Fitoterapia

7 afrodisíacos naturales que sí funcionan

Jordi Cebrián

Existen plantas que aportan efectos excitantes y estimulantes sobre la libido. Pero hay que saber elegirlas bien y no esperar resultados espectaculares.

1 / 7

1 / 7

1. Ajedrea, suave estimulante

La ajedrea (Satureja montana) es una planta aromática, propia del paisaje mediterráneo.

Propiedades:

Tónica, estimulante, estimulante digestiva, colagoga y antiespasmódica.

A quién conviene:

Se trata de un estimulante suave, ideal para las situaciones de desgana vital, fatiga y falta de motivación. Aporta sensación de euforia moderada y optimismo, que invita a una mayor receptividad sexual.

Es de las pocas plantas con efectos relativamente afrodisiacos que se puede saborear mezclada con otras.

Cómo se toma:

En infusión sola o con biznaga, canela y menta, a razón de una cucharada sopera de la mezcla por vaso de agua. Tomar dos veces al día, la última una hora antes de acostarse.

Precauciones:

Ninguna, si se usa como infusión de la planta seca. No se debe consumir el aceite esencial por vía oral durante el embarazo o si se padecen problemas neurológicos.

2 / 7

2. La damiana, efectivo excitante

La damiana (Turnera diffusa), un excitante con poder desinhibidor, procede de regiones de México, América Central, América del Sur y Estados Unidos.

Propiedades:

Tónico estimulante del sistema nervioso central, excitante, vigorizante, diurética y afrodisiaca.

A quién conviene:

Actúa como un excitante bastante efectivo, favorece la vasodilatación periférica y puede contribuir a vencer la inapetencia sexual.

Aporta cierto grado de euforia y mayor receptividad para el encuentro sexual.

Su efecto afrodisiaco es matizado por los expertos. Algunos estudios apuntan que la damianina y otros de los principios activos presentes en la planta muestran una acción similar a la testosterona, lo que despierta la libido y la respuesta sexual.

Preferentemente suele indicarse para mujeres con problemas de astenia, debilidad e inapetencia sexual.

Cómo se toma:

En infusión de las hojas, sola o con menta o ajedrea, una o dos tazas al día, en tratamientos cortos y discontinuos. También se encuentra en extracto líquido o en cápsulas.

Precauciones:

Las dosis altas actúan como purgantes severos y pueden provocar lesiones hepáticas. Siempre hay que consumirla bajo supervisión y las dosis las deberá establecer un especialista.

3 / 7

3. Maca, para potenciar la fertilidad

La maca (Lepidium meyenii), un tubérculo usado en épocas incaicas para potenciar la fertilidad, crece en los Andes de Perú y Bolivia, en especial en la Puna. Ahora se comercializa su extracto en numerosos países occidentales.

Propiedades:

Adaptógena, estimulante inmunitaria, vigorizante, reguladora hormonal, defatigante y antiasténica.

A quién conviene:

La maca, gracias a la acción de las macamidas, unos alcaloides que contiene, incide sobre el hipotálamo, responsable de las funciones autónomas endocrinas, y las glándulas suprarrenales, lo que tiene un efecto regulador a nivel hormonal y emocional.

Su consumo regular puede incrementar el deseo sexual, disminuir la frigidez y la dificultad eréctil en el varón, y favorecer la fertilidad en ambos sexos. Se considera que mejora la motilidad de los espermatozoides y que estimula la producción de esperma.

Cómo se toma:

El tubérculo troceado para tomar en decocción, o bien en polvo –una cucharada de postre al día– o en cápsulas. Las dosis diarias son de unos 3 g en varones adultos y 2 g en mujeres, en tratamientos discontinuos.

Precauciones:

No conlleva los riesgos de ciertos fármacos vasodilatadores como la Viagra, pero se aconseja un asesoramiento médico previo.

4 / 7

4. Angélica china, el "ginseng" para la mujer

La angélica china (Angelica sinensis) es originaria de China, Corea y Japón.

Propiedades:

Tónica, estimulante, reguladora hormonal, emenagoga, antiespasmódica.

A quién conviene:

Conocida también como dong quai, se emplea en la medicina china para tratar alteraciones menstruales y problemas ginecológicos. Tiene un efecto regulador a nivel hormonal, incrementa las secreciones vaginales y tonifica el útero.

Se usa para combatir la frigidez, la inapetencia sexual y los síntomas de la menopausia.

Cómo se toma:

Dos tazas al día, en decocción y en tintura.

Precauciones:

No se debe tomar angélica durante el embarazo y la lactancia, ni en tratamientos oncológicos. Se aconseja un tratamiento discontinuo.

5 / 7

5. Guaraná, de efecto euforizante

El guaraná (Paullinia cupana) es una planta trepadora de hasta diez metros de altura que crece en las selvas húmedas de la cuenca amazónica y territorio guaraní, en Paraguay y en Brasil.

Propiedades:

Estimulante del sistema nervioso central, tónico, defatigante, tónico cardiaco e hipertensivo.

