Efecto adelgazante

El tamarindo malabar: la planta medicinal más útil para adelgazar

Jordi Cebrián y Josep María Teixé

El tamarindo malabar destaca por su elevado poder saciante. Pero hay otras opciones igualmente eficaces para dejar atrás los kilos de más.

 

 

Entrar en una herboristería pidiendo consejo para adelgazar es cada vez más frecuente, sobre todo cuando uno de cada tres adultos españoles tiene sobrepeso y la obesidad infantil afecta a uno de cada seis niños.

El sedentarismo y una dieta con exceso de grasas y azúcares explican este creciente problema de salud. Entre los recursos disponibles destaca el fruto de un árbol tropical, el tamarindo malabar (Garcinia cambogia), que no debe confundirse con el tamarindo africano (Tamarindus indica).

Artículo relacionado

adelgazar con psicologia

Podemos adelgazar con la mente: 9 consejos psicológicos

Los beneficios del tamarindo malabar

Emparentado con el mangostán, el tamarindo malabar es un árbol de unos 6 a 8 metros de alto, con flores amarillas, diminutas, que crecen directamente de las ramitas y frutos esféricos. En el tamarindo africano, por el contrario, más conocido en Europa, el fruto se aloja en una vaina marrón, de unos 10 cm de largo y con diversas protuberancias; dentro se halla una pulpa pegajosa y varias semillas.

El tamarindo malabar es nativo de Malasia e Indonesia. Con fines medicinales se aprovechan los frutos (su pulpa y, en menor medida, también la corteza).

Contienen ácido hidroxicítrico, un compuesto que bloquea de forma parcial la síntesis de los ácidos grasos, inhibiendo la acción de la ATP (el trifosfato de adenosina, la molécula donde se almacena la energía y se distribuye a todas las células de nuestro organismo) y de los niveles de la enzima ATP­citratoliasa.

De ese modo reduce la transformación de los azúcares simples en grasas y aumenta la neoglucogénesis hepática, lo que en muchas personas bastará para que disminuya su necesidad de comer.

El tamarindo malabar, por otro lado, está indicado para controlar los niveles de colesterol y otras grasas en sangre y para prevenir los accidentes vasculares. No se le conocen efectos adversos ni tampoco interacciones indeseadas con medicamentos.

Una fórmula depurativa y adelgazante

El tamarindo malabar refuerza y complementa su acción adelgazante, depurativa y saciante con otras plantas. Una fórmula de herbolario para perder peso es la siguiente:

  • Fruto de tamarindo.
  • Hojas de grosellero negro.
  • Hojas y sumidades de ortosifón.
  • Hojas de alcachofera.
  • Flores de pasiflora a partes iguales (puede añadirse anís estrellado para mejorar el sabor).

Preparación:

  1. Se añade una cucharada sopera rasa de la mezcla por vaso de agua.
  2. Se hierve 2­3 minutos –o se mantiene en maceración toda la noche–, se cuela y se beben varias tazas a lo largo del día.

Artículo relacionado

tratamiento-retencion-liquidos

7 remedios para acabar con la retención de líquidos

Alternativas para eliminar líquidos y grasas

  1. Fucus: Rica en mucílagos, esta alga parda estimula la acción de la tiroides y genera una rápida sensación de saciedad. Se toma en decocción, polvos, extracto líquido o cápsulas.
  2. Mango africano: Inhibe una enzima responsable de convertir la glucosa en triglicéridos, impide la formación adipocitos (reserva de grasas) y facilita la pérdida de peso. Se toma en cápsulas.
  3. Piña: Su bromelina ayuda a digerir las proteínas. Útil en los tratamientos para perder peso por su efecto laxante y saciante. Se toma en zumo, polvos, extracto y cápsulas.
  4. Diente de león: Amargo, diurético y hepatoprotector, sus hojas combaten el sobrepeso por retención de líquidos. Se toma en decocción, jugo de la planta fresca y en extractos.

Artículo relacionado

Plantas que revitalizan tu cuerpo

4 plantas que te ayudarán a revitalizar tu cuerpo... y tu mente

Garcinia cambogia, otra opción para adelgazar

Los atributos de la Garcinia cambogia como complemento adelgazante y supresor del apetito explican el uso que se hace de ella en los tratamientos dietéticos para el sobrepeso (incluso se publicita bastante por Internet). Tales tratamientos se basan sobre todo en preparados que deben contener al menos un 50% de extracto puro de garcinia, en dosis recomendadas de unos 500 mg diarios (se toman 1 o 2 cápsulas antes de las comidas, acompañadas de agua o zumo de frutas).

Por otro lado, a la garcinia se le atribuye una acción absorbente que equivale a 40 veces su volumen en agua. También se puede tomar la pulpa fresca (dos o tres cucharadas soperas al día), o bien en zumo, sola o mezclada con otras frutas.

En tal caso, por su contenido elevado en mucílagos, se aconseja como regulador intestinal, para favorecer las evacuaciones y evitar la irritación gastrointestinal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?