Cómo saber si tienes una enfermedad autoinmune

Defensas eficaces

¿Tienes una enfermedad autoinmune? 5 señales de alarma

Las enfermedades autoinmunes aumentan sin parar. Estar atentos a determinados síntomas, comunes a todas ellas, nos ayudará a detectarlas a tiempo.

Susana Muñoz

Las enfermedades autoinmunes están provocadas por un desequilibrio en nuestro sistema inmunitario. En lugar de defender nuestro organismo, ataca las células y provoca, entre otros síntomas, fatiga o trastornos del sueño.

En las últimas décadas se ha triplicado la incidencia de enfermedades autoinmunes. Las más habituales son: artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple, diabetes tipo I, psoriasis o hipotiroidismo.

Cómo saber si padeces una enfermedad autoinmune

Existen más de 80 enfermedades autoinmunes diferentes.

Pero hay síntomas que son comunes a todas ellas y que nos pueden hacer sospechar.

  1. La mayoría cursan con una intensa fatiga sin relación con el esfuerzo muscular. También suele haber una sensación de malestar crónico y debilidad generalizada.
  2. Las responsables de los trastornos del sueño serían las citoquinas, unos mensajeros que ayudan a regular el sueño. Se producen en grandes cantidades en la inflamación e inducen la aparición de sueño.
  3. Astenia, anorexia y pérdida de peso nos indican la posibilidad de que estemos sufriendo una enfermedad autoinmune.
  4. Sobre todo en las autoinmunes sistémicas se dan episodios de febrícula.
  5. También son señales de alarma las alteraciones gastrointestinales inespecíficas y los cambios en el color, forma y consistencia de las heces.

Los primeros pasos ante el diagnóstico de una enfermedad autoinmune

Una vez diagnosticada una enfermedad autoinmune, el médico decidirá el tratamiento farmacológico adecuado. Suelen ser tratamientos con corticoides, tratamientos inmunosupresores potentes (lupus, esclerosis múltiple), con posibles efectos secundarios importantes, o de sustitución (insulina en el caso de diabetes, hormonas tiroideas en la tiroiditis).

La elevada toxicidad de algunos de estos fármacos hace que se busquen alternativas. Un trabajo publicado en Nature en 2016 habla de investigaciones sobre nanofármacos que actúan de forma específica sobre los linfocitos T reguladores. Y muy prometedor, el trasplante fecal.

Unos hábitos saludables pueden ayudar a los pacientes en el manejo de su enfermedad mientras llegan novedades: evitar el tabaco (artritis reumatoide, lupus, esclerosis múltiple), el sol (lupus) y mantener niveles adecuados de vitamina D (lupus, diabetes, esclerosis múltiple y artritis reumatoide) pueden ayudar al tratamiento.

Etiquetas:  Salud Sistema inmunitario

Artículos relacionados

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?