Equilibrio hormonal

Cómo equilibrar los niveles de testosterona

Tener unos niveles bajos de testosterona pasa factura, tanto a hombres como a mujeres, con síntomas muy variados. Conoce las estrategias naturales para recuperar el equilibrio.

La testosterona es la hormona responsable del desarrollo de las características masculinas, como el vello facial, púbico y corporal, pero también es producida por el cuerpo de la mujer y tiene un papel importante en la salud de todas las personas. Algunos trastornos comunes, tanto de hombres como de mujeres, pueden ser causados o favorecidos por las alteraciones en los niveles de esta hormona.

Síntomas de la deficiencia de testosterona

Es una hormona masculina, producida mayoritariamente en los testículos y en los ovarios, pero las mujeres pueden sufrir su déficit con síntomas que a menudo no se atribuyen a esta causa:

  • La falta de libido y disminución del placer sexual son los trastornos más frecuentes.
  • La dificultad para perder peso es otra señal, pues la testosterona baja favorece acumular grasa, sobre todo en el abdomen. Puede favorecer la resistencia a la insulina (preestadio de la diabetes).
  • El cansancio sin causa conocida puede deberse a la deficiencia. Puede ir acompañada de desánimo o ansiedad. Una analítica hormonal resolverá las dudas.
  • Puede disminuir la densidad ósea.
  • Los niveles altos de triglicéridos y colesterol LDL pueden guardar relación con una deficiencia de esta hormona.
  • Dificultades para concentrarse, mala memoria, baja autoestima, depresión o ansiedad pueden estar relacionados con una deficiencia de testosterona.

En los hombres, además de los síntomas anteriores, la deficiencia puede manifestarse específicamente con un agrandamiento de los pechos.

Artículo relacionado

alimentos hormonas

3 alimentos para equilibrar las hormonas (femeninas y masculinas)

¿Por qué disminuye la producción de testosterona?

La edad es un factor esencial en la capacidad de producción de testosterona, que aumenta con la pubertad y empieza a decrecer a partir de los 30 años a un ritmo de un uno o un dos por ciento anual.

Ciertas enfermedades pueden explicar los niveles por debajo de lo normal, como infecciones de los testículos o de los ovarios, tratamientos con radio o quimioterapia, consumo de ciertos medicamentos analgésicos opiáceos y de esteroides anabólicos (testosterona sintética), tumores en la glándula pituitaria, enfermedades crónicas del hígado y de los riñones, obesidad y diabetes tipo 2.

Trastornos genéticos como los síndromes de Klinefelter, Kallman o Prader-Willi, la hemocromatosis y la distrofia miotónica son causas mucho menos frecuentes de deficiencia.

¿Qué problemas se asocian al exceso de testosterona?

El exceso en la producción de testosterona es más raro. Si bien es menos frecuente, los síntomas asociados a un exceso de testosterona son crecimiento del vello, variaciones en el tono de voz (se hace más grave), agresividad, tendencia a la hiperactividad, apnea del sueño (interrupción esporádica de la respiración mientras se duerme) y, en los hombres, riesgo de cáncer de próstata.

También puede favorecer el aumento de grasa localizada en la zona abdominal (la más peligrosa para la salud), acné y piel y cuero cabelludo grasos.

La amenorrea (falta de menstruación) puede ser causada en algunos casos por un exceso de testosterona que provoca una disminución de los estrógenos.

La acumulación de líquido o edemas en los tobillos, los pies o las piernas son problemas menos frecuentes asociados al exceso.

Las causas más comunes de una alta producción de testosterona son el hipertiroidismo, los tumores en la glándula adrenal, el consumo de esteroides, el exceso de consumo de alcohol y tabaco y haber experimentado una pubertad precoz.

¿Cómo se diagnostica una alteración de la testosterona?

