Suplemento terapéutico

Una alga para tratar las molestias intestinales

Claudina Navarro

El primer estudio sobre las propiedades de la microalga Chlamydomonas reinhardtii descubre su utilidad ante los síntomas de colon irritable.

Un equipo de científicos de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) ha llevado a cabo el primer estudio sobre las propiedades de la microalga Chlamydomonas reinhardtii.

La investigación se ha publicado en el Journal of Functional Foods y, como explica su investigador principal, Stephen Mayfield, a pesar de existen muchos trabajos que conciernen a esta alga, éste es el primero que realmente demuestra que es buena para la salud.

Posible tratamiento del síndrome de colon irritable

Así, el estudio prueba que estas algas, que se encuentran en muchos sitios, principalmente en suelos húmedos, y que crecen muy rápidamente, son beneficiosas para tratar las molestias del síndrome de colon irritable como hinchazón, gases y diarrea.

Otras especies de algas se han empleado como complementos dietéticos gracias a su contenido en todo tipo de vitaminas, antioxidantes, fibra, proteínas y otros compuestos valiosos, pero las propiedades salutíferas de la Chlamydomonas reinhardtii hasta este momento no se habían estudiado.

Estudios con animales y con personas

Las algas C. reinhardtii empleadas en el estudio fueron cultivadas siguiendo pruebas rigurosas de seguridad. Gracias a ello, la FDA americana (Administración para los Alimentos y Medicamentos) ha otorgado su visto bueno al uso de las algas en estudios con seres humanos.

En los ensayos con ratones se vio que el consumo de las algas disminuyó la pérdida de peso en animales que padecían colitis aguda, que a su vez se relaciona con un sistema digestivo inflamado.

Artículo relacionado

algas-salud

8 beneficios de las algas para tu salud

A partir de ahí los científicos quisieron saber si el efecto era similar en los seres humanos que ingerían estas algas. Entre ellos había personas con síntomas de colon irritable y otros que no los tenían.

Se redujeron las molestias digestivas

Los 51 voluntarios participantes tomaron diariamente una cucharada de las algas en polvo y pasado un mes relataron qué habían notado en su sistema gastrointestinal. Los resultados mostraron claramente que los aquejados experimentaron una mejoría de su sintomatología. Se redujeron gases, diarreas y los movimientos intestinales se hicieron más regulares.

Frank Fields, otro de los responsables del trabajo, dijo que con este estudio se demostraba que las algas no sólo son alimentos muy interesantes nutricionalmente hablando, sino que además son capaces de mejorar problemas de salud en humanos y en animales.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?