El cannabis medicinal llegará antes de seis meses a los hospitales españoles

El Congreso de los Diputados ha aprobado el informe de recomendaciones que deberá aplicar la Agencia Española de Medicamentos para autorizar los medicamentos a base de marihuana o cannabis (Cannabis sativa).

Cannabis sativa
Unsplash

El Gobierno de España regularizá el uso de la marihuana o cannabis medicinal antes de seis meses. El primer paso ya lo ha dado la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, que ha aprobado el dictamen sobre el que deberá trabajar la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Esta agencia aprobará la norma a la que se acogerán los medicamentos derivados del cannabis, que incluirán todos sus principios activos (cannabinoides).

La decisión del Congreso contó con los votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, PdeCAT, y PNV. ERC y EH Bildu se abstuvieron y votaron en contra PP y Vox.

Muy probablemente en enero de 2023 los pacientes podrían estar beneficiándose de la nueva medicina. Y muchos de los que ya lo usan no deberán acudir al mercado negro ni sufrir el estigma de ser tratados como drogadictos.

Indicaciones del cannabis medicinal en España

Los diputados han decidido que el cannabis pueda ser utilizado para tratar el dolor crónico y neuropático, el oncológico, la endometriosis, la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple, algunas formas de epilepsia y las náuseas y vómitos derivados de la quimioterapia.

Tras un intenso debate, el Congreso ha optado por un abanico amplio de indicaciones. Sin embargo, Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid, experto en el estudio de las propiedades del cannabis, echa de menos en declaraciones a la Agencia EFE que no se hayan incluido más indicaciones que poseen evidencia científica, como los trastornos del sueño o la anorexia en los pacientes con cáncer.

¿Cuántos pacientes podrán beneficiarse del cannabis?

El cannabis será una opción a disposición de médicos y pacientes, aunque no alcanzará el estatus de tratamiento protocolario de primera línea. Lo más probable es que se utilice como tratamiento de segunda o tercera línea para los pacientes que no responden a otros fármacos.

Teniendo en cuenta, por ejemplo, que los fármacos tradicionales no consiguen buenos resultados con casi la mitad de los pacientes con dolor neuropático, las personas que podrían beneficiarse del cannabis medicinal podrían llegar a las 400.000.

Las mujeres con endometriosis son más de dos millones y muchas también podrían beneficiarse de la prescripción del cannabis.

Los pacientes con fibromialgia, casi un millón, también podrían ser tratados. Aunque el nombre de la enfermedad no aparece entre las indicaciones aprobadas por el Congreso, los pacientes sufren dolor crónico.

¿Dónde se venderá el cannabis medicinal?

Las recomendaciones del Congreso no indican dónde se dispensará el cannabis medicinal. Los hospitales dispondrán de los medicamentos y está por ver si llegarán a las farmacias, lo que los haría más fácilmente accesibles a la cantidad de pacientes que podrían beneficiarse.

Para acceder a los preparados será imprescindible una prescripción médica. En el Congreso, los diputados de Ciudadanos y ERC propusieron regularizar el "uso recreativo" del cannabis para evitar que continúe existiendo un mercado negro al que seguirán acudiendo muchas personas que no cumplan los requisitos establecidos para la prescripción, pero no tuvieron éxito.

La administración se realizará mediante preparados (comprimidos, cápsulas, aceites, etc) por la seguridad que ofrecen en cuanto a composición, dosificación y seguridad. El uso tradicional de las flores o cogollos se reservará para estudios experimentales.

Los preparados podrán incluir los principios activos psicoactivos (THC) y no psicoactivos (CBD) en diferentes proporciones, adecuadas para cada enfermedad.

¿De dónde procederá el cannabis?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha notificado a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes que en España se producirán en 2022 seis toneladas de cannabis (Cannabis sativa), una cantidad que multiplica por diez los 600 kilos que comunicó en 2021. Esta previsión tiene en cuenta la regularización en marcha del cannabis medicinal.

En España existen 22 entidades que disponen de licencia para plantar marihuana con fines de investigación o de producción medicinal.

¿Tiene contraindicaciones?

Como prácticamente todos los principos activos en medicina, los cannabinoides poseen efectos secundarios y contraindicaciones. Muy probablemente se recomendará que lo eviten las embarazadas, las personas con afecciones cardiovasculares o con antecedentes psiquiátricos.

Entre los efectos secundarios pueden citarse mareo, sensación de cansancio o pérdida de memoria a corto plazo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?