Terapias naturales

El yoga ayuda a recuperarse de las enfermedades

El yoga proporciona una flexibilidad que permite realizar posturas bellas y acrobáticas. Pero no hace falta llevar a cabo las posturas más complicadas. De hecho, las personas enfermas y con dificultades son las que más se pueden beneficiar de la práctica del yoga con intención terapéutica.

Manuel Núñez
Manuel Núñez

Periodista especializado en salud y ecología

En los dos últimos años se han publicado cientos de estudios científicos sobre los beneficios del yoga como terapia para una amplia gama de trastornos. El yoga es una herramienta para personas sanas, para mantenerse en forma física y mentalmente, pero también es una terapia complementaria eficaz ante un buen número de trastornos.

Sin embargo, a menudo la imagen que transmiten los medios de comunicación y las redes sociales sobre el yoga no ayuda a que la agente se acerque a esta milenaria disciplina. Muchas personas y sobre todo las que están sufriendo alguna enfermedad pueden no sentirse capaces de reproducir las posturas que adoptan chicas jóvenes, muy en forma y con mucha práctica.

El yoga también es para las personas enfermas

La realidad es que el yoga puede ser practicado por cualquiera, incluso por personas con dificultades físicas, porque los ejercicios pueden seleccionarse y adaptarse a las capacidades y a las necesidades de cada una.

El yoga es para todos y sobre todo para las personas que están atravesando una enfermedad y se pueden beneficiar especialmente de sus efectos sobre cuerpo y mente. Los estudios indican cuáles son las propiedades terapéuticas más destacadas.

Artículo relacionado

yoga terapéutico

¿Cuáles son los beneficios del yoga terapéutico?

Yoga para reducir la ansiedad

Una revisión sistemática de 24 estudios comparó el yoga con el ejercicio convencional de tipo aeróbico o de fuerza y hallaron que el yoga es más eficaz para reducir la ansiedad, tanto que en muchos casos podría ser una alternativa a medicamentos que no están libres de efectos secundarios.

El yoga puede reducir la producción de cortisol, la hormona asociada a la respuesta de estrés, y aumentar los niveles de endorfinas, sustancias similares a las hormonas que producen sensación de bienestar y cierta analgesia.

Para aliviar los efectos secundarios del trataminto del cáncer

El yoga es una terapia complementaria útil para reducir los efectos secundarios físicos y psíquicos derivados del tratamiento del cáncer. Puede ayudar a aliviar síntomas como la fatiga, el dolor crónico, la ansiedad y la depresión.

En concreto, un estudio evaluó los efectos de ocho semanas de yoga en 41 supervivientes de cánceres de mama y ginecológicos con dolores causados por neuropatía periférica. El yoga, que se realizó en clases grupales y en casa con ayuda de vídeos, se centró en los ejercicios de respiración, fuerza, equilibrio y flexibilidad músculo-esquelética, y consiguió disminuir el dolor y reducir el riesgo de caída.

Otro estudio probó que el yoga pudo mejorar la calidad de vida de 100 mujeres con cáncer de mama sometidas a quimioterapia. Las pacientes mejoraron su estado físico y anímico. La capacidad del yoga para disminuir la fatiga y la depresión se confirmó en otro estudio con 173 enfermos con diferentes tipos de cáncer.

Yoga para tratar la artritis reumatoide

Una investigación realizada en Universidad de Medicina China de Guangzhou muestra que el yoga también puede beneficiar a las personas con artritis reumatoide. La revisión de estudios evaluó la acción del yoga sobre 840 pacientes con artritis reumatoide y concluyó que no puede aliviar el dolor o la inflamación en la mayoría de los casos, pero mejora significativamente la movilidad de las articulaciones, reduce la fatiga y mejora el estado de ánimo.

En cambio, el yoga sí disminuyó el dolor en pacientes con el síndrome de la Guerra del Golfo, un trastorno similar a la fatiga crónica.

Artículo relacionado

Yoga-Eva-1x1

Iniciación al Yoga

Ayuda en caso de lesión cerebral traumática leve

La lesión cerebral traumática puede ocurrir por un golpe o una sacudida de la cabeza. Los síntomas pueden ser leves, moderados o graves. Las conmociones cerebrales son un tipo de lesión cerebral traumática leve que se pueden recuperar por completo.

El yoga puede ayudar a que esta recuperación sea más rápida. Una revisión de 20 estudios con un total de 539 participantes con lesión cerebral traumática leve, que practicaron yoga, meditación y otras actividades basadas en la atención plena, mejoraron de forma significativa los síntomas generales, el rendimiento cognitivo, la calidad de vida, y sobre todo el cansancio y la depresión.

El yoga en otras alteraciones

Otras investigaciones han probado los beneficios del yoga en relación con otras afecciones como la esclerosis múltiple, la esquizofrenia, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la inmunodeficiencia causada por el virus VIH, el estrés postraumático o el dolor crónico.

Si te ha interesado este artículo...

  • Te recomendamos el curso "Iniciación al yoga" de Eva Roca en la Escuela Cuerpomente. Este curso de yoga para principiantes es la guía más completa para iniciarte. Con 14 video clases donde aprenderás paso a paso las 56 posturas de yoga básicas y cómo practicarlas en las series guiadas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?