risas

Terapia de la risa

Reír se parece a meditar

La terapia de la risa cuenta con abundante respaldo científico. Las investigaciones de Lee Berk comparan sus efectos a los de la meditación.

Claudina Navarro

Una persona que medita y otra que ríe parecen estar en estados muy diferentes. Sin embargo sus cerebros pueden presentar en esos momentos una actividad muy parecida en que ambos comienzan a emitir ondas gamma. Estas aparecen durante el sueño profundo y en el estado meditativo, y ahora se sabe que también al soltar una carcajada.

El doctor Lee Berk, experto en inmunología e investigador de la Universidad de Loma Linda (Estados Unidos), monitorizó los cerebros de 31 personas mientras veían videoclips con tres tipos de contenidos: de humor, espirituales o perturbadores. Solo los solo los humoristas lograron despertar las ondas gamma.

La risa favorece la claridad mental y la integración de los pensamientos

Este tipo de actividad eléctrica se caracteriza por involucrar a todo el cerebro. Según Berk, que estudia los efectos de la risa desde hace 30 años, las ondas gamma se asocian con la capacidad de pensar más claramente y tener pensamientos más integradores.

Estas conclusiones son coherentes con un estudio anterior de Berk, en el que mostraba cómo la risa ayuda a los ancianos a conservar la memoria al reducir el cortisol –la principal hormona del estrés– y a aumentar las endorfinas (que se asocian y la dopamina (el neurotransmisor de la motivación).

Reduce el dolor y mejora la circulación

Los estudios de Berk refuerzan el respaldo científico de la risoterapia. Su primer gran defensor fue el eminente doctor Norman Cousins, que en 1976 publicó en el New England Journal of Medicine un artículo sobre su propia experiencia: se "administraba" diez minutos diarios de risa provocada por películas cómicas que le proporcionaban dos horas de alivio del dolor (Cousins padecía una enfermedad reumática crónica).

Otros investigadores han descubierto otras propiedades importantes. El doctor Mickel Miller, de la Universidad de Maryland, ha demostrado, por ejemplo, que la risa promueve la elasticidad de los vasos sanguíneos y el buen estado general del sistema circulatorio. El estrés produce el efecto contrario.

El doctor español Ramon Mora-Ripoll ha publicado el libro Manual de medicina y terapia de la risa, donde ha recopilado sus experiencias e investigaciones sobre los efectos de la risa en la salud y la actitud de las personas.

Puede reducir el presupuesto de sanidad

Los efectos de la risa son tan beneficiosos y generales que el genetista Kazuo Murakami ha estimado que su apropiado uso como terapia reduciría los costos sanitarios de un país en un 23%.

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?