Con la mano en el corazón, ¿crees que estás prestando suficiente atención a tus pies y mimándolos regularmente? Algo tan sencillo y placentero como un baño de pies puede relajar los músculos, promover la circulación sanguínea y aliviar el dolor en las articulaciones.

Un consejo para sacarle aún más partido a tu pediluvio es añadirle un buen chorrito de vinagre de manzana. A continuación te explicamos qué ventajas promete este remedio casero.

Ventajas del baño de pies con vinagre de manzana

1. Beneficioso para el pie de atleta

Es muy sencillo contraer hongos en la piel en vestuarios, piscinas o duchas públicas. Como regla general, esto se puede tratar fácilmente con cremas, geles o ungüentos de venta libre en la farmacia.

Además, también puedes utilizar remedios caseros naturales, como un baño de pies con vinagre de manzana. El vinagre tiene propiedades antibacterianas naturales que pueden ayudar a matar bacterias y hongos en los pies.

2. combate el mal olor de los pies

Nuestros pies rara vez huelen bien, pero si sufres de un olor de pies especialmente fuerte, deberías darle la oportunidad a un baño de pies con vinagre de manzana, porque esta sustancia neutraliza los olores y asegura unos pies frescos.

3. una ayuda para las durezas

El vinagre de manzana también tiene un efecto nutritivo en los pies. Ayuda a hidratar la piel seca y suaviza las zonas ásperas. Esto puede resultar especialmente útil si sufres de piel agrietada, durezas o callosidades.

4. su ph alivia la inflamación y la picazón

El vinagre de manzana tiene un pH ligeramente ácido similar al pH natural de la piel. Cuando el pH de la piel se desequilibra, pueden aparecer inflamación y picazón.

Remojar los pies en un baño que contenga vinagre de manzana puede reequilibrar el pH de la piel, lo que a su vez puede aliviar las molestias.

Cómo hacer un baño de pies con vinagre de manzana

  1. Llena un recipiente o un baño de pies con agua tibia. Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente para evitar quemaduras.
  2. Agrega aproximadamente una taza de vinagre de manzana. Puedes ajustar la cantidad según tus preferencias, pero una taza es un buen punto de partida.
  3. Opcionalmente, también puedes añadir aceites esenciales para crear un aroma agradable y aportar beneficios adicionales. El aceite de lavanda o el aceite de árbol de té son opciones populares porque tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.
  4. Siéntate cómodamente y remoja tus pies en el baño de pies con vinagre de manzana. Relájate y sumerge tus pies en el agua durante unos 15-20 minutos.
  5. Mientras tienes los pies en remojo, puedes masajearlos suavemente para promover la circulación sanguínea y aumentar la relajación.
  6. Después del remojo, saca los pies del pediluvio y sécalos bien.

Precauciones

No todas las pieles toleran igual de bien el vinagre de manzana. Algunas pieles muy sensibles pueden reaccionar con síntomas de alergia al vinagre de manzana o a los aceites esenciales.

Por lo tanto, antes de utilizar el baño de pies, haz una prueba cutánea y aplica un poco de la mezcla en una zona de tu piel, por ejemplo, la zona interna del codo.

El vinagre de manzana es un verdadero todoterreno con otras utilidades más allá de los pies. Como alimento, el vinagre estimula la salivación y la digestión estomacal. Inhibe en parte la liberación de glucosa en la sangre y puede hacer que los alimentos ricos en grasas, en particular, sean más digeribles.