afonia

Salud vocal

9 hábitos para cuidar tu voz y superar la afonía

El frío y las infecciones suelen ser las causas habituales de las disfonías. La mayoría se pueden tratar en casa con hábitos saludables y remedios naturales.

Dr. Pablo Saz

La voz es el sonido producido por la laringe a partir de la espiración del aire pulmonar, amplificado y modificado por las cavidades de resonancia y los labios. Pero no solo interviene la laringe, también lo hacen el diafragma, los pulmones, la boca, la lengua y los labios. Como se dice en la técnica Alexander, todo el cuerpo se posiciona para interpretar con la voz.

Cuando la calidad de la voz se modifica se llama "disfonía", y comporta incomodidad, esfuerzo y dificultad; si falla totalmente, entonces se trata de "afonía". Las disfonías pueden ser de varios tipos según su causa y síntomas, desde la carraspera a la ronquera.

Las disfonías acostumbran a estar causadas por:

  • Un abuso vocal: forzar la voz al cantar, por inhibición o incluso por vergüenza escénica.
  • Una mala técnica.
  • Nódulos en las cuerdas vocales.
  • Pseudoquiste seroso.
  • Edema crónico.
  • Pólipos.
  • Quiste mucoso de retención.
  • Hemorragia submucosa.
  • Hormonales, en la adolescencia.

Hábitos saludables para cuidar tus cuerdas vocales

Tanto si estás sufriendo algún tipo de disfonía como si pretendes mantener una buena calidad de la voz, hay algunos consejos básicos que pueden ayudarte mucho:

1. Guardar silencio

La técnica número uno es el reposo local laríngeo y bucal mediante el silencio.

2. Evitar la irritación

Suprime el tabaco, los ambientes con humo y también las bebidas alcohólicas.

3. Seguir una dieta sana

Elige una dieta rica en frutas, verduras y semillas crudas y frescas. Aportan nutrientes y antioxidantes que protegen la laringe.

Procura mantenerte bien hidratado.

4. Corregir la postura corporal

Respira de manera regular y profunda. Toma conciencia de la resonancia y los músculos que intervienen en la articulación de la voz. A veces conviene una reeducación postural general, como la practicada con la técnica Alexander.

5. Conocer mejor la propia voz

Para rehabilitarla se debe conocer mejor la propia voz y poder hablar naturalmente, sin esforzarse. En la primera fase de entrenamiento vocal es importante analizar de manera precisa las actitudes, los movimientos que realizar y las sensaciones que se perciben.

A continuación, resulta esencial darse cuenta de cuándo y dónde se produce una tensión innecesaria o un mecanismo de esfuerzo erróneo para poder corregirlo poco a poco.

Remedios naturales que te ayudan

Existen numerosos recursos naturales para reducir las molestias de la disfonía. Estas son algunos de ellos:

6. Hacer gárgaras

Puedes hacer gárgaras con vinagre de manzana diluido al 50% en agua o agua salada (1 cucharadita en un vaso).

También puedes hacerlas con aceite de oliva o de sésamo, y con agua con limón y miel.

7. Realizar un lavado nasal

Puedes lavar con una lota las cavidades sinusales, nasal y faríngea.

Son útiles las técnicas de inhalación, aspiración y aerosol con agua medicinal en balnearios.

8. Aplicar hidroterapia

Para descongestionar el cuello, aplica una tela de algodón empapada en agua fría y sobre ella una toalla de algodón seca. Reposa un rato en la cama.

9. Tomar infusiones

Son recomendables la de erísimo (hierba del cantor), malva, agrimonia, malvavisco, manzanilla, laurel y tomillo.

Causas más frecuentes de disfonías

Aunque la mayoría de disfonías se resuelven con tratamiento natural, a veces se necesita la intervención de especialistas: foniatra, otorrino, logopeda, odontólogo, psicólogo o digestivo.

Si no tienes claro el origen de tu afonía consulta con tu médico. Las causas más habituales de disfonías son:

  • Resfriado. La infección respiratoria es posiblemente la causa más usual de disfonía y se pasa sola con cuidados naturales y domésticos.
  • Laringitis crónica. Está relacionada con uno o varios irritantes: tabaco, ambientes contaminados, infecciones respiratorias repetidas, tos prolongada, medicación inhalada. Es importante atajar las causas.
  • Lesiones benignas de las cuerdas vocales. El edema de Reinke, producido por un acúmulo de mucosidad en las cuerdas vocales, aparece por irritación crónica e inflamación, abuso de voz, tabaco, hipotiroidismo y a veces por reflujo gástrico.
  • Nódulos. Suelen ser el resultado del abuso de la voz y de factores psicológicos, alergias y reflujo gástrico.
  • Pólipos. Se relacionan con irritación crónica de las cuerdas vocales por tabaco o abuso de la voz o reflujo.
  • Lesiones malignas. El cáncer de laringe se asocia al tabaco y el alcohol.
  • Enfermedades neurológicas. Como la disfunción o parálisis de las cuerdas vocales relacionadas con enfermedades malignas, cirugías, traumas, esclerosis múltiple…
  • Enfermedades sistémicas. Pueden causar afonía la amiloidosis laríngea, las enfermedades autoinmunes y el hipotiroidismo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?