Salud femenina

Regla sin dolor

Virginia Ruipérez González

La menstruación es un proceso fisiológico que no debería doler, aunque en la mayoría de casos lo hace. Se pueden tratar las causas, sin tener que recurrir a fármacos.

La regla debería ser regular y el sangrado de color rojo brillante, sin la presencia abundante de coágulos. Estas características no son contempladas por la medicina occidental como diagnóstico de salud, pero sí lo son en las medicinas china y ayurveda. Como también lo es el dolor.

¿Por qué duele la regla?

Si la regla causa dolor es que existe un trastorno hormonal subyacente, en concreto un exceso de estrógenos, las hormonas que provocan el crecimiento del tejido uterino para prepararlo para el embarazo. A más estrógenos, más inflamación y dolor.

Pero hemos de tener en cuenta que el estrógeno hormonal que genera el organismo de la mujer no es el único, pues estamos expuestas a sustancias químicas que se comportan como estrógenos en nuestro organismo, por ejemplo a través de los materiales que utilizamos para cocinar, los pesticidas que contienen los alimentos cultivados de forma convencional o los cosméticos que nos ponemos sobre la piel. Incluso la grasa corporal o la de los alimentos de origen animal son precursores de los estrógenos orgánicos.

Por ello, además de reducir nuestra exposición diaria a estas sustancias que se comportan como estrógenos, conviene seguir unas sencillas recomendaciones en nuestra dieta.

Artículo relacionado

regla sin dolor

Vive bien tu menstruación

La dieta más adecuada para prevenir el dolor menstrual

Para seguir una alimentación antiestrogénica que nos ayude a regular nuestras hormonas y combatir el exceso de estrógenos, podemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Activar el hígado: es el órgano encargado de depurar sustancias químicas estrogénicas. Lo ayudamos con la ingesta de rúcula, escarola, brécol, coliflor o repollo, así como la alcachofa y el diente de león.
  • Aumentar el consumo de fibra vegetal: elimina los factores estrógenicos en el intestino. Lo esencial es mantener un ritmo intestinal diario y evitar el estreñimiento. Para ello, podemos aumentar la ingesta habitual de agua y elegir una alimentación rica en fibra vegetal, presente en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres.
  • Preferir los alimentos ecológicos: así nos aseguramos de que los alimentos que comemos estén libres de agentes tóxicos.
  • Más verduras y grasas vegetales: En la dieta deben predominar los vegetales y los ácidos grasos esenciales de la oliva y su aceite, la nuez, la almendra o el aguacate sobre las grasas animales.
  • Hacer ayuno: realizar ayunos periódicamente, ingiriendo zumos de frutas o caldos de verduras, regula el exceso de estrógenos.
  • Que no te falten vitaminas: la calidad del tejido endometrial del útero es también importante, ya que este tejido se desprende en cada regla al no haberse producido el embarazo. Podemos favorecerla con vitaminas específicas, como el betacaroteno, un compuesto que favorece la salud de los tejidos y cuya fuente son los alimentos vegetales de color naranja y amarillo, como la zanahoria, la calabaza, el melocotón, el melón o el mango.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?