A quién conviene:

Las semillas del guaraná, que recuerdan a unas castañas en miniatura, contienen trazas de cafeína y teobromina, dos sustancias altamente excitantes.

No es tanto una planta afrodisiaca como un estimulante. El guaraná contiene de 2 a 5 veces más cafeína que el propio café. Se utiliza usualmente para combatir los estados de astenia, fatiga y debilidad, aliviar dolores menstruales, neuralgias y también las migrañas.

Cómo se toma:

En polvo (mezclado, si se quiere, en el yogur o el zumo de frutas), en decocción (2 tazas al día) o bien en extractos, jarabe o cápsulas – unos 100 mg diarios–, consumido mejor por las mañanas.

Precauciones:

Se recomienda ser prudentes en caso de hipertensión arterial, arritmias o palpitaciones y evitar su consumo si se padece insomnio recurrente o irritabilidad.

6 / 7

6. Muira pauma, para la disfunción eréctil

La muira pauma (Ptychopetalum olacoides) es originaria de las selvas amazónicas del Brasil.

Propiedades:

Excitante, estimulante, energizante y tónica.

A quién conviene:

Se usa sobre todo para incrementar la vitalidad sexual, como apoyo para corregir la impotencia y en el tratamiento de la disfunción eréctil del hombre.

Varios estudios demuestran que es un buen remedio para tratar la astenia sexual. Es un tónico sexual apropiado tanto para el hombre como para la mujer, ya que mejora la circulación sanguínea periférica.

Cómo se toma:

En polvo, mezclado en el yogur, la leche o el zumo de frutas. Se ha de tomar por la mañana o a mediodía para evitar el insomnio.

Precauciones:

No usar en casos de ansiedad, nerviosismo o arritmias.

7 / 7

7.Yohimbe, un eficaz vasodilatador

El yohimbe (Pausinystalia yohimbe) procede de áreas selváticas de Camerún, Nigeria, Congo y Gabón.

Propiedades:

Vasodilatador, tónico circulatorio, estimulante y desfatigante.

A quién conviene:

Esta planta africana encierra, entre sus principios activos, un alcaloide, la yohimbina, que produce en quien la toma un efecto vasodilatador, que se manifiesta también en los órganos sexuales, aumenta el flujo sanguíneo y los impulsos nerviosos en el pene y la vagina.

Se destina a despertar la libido y a tratar la disfunción eréctil en el varón, pero también a restaurar la respuesta sexual de pacientes que siguen tratamientos con antidepresivos como los llamados recaptadores de serotonina.

Se le atribuye la capacidad de incrementar los niveles de determinadas moléculas como la norepinefrina o la noradrenalina, que pueden actuar como neurotransmisores u hormonas, y que inciden sobre la amígdala cerebral, aportando estados de euforia y desinhibición.

Cómo se toma:

En decocción, polvo, extractos y cápsulas. Las dosis oscilan entre los 5 y 20 mg de yohimbina al día en tres tomas.

Precauciones:

La yohimbina –al potenciar la noradrenalina– incrementa la presión sanguínea. Por esta razón hay que evitar el yohimbe en enfermedades cardíacas, arritmias, el embarazo y la lactancia, así como consultar con el médico antes de iniciar un tratamiento.

Está contraindicado en caso de problemas psicológicos: esquizofrenia, ansiedad, insomnio y depresión.

 

Artículo relacionado

alimentos afrodisiacos

8 alimentos afrodisiacos que tienes que probar

Aumenta tu libido con alimentación y especies

Hay alimentos cotidianos que tienen cierto efecto estimulante, y si se quiereafrodisíaco. Es el caso del chocolate, que ejerce una acción tónica y excitante que procede de sus dos alcaloides: la teobromina y la cafeína.

Otros más comunes son el ajo, el pimiento, los espárragos, el coco, la granada, el apio, los cacahuetes, los higos o las ostras. Aunque no existe un consenso de que puedan despertar la libido adormecida, son un apoyo por sus propiedades nutricionales.

Especias estimulantes

Las especias no solo se han usado como condimentos para aderezar y dar sabor a los platos, sino también como efectivas medicinas y afrodisíacos.

Es el caso de la pimienta, que era considerada por los romanos un poderoso excitante que provocaba voluptuosidad, o el azafrán, del que se creía en los pueblos de Oriente que estimulaba la circulación sanguínea y los órganos sexuales.

Artículo relacionado

maca

Maca, el superalimento de propiedades vigorizantes y afrodisíacas

Nuez moscada, jengibre, cardamomo, clavo, vainilla o canela son algunas de las especias con efectos tónicos y estimulantes sobre el sistema nervioso central y que encierran propiedades vitalizantes que pueden ser aprovechadas en forma de aceites esenciales, infusiones...

Se cree que estas especias y algunas otras pueden incrementar los niveles de determinados neurotransmisores como la serotonina y de neuropéptidos, como las endorfinas. Proporcionan un estado de gran optimismo, excitación o euforia que en cierto modo pueden llegar a avivar y encender la pasión.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?