Anticuerpos contra el COVID-19

¿Tiene sentido hacerse un test del coronavirus?

Claudina Navarro

En el momento actual puede ser interesante descubrir si has pasado la enfermedad o no. Los estudios indican que el 5% de los españoles poseen anticuerpos y la mayoría no lo saben.

Después de cinco meses de pandemia, muchas personas pueden tener la curiosidad de saber si han creado anticuerpos contra el coronavirus. ¿Qué tipos de tests tenemos disponibles? ¿Qué diferencias hay entre ellos y qué información nos dan?

Los diferentes tipos de tests

Los test PCR sirven para saber si estás pasando por la enfermedad en el momento actual. No sirven para saber si la has pasado sin darte cuenta ni para descartar que puedas sufrir la enfermedad en los próximos meses.

Para hacerlo, un profesional sanitario debe tomar una muestra con un algodón la mucosa nasofaríngea. Esta muestra debe ser analizada en un laboratorio, por lo que el resultado no es inmediato.

El test PCR está pensado para detectar el virus cuando está dando síntomas. Por tanto, no tiene sentido que una persona decida hacérselo por su cuenta. Si estás enfermo, ves al médico y este decidirá si te tienes que hacer la prueba.

Los tests rápidos de antígenos no ofrecen suficiente fiabilidad en el resultado. También se hace con una muestra de mucosa y si la persona tiene síntomas, acierta en el 90% de los casos. En los asintomáticos solo descubre el 60% de los casos. Únicamente sirven para tener una orientación diagnóstica rápida (en 5-10 minutos) en la atención de urgencias, pero no es concluyente.

Los test serológicos de inmunidad te pueden decir si estás pasando la enfermedad, si ya la pasaste y estas inmunizado o si todavía no has tenido ningún contacto con el virus y por tanto todavía puedes caer enfermo.

Este tipo de test o detecta el virus, sino los anticuerpos (inmunoglobulinas) que genera el sistema inmunitario para luchar contra él. Según el tipo de anticuerpos que detecta te da una información concreta:

  • Un positivo de inmunoglobulina M (IgM) revela que el cuerpo puede estar luchando en este momento contra el virus, pues las IgM aparecen entre el quinto y el séptimo día de enfermedad.
  • Un positivo en inmunoglobulina G (IgG) descubre que se ha creado inmunidad. Las IgG suelen aparecer a los 10 días del contagio.

Hay test serológicos rápidos con gran fiabilidad que ofrecen el resultado en solo unos minutos. En la versión rápida, solo tienes que poner una gota de sangre en el stick y en unos instantes se puede ver el resultado, de manera similar a un test de embarazo.

También te puedes hacer el test a partir de una muestra de sangre que se envía a laboratorio. En unos cinco días tienes los resultados. El precio se sitúa a partir de 40 euros y depende de los valores que se deseen incluir en el análisis.

Artículo relacionado

virus cantar

¿Por qué algunas personas contagian más el COVID-19 que otras?

Aún no se sabe cuánto puede durar la inmunidad

Aunque la presencia de IgG demuestra la existencia de una respuesta inmunitario, actualmente no se puede garantizar que una persona con anticuerpos igG haya adquirido una inmunidad permanente. Por ahora no se sabe cuánto puede durar la inmunidad. Puede ser unos meses, años, o toda la vida. El tiempo nos lo irá diciendo.

Por tanto, descubrir que se ha desarrollado alguna inmunidad al virus SARS-CoV-2 puede dar cierta tranquilidad, pero no exime de seguir tomando medidas de precaución. Llevar mascarilla sigue siendo recomendable por precaución y para dar ejemplo a las demás personas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?