Menos dolor

6 soluciones naturales para frenar la artrosis

Puedes hacer mucho por prevenir y frenar el desgaste de las articulaciones que lleva a la artrosis. Estos son los cuidados que propone la medicina naturista.

Pablo Saz
Dr. Pablo Saz

Médico naturista. Investigador en la Universidad de Zaragoza

Hay muchos factores que pueden desencadenar la artrosis, pero el más habitual es el envejecimiento natural del cuerpo. Con los años las articulaciones acumulan un gran desgaste de los cartílagos y pueden llegar a producirse deformidades en los huesos. Es una enfermedad que cursa con gran dolor y provoca rigidez y disminución de la movilidad articular.

Actuar frente los primeros síntomas de artrosis es importante para prevenir males mayores y frenar el progreso del deterioro articular cuando aún es reversible.

Tratamiento natural de la artrosis

Ciertas pautas te ayudaran a reducir los dolores asociados a la artrosis y a reducir el impacto que esta enfermedad puede llegar a tener en tu calidad de vida.

1. Cuida tu postura

Se ha dicho que la artrosis es irrecuperable y que cada vez va a más, pero no es verdad. Las articulaciones se van remodelando cada día mientras uno está vivo; por ello, es importante trabajar bien la postura y hacer ejercicio de rehabilitación.

Es recomendable seguir con los quehaceres habituales en la medida de lo posible, tomando conciencia de mantener una buena higiene postural y aprovechar los reposos para estirar bien.

Artículo relacionado

2. Ejercítate suavemente

Para las articulaciones que están delicadas y que reciben peso, como las rodillas, es fundamental que no reciban peso en exceso. Tan importante es no forzarlas andando o corriendo como no dejar de hacer ejercicio, a ser posible, sin peso.

Eso se logra, por ejemplo, flotando en el agua o con arnés, con ayuda al colgarse.

La rehabilitación puede ayudar a recuperar todos los movimientos de la rodillay a fortalecer sus músculos. En un programa para personas con artrosis deben incorporarse tres tipos de ejercicio:

  • Entrenamiento aeróbico
  • Entrenamiento en resistencia-fortalecimiento muscular
  • Flexibilidad-intervalo de movimiento

Los pacientes con artrosis de rodilla o cadera deben reducir la carga articular, evitar permanecer de pie, ponerse de rodillas o sentarse en cuclillas durante períodos prolongados.

En los pacientes con artrosis unilateral de cadera o rodilla, un bastón, cuando se lleva en la mano contralateral, puede disminuir el dolor articular al reducir la fuerza de contacto articular. Una enfermedad bilateral puede requerir el uso de muletas o de un andador.

A los pacientes obesos les conviene adelgazar.

Artículo relacionado

3. Endereza tu espalda

Sobre la giba en la espalda, la artrosis aparece si hay previa escoliosis o cuando las vértebras, en su intento de acomodarse, se retuercen en exceso. El mejor trabajo es la Reeducación Postural Global (RPG). Se puede intentar mejorar a cualquier edad.

4. Sigue una dieta saludable

Es conveniente seguir una dieta vegetariana, sin sal, azúcares refinados ni grasas calentadas.

El ayuno intermitente también alivia y mejora las articulaciones. El más sencillo es el de 14 horas, que se puede conseguir suprimiendo la cena o cenando y suprimiendo el desayuno.

Artículo relacionado

5. Aliviar el dolor sin medicamentos

Toma el sol y utiliza plantas antiinflamatorias como el sauce, el harpagofito o la cúrcuma. Varias plantas medicinales han demostrado su efecto beneficioso en la artrosis. Más abajo encontrarás también una infusión para la artrosis que combina varias plantas tradicionalmente utilizadas para el cuidado de las articulaciones.

Los fármacos analgésicos que se prescriben son un arma de doble filo: a veces alivian pero, al no tener dolor, no te centras en mantener una buena postura o fuerzas la articulación.

La acupuntura es especialmente recomendable. Se han emprendido numerosos ensayos aleatorizados y controlados para evaluar la eficacia de la acupuntura en el tratamiento del dolor artrósico. Reduce las molestias y las dosis de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), con lo que se disminuyen potencialmente los efectos secundarios que se observan en ocasiones con el uso prolongado de AINE.

Cuando se propone el uso de masajes en los pacientes con artrosis, a menudo se recomienda un masaje suave en lugar de una manipulación de los tejidos profundos.

En los pacientes con artrosis de manos o rodillas puede utilizarse una crema de capsaicina. El efecto farmacológico lo realiza agotando la "sustancia P", un mediador neuropeptídico del dolor, en las terminaciones nerviosas sensitivas locales.

Artículo relacionado

6. Consume suficiente calcio

Es importante consumir el calcio necesario y la dieta vegetariana puede ser muy rica en este mineral. Suprime los alimentos que bloqueen la absorción de calcio, como el té, el café o el salvado (el suelto).

El ejercicio te ayudará a fijar este mineral.

Artículo relacionado

Infusión para el dolor articular

Por Jordi Cebrián (con el asesoramiento del herborista J. Mª Teixé)

Los dolores articulares debidos a la artrosis o desgaste de los cartílagos afectan aproximadamente al 20% de las mujeres y al 10% de los hombres. Las plantas contribuyen a calmarlos de una forma natural. Ello significa que se puede reducir, o evitar, el uso de medicamentos analgésicos, no exentos de efectos secundarios.

Esta fórmula reúne diversas plantas con efectos analgésicos, antiinflamatorios y depurativos. Contribuirán a facilitar la eliminación de toxinas por la orina, a reducir la inflamación de los cartílagos y a aliviar el dolor intenso.

Ingredientes

  • 20 g de abedul (Betula pendula)
  • 20 g de aliso (Alnus glutinosa)
  • 20 g de viburno (Viburum opulus)
  • 20 g de grosellero negro (Ribes nigrum)
  • 20 g de ulmaria (Filipendula ulmaria)
  • 20 g de calaguala (Polypodium leucotomos)

Preparación

  1. Mezcla las plantas a conciencia y separa unos 20 gramos de la mezcla por litro de agua.
  2. Lo pones a hervir unos 3 minutos, dejas que se enfríe un poco y lo cuelas.
  3. Lo aplicas en baños parciales, piernas o brazos si está allí localizado el dolor, o bien empapas unas compresas con esta decocción, que dispondrás sobre el área dolorida. Repite la operación cada día durante un par de semanas.

Esta misma fórmula, sustituyendo la calaguala por el harpagofito, también la puedes tomar en infusión, a razón de tres tazas diarias, en ayunas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?