Fórmulas ancestrales

8 remedios naturales contra dolencias comunes

Jordi Cebrián

Dolor de oídos, bronquitis, tos... es fácil elaborar fórmulas medicinales con plantas cultivadas aptas para toda la familia. Te mostramos cómo hacerlo.

Existe un amplio abanico de remedios elaborados con plantas medicinales que, por su sencillez, están al alcance de todo el mundo y que pueden servir para afrontar diferentes problemas de salud.

Antaño era habitual, en especial en zonas rurales, que la gente se preparase sus propios remedios con plantas cosechadas en los alrededores. Existía una sabiduría popular acerca de las plantas silvestres y de sus posibles usos, tanto en la cocina como para afrontar diferentes problemas de salud, tanto en adultos como en niños.

Tales conocimientos se han perdido en buena parte, pero ahora estamos viviendo un resurgir de la fitoterapia desde otras fuentes, sea de la mano de estudiosos de la etnobotánica, a través del nuevo auge de los herbolarios o de una población urbana interesada en recuperar el contacto con la naturaleza.

Tener unos tarros con plantas medicinales en casa permitirá prescindir o reducir considerablemente el uso de medicamentos químicos para aliviar problemas de salud tan corrientes como catarros, trastornos de la digestión, diarreas, nerviosismo, insomnio, heridas, llagas, quemaduras o inflamaciones oculares, entre otros.

1. Para tratar golpes, inflamaciones cutáneas y quemaduras

Es habitual que los niños –y en menor medida los adultos– sufran golpes, contusiones, inflamaciones o quemaduras. Estas dolencias pueden contrarrestarse con una tintura a base de tres plantas muy mediterráneas: romero, salvia y cantueso, a las que se puede añadir alcanfor.

  • Se depositan las plantas, a partes iguales, en un frasco de boca ancha y se vierte alcohol de 96 grados sobre ellas. Se deja que repose a media sombra, en un espacio aireado durante un mes.
  • Transcurrido ese tiempo se cuela el alcohol para pasarlo a un frasco de cristal translúcido, o bien se mantiene con las plantas en su interior.
  • Se aplica en friegas suaves sobre la zona dolorida dos o tres veces al día. Puede conservarse varios años.

Artículo relacionado

Remedios naturales dolencias niños

Verano y niños, ¡prepara ya este botiquín natural!

2. Contra la bronquitis y la tos

Al llegar las bajas temperaturas, es habitual que suframos bronquitis y tos. Existen diferentes plantas medicinales eficaces contra la tos. Pero esta fórmula es una de las más conocidas.

  • En un litro de agua se hace una infusión con 60 gramos de hisopo, brotes de pino silvestre, hojas de llantén mayor y de pulmonaria, flor de saúco y raíz de malvavisco a partes iguales.
  • Se deja que repose y se filtra.
  • Para jarabe se añaden 60 gramos de azúcar y se hierve a fuego lento.

3. Para aliviar el dolor de oídos

Los oídos pueden cuidarse de forma natural, se puede prevenir la otitis y los zumbidos con estos remedios efectivos. Esta fórmula es una de las más efectivas.

  • Se maceran en aceite de oliva manzanilla de Mahón (Santolina chamaecyparissus), gordolobo y tres dientes de ajo cortados. A las dos semanas se filtra con una tela y se vierte el líquido en un frasco translúcido.
  • Se aplican toques sobre el oído, dos veces al día.

4. Para tratar los pies cansados

Un remedio magnífico es el que se prepara con la decocción de gayuba, tomillo y lavanda.

  • Se vierte la decocción en una palangana, a la que se añade un puñado de sal marina.
  • Con el agua moderadamente caliente, se sumergen los pies y se dejan hasta que se enfríe del todo.

5. Para eliminar verrugas

Mayor atención requiere el uso del látex de la celidonia, una planta emparentada con las amapolas que crece en márgenes de arroyos y bosques de ribera.

  • Su látex anaranjado algo corrosivo se aplica sobre las verrugas para favorecer su desaparición.
  • Conviene recubrir el contorno con una crema protectora o con propóleo para evitar sufrir una irritación en la piel.

Aquí tienes 10 remedios contra las verrugas que también pueden servirte.

Artículo relacionado

remedios naturales

11 remedios naturales imprescindibles para las dolencias más comunes

6. Contra la fatiga

Conmenta silvestre (Mentha suaveolens), ajedrea y té verde a partes iguales se puede preparar una infusión agradable de efecto estimulante, que resulta óptima para momentos de decaimiento, fatiga o astenia.

  • Se precisa una cucharada sopera de la mezcla por taza de agua.
  • Se hierve dos minutos y se deja en reposo 10 más. Pueden tomarse de dos a cuatro tazas diarias.

Si quieres profundizar, estos 10 alimentos antifatiga pueden ayudarte.

7. Para aliviar la ciática

Un ataque de ciática puede resultar muy doloroso, pero contamos con un remedio tradicional que puede proporcionar alivio si se es perseverante en su aplicación. Se necesitan bayas de enebro, fáciles de encontrar desde finales de verano por poco que uno se adentre en la naturaleza.

  • Se cuecen dos cucharadas de estas bayas en medio vasito de aceite de olivaen un cazo de barro durante cinco minutos, a fuego muy lento. Se cuela y con este aceite, ya tibio, se realizan masajes sobre la zona dolorida.
  • Puede completarse el remedio con unos baños relajantes de brotes de abeto y hojas de mirto. Para ello se echa un buen puñado de ambos en dos litros de agua, se hierve seis minutos, se cuela y se vierte en la bañera llena de agua caliente.

Artículo relacionado

niños tos

No hacen falta jarabes para la tos de los niños

8. Para las durezas y los callos de manos y pies

Durezas y callos pueden ser eliminados si se dispone de una planta tan hermosa y decorativa como la azucena.

  • Se aplican las cenizas de su bulbo, todavía algo calientes, sobre la zona afectada durante unos pocos minutos y en pocos días se ha de observar mejoría.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?