Los efectos de las hormonas se aprecian en el desarrollo de los caracteres sexuales y en detalles que resultan curiosos. La menor producción de testosterona en comparación con los estrógenos es la causa de que en las mujeres tengan el dedo índice más largo que el anular. En cambio, en los hombre ocurre lo contrario, el anular es más largo que el índice. Las hormonas nos influyen desde la gestación, pero nuestro estado hormonal actual solo se puede conocer mediante análisis.

Los niveles normales de testosterona masculina oscilan entre 280 y 1.100 nanogramos por decilitro (ng/dL) para los hombres adultos, y entre 15 y 70 ng/dL para las mujeres adultas, según el Centro Médico de la Universidad de Rochester. Los niveles en el rango bajo pueden requerir atención médica para averiguar su causa.

Artículo relacionado

alimentos-hormonas

Cómo influyen los alimentos en las hormonas

Hábitos que aumentan la testosterona

Como el problema más frecuente es que los niveles sean bajos, podemos tomar una serie de medidas para favorecer la producción.

  • Cuidar el descanso y el sueño es primordial para una buena producción. La influencia va en las dos direcciones: los niveles bajos de testosterona dificultan la entrada en el sueño profundo, y dormir mal reduce la producción.
    Para evitar este círculo vicioso se debe hacer todo lo posible para mejorar la calidad del sueño. Se puede favorecer la relajación y la desconexión a medida que se acerca la noche, tomar cenas ligeras e infusiones de plantas.
  • La actividad física aumenta la testosterona. Tanto es así que los deportistas, tanto hombres como mujeres, tienen un nivel de testosterona por encima de la media. Existen dos tipos de entrenamiento especialmente eficaces: los ejercicios de fuerza, con pesas, máquinas con resistencia o gomas elásticas y el entrenamiento con intervalos de alta intensidad, que aceleran la frecuencia respiratoria y el ritmo cardiaco.
    Pero tampoco conviene cometer excesos, porque el sobreentrenamiento aumenta la producción de cortisol, hormona del estrés que también es enemiga de la testosterona, lo que nos lleva al siguiente consejo.
  • Mantener el estrés controlado, porque incrementa el cortisol y, cuando los niveles de esta hormona aumentan, los de testosterona se reducen. Un momento de estrés puntual no representa un problema, pero cuando se mantiene mucho tiempo, sí que puede afectar a los niveles de varias hormonas y generar otros trastornos.
    En estos casos conviene aprender técnicas de gestión del estrés y de relajación o meditación. Son ayudas impagables por todos los beneficios que pueden aportar.
  • Las relaciones sexuales contribuyen a la regulación de los niveles de testosterona. Esta hormona es responsable del deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres. Y una manera de que los niveles no bajen es mantener la actividad sexual, que, además, aportará muchos otros beneficios, pues se segregan neurotransmisores que mejoran el estado anímico.
  • La alimentación es esencial para asegurar la producción de testosterona. El tipo de ácidos grasos que se ingiere influye sobre la síntesis en los ovarios o los testículos.
    Las grasas poliinsaturadas (en semillas y sus aceites vegetales virgen extra) y monoinsaturadas (aceite de oliva, aguacate), consumidas con moderación, favorecen una producción adecuada y mejoran la función sexual.
    En cambio, un exceso de ácidos grasos omega-6 (margarinas, aceites de maíz y girasol), grasas saturadas (en productos de origen animal y aceite de palma) o grasas trans (vegetales parcialmente hidrogenadas) perjudica la producción.
    Los hidratos de carbono también influyen sobre los niveles de hormonas. Tanto el exceso como la deficiencia de carbohidratos son problemáticos. Una dieta pobre en hidratos de carbono (se estima que deben aportar entre el 45 y el 65% de las calorías) es tan poco aconsejable como una dieta con demasiados azúcares añadidos, alimentos con alto índice glucémico o fructosa agregada.
    Los alimentos con carbohidratos recomendables son las legumbres, los cereales integrales, tubérculos y frutas frescas.
    Por otra parte, las bebidas alcohólicas disminuyen la producción de testosterona como bien saben los que abusan. Además, prescindir del alcohol hace que la dieta sea menos calórica y más saludable.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?