Enfrentar las crisis agudas

5 plantas antirreuma de gran ayuda para el dolor

Algunas plantas antiinflamatorias, analgésicas, antiartríticas y depurativas resultan de gran ayuda como apoyo a los tratamientos convencionales.

Jordi cebrián
Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales y ecología

El reumatismo engloba unas doscientas enfermedades diferentes.

Las más comunes son:

  • La artritis reumatoide.
  • La artrosis.
  • La gota.
  • El reumatismo de tendones.
  • La bursitis.
  • Los dolores lumbar o muscular.
  • La fibromialgia.
  • La osteoporosis.

Medidas como cuidar la alimentación, sentarse bien, no cargar objetos pesados, usar calzado cómodo y practicar ejercicio contribuyen a prevenir o mitigar las crisis de dolor, que muchas personas sufren en los meses fríos 

Otra ayuda la constituyen las plantas medicinales. Estas son algunas de las más eficaces contra el dolor reumático

1 / 5
OSC-OSJAT-00000301-001

1 / 5

Harpagofito en la artrosis

El harpagofito es un gran recurso herbario para problemas reumáticos crónicos o parcialmente crónicos.

Contiene glucósidos iridoideos como el harpagósido, que inhibe la generación de prostaglandinas-sintetasa, unas enzimas que intervienen en el proceso inflamatorio. Además calma el dolor.

Propiedades:

  • Antiinflamatorio.
  • Antiartrítico.
  • Antipirético.
  • Analgésico.
  • Diurético uricosúrico.
  • Antiespasmódico.
  • Colagogo.
  • Depurativo.

Cuándo conviene:

En artrosis brinda alivio progresivo sin los efectos secundarios de algunos antiinflamatorios sintéticos.

Se indica también en otras afecciones músculo-esqueléticas como bursitis, fibrositis, fibromialgia, lumbalgia y, en menor grado, artritis reumatoide.

Partes usadas:

Las raíces secundarias, que se cortan en rodajas.

Cómo se toma:

  • En cápsulas o comprimidos, en dosis que ha de fijar el especialista.
  • Se encuentra asimismo en tintura, extracto líquido y planta seca para decocción.
  • Puede combinarse también con ulmaria, milenrama, rabo de gato y regaliz, a partes iguales; se hierven dos cucharadas de la mezcla por medio litro de agua 4 minutos, se deja reposar otros diez y se cuela. Se toma durante el día. 
Foto: agefotostock
IBK-857624

2 / 5

Árnica, un gran analgésico

El árnica bloquea la acción de las citoquinas –que provocan la reacción inflamatoria– e inhiben la migración de los leucocitos polimorfonucleares –células inmunitarias– de la zona afectada.

Propiedades:

  • Analgésica.
  • Antiinflamatoria.
  • Antiséptica.
  • Cicatrizante.
  • vulneraria.

Cuándo conviene:

Para reducir de forma puntual el dolor por traumatismo o luxación, por inflamación de los tendones o bolsas sinoviales (bursitis), o por inflamación articular en osteoartritis y artritis reumatoide.

En neuralgias, lumbalgias y contracturas, un masaje con árnica puede ofrecer un gran alivio.

Partes usadas:

los capítulos florales, al florecer, y en menor medida el rizoma.

Cómo se toma:

  • Lo más usual es aplicarla en crema o pomada sobre el área dolorida e inflamada, dos o tres veces al día.
  • Se puede masajear la zona afectada con una infusión de árnica combinada con ulmaria y manzanilla, o aplicar la planta fresca –capítulos florales o raíces machadas– en forma de emplastos.
  • Se encuentra también en extracto líquido y tintura. 
  • No debe ingerirse nunca.
Foto: agefotostock
160665

3 / 5

Coronilla de fraile para aliviar el dolor de gota

Esta aromática planta mediterránea contribuye a frenar o disminuir la acumulación de ácido úrico en las articulaciones.

Propiedades:

  • Diurética urisocosúrica.
  • Depurativa.
  • Antiedematosa.
  • Antiinflamatoria
  • Laxante.

Cuándo conviene:

En la gota y otras afecciones reumatológicas, como la artrosis y la artritis reumatoide.

Partes usadas:

Las hojas secas.

Cómo se toma:

  • En decocción, mezclada con diente de león, hojas de abedul, lespedeza y anís estrellado.
  • Se hierven dos cucharadas colmadas de la mezcla por medio litro de agua dos minutos, se deja reposar y se cuela.
  • Se toman dos tazas al día en ayunas, la primera al levantarse y la última una hora antes de la cena. 
Foto: agefotostock
INF-00544747

4 / 5

Boswelia frente a la artritis reumatoide

La boswelia, muy apreciada en la medicina ayurvédica, contiene ácido boswélico, capaz de inhibir la acción de los leucotrienos, que inciden sobre el sistema inmunitario y activan la inflamación de los cartílagos.

Además lubrica y flexibiliza la estructura cartilaginosa, baja la inflamación y calma el dolor.

Propiedades:

  • Antiinflamatoria.
  • Analgésica.
  • Depurativa.

Cuándo conviene:

En la artritis reumatoide, que produce dolor, rigidez y pérdida de función de las articulaciones.

Partes usadas:

La gomorresina.

Cómo se toma:

  • En cápsulas o comprimidos, asesorándose bien con el reumatólogo sobre la dosis, que suele rondar los 350 mg de ácido boswélico diarios.
  • También se comercializa la gomorresina tal cual, que se puede tomar con una manzana: se hace un corte cerca del pedúnculo, se vierte una cucharadita de resina dentro, y se asa la fruta al horno. 
Foto: agefotostock
GWG-NPM-080928081

5 / 5

Guayaco para los músculos

Este árbol de Sudamérica resulta muy eficaz para aliviar el dolor muscular.

Propiedades:

  • Diurético.
  • Desintoxicante.
  • Analgésico.
  • Antiinflamatorio.

Cuándo conviene:

En mialgias o dolor muscular por sobrecarga, en contracturas, tensión cervical y lumbalgias.

Puede reducir la inflamación en procesos osteoartríticos y favorecer la eliminación de ácido úrico, lo que alivia la gota.

Partes usadas:

La albura o corteza interior del tronco.

Cómo se toma:

  • En decocción, asociada a cola de caballo, jengibre y malvavisco, a razón de una cucharada de la mezcla por taza. Se toman dos vasos al día, en ayunas.
  • El aceite esencial se aplica en masaje sobre el área dolorida.
  • También se toman el extracto líquido o la tintura, en dosis que debe fijar el especialista.

Asesora: Josep María Teixé, herbolario de "El manantial de la salud".

Foto: agefotostock

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?