Vinzenz Priessnitz (1799-1851), un labrador autodidacta, elabora de forma metódica la ciencia de la hidroterapia. Lorenz Gleich (1798-1865) propone cambiar el nombre de "terapia del agua" (Wasserheilkunde) por "medicina naturista" (Naturheilkunde).
  • Hufeland. Al finales del siglo XVIII y principios del XIX este autor escribe unlibro que será la base de los médicos naturistas e higienistas: Macrobiótica.
  • Schweniger. El que este joven médico naturista se atreviese a curar al canciller Von Bismarck de su diabetes con dieta y ejercicio dio un gran impulso a la medicina naturista en Alemania, sobre todo al introducirla en su sistema sanitario, la primera seguridad social de Europa.
  • Paul Carton (1875-1947) da el nombre a la medicina naturista. Su vida se recoge en el libro Cuerpos y Almas de Maxence van der Meersch y en El Método Natural en Medicina. Es el máximo representante de la medicina naturista francesa.

Evolución de las terapias naturistas en España

La medicina naturista siempre ha formado parte de la medicina europea. Pero como recuerda Eduard Pardo:

"El naturismo médico tarda en consolidar tanto una estructura profesional como teórica y viene marcado por su extraordinario desarrollo en Alemania en el siglo XIX. Pero el hecho de que muchos de estos médicos naturistas combinen la dieta vegetariana con sus otras técnicas empíricas retarda su reconocimiento entre la clase médica."

Artículo relacionado

Juan-Carlos-Duran

"Deberíamos regular las terapias complementarias y no hostigarlas"

"Hoy día los avances de la dietética hacen que este modelo sea más admitido. Lo paradójico es que conforme las ideas naturistas calan en la clase médica, esta forma nuevas especialidades: hidrología, rehabilitación, fototerapia, dietética, balneoterapia... que absorbe del movimiento naturista. A pesar de ello se conserva un movimiento naturista español formado por una serie de médicos que siguen manteniendo una idea y un método considerado como medicina naturista".

De hecho, a finales del siglo XIX abundan los médicos que de una forma u otra practican la medicina naturista:

El movimiento neohipocrático incorpora técnicas como la hidroterapia como un tratamiento más. La influencia europea y el surgimiento de nuevas sociedades médicas, especialmente las de Madrid y Sevilla, irán desplazando las ideas naturistas de sus últimos reductos, que son las facultades de Medicina.

En el siglo XIX algunas facultades estaban ocupadas por naturistas, como el Dr. José de Letamendi, catedrático de Patología General, cuya obra Clínica General es de carácter neohipocrático. Le sucederá su discípulo, el Dr. Rafael Forns, profesor de Higiene de la misma facultad. De esa escuela procede el Dr. Eduardo Alfonso.

Poco después tuvo lugar el movimiento centroeuropeo de médicos que aplican parcialmente hidroterapia, balneoterapia y remedios naturales. Un ejemplo es Enrique Jaramillo.

El movimiento regeneracionista, a partir de las obras de L. Kuhne, sucedió al anterior. Se funda la revista Helios, eje de un movimiento basado en el vegetarianismo y el ejercicio al aire libre. Destaca el Dr. Ruiz Ibarra.

El movimiento naturista se organiza a través de las asociaciones vegetarianas y el modelo asistencial médico y otros elementos paramédicos. En 1926 se publica una ley que recoge y regula el ejercicio de la medicina naturista.

Buena parte de estos sectores simpatizan con el anarquismo. Esto hará que tras la Guerra Civil ese movimiento quede prácticamente desmontado y muchos de sus miembros fusilados, encarcelados o emigrados. Pasada la guerra, algunos médicos intentan mantener el ideario de la medicina naturista, como el Dr. Silverio Palafox editando sus Cuadernos de Bionomía.

El 23º Congreso Naturista Internacional tiene lugar en 1963 en Barcelona y el IV Congreso de Medicina Neohipocrática en 1965 en Madrid. La Asociación Española de Médicos Naturistas se crea en 1980 gracias a un nuevo impulso del Dr. Palafox.

La Universidad de Zaragoza imparte desde 1992 un curso de posgrado de Medicina Naturista enfocado a problemas de salud en Atención Primaria.

Existen cursos de posgrado para la formación de personal sanitario en las universidades de Valencia y Barcelona, este último en colaboración con los colegios de médicos y enfermería.

Un hecho relevante es la creación de la revista Integral (1978) y, posteriormente, Natura Medicatrix, a cuyo alrededor pulula "la bohemia de la medicina naturista", tal como la definió Eduardo Alfonso. Cuerpomente nace en 1990 en la misma editorial que Integral.

Una medicina integrada

La medicina naturista va más allá de la dieta y propugna psicoterapias breves, las cuales hoy en día están demostrando mayor eficacia en la curación de enfermedades que la farmacopea.

Ha sido pionera asimismo en invitar al paciente a ser responsable de su salud, a buscar información por todos los medios a su alcance –mucho antes del auge de internet–, a asumir los riesgos de sus decisiones, a preguntar por todas las opciones de tratamiento disponibles. También a cambiar de médico si no está cómodo por alguna razón y a disponer de una copia de su historia clínica.

Cada día tiende más a integrarse dentro de la medicina tradicional interesándose por otros criterios médicos, tanto convencionales como alternativos: Homeopatía, Medicina Tradicional China, Ayurvédica, Tibetana, Japonesa, Medicina Tradicional Africana, Chamanismo, Antroposofía... dando lugar a lo que hoy se denomina "Medicina Integrada".

Sin embargo, el acto de curarse sigue vinculado a la dispensación de fármacos, lo que topa con el criterio naturista de responsabilidad y autocuración.

¿Medicina naturista sí o no? Una opción personal

A pesar de no ser comprendido muchas veces por una mayoría de médicos oficialistas y de no ser entendido por otras gentes, personalmente sigo este criterio médico, no solo en la práctica clínica sino también como estilo de vida.

Su práctica me ha ayudado a recuperar y mantener el sentido común en medicina, en una época en la que tenemos que buscar todo lo posible para mejorar la salud, pero ser a la vez precavidos con el exceso de información.

Como decía Archie Cochrane, hay que seleccionar toda la información y todas las terapias pero sin olvidar la gran capacidad de curación que posee el propio organismo, utilizarla siempre y no dejar que nadie la destruya o la inutilice.

Sus palabras las firmaría hoy cualquier médico naturista: "Comprendí con claridad la relativa insignificancia de las terapias en comparación con las fuerzas propias del organismo humano".

¿Dónde informarse sobre medicina naturista?

La Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica, con su revista Forschende Komplementär Medizin / Research in Complementary Medicine y su revista en español de Medicina Naturista, tiene sus trabajos indexados en las principales bases de datos médicos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?