Plantas medicinales

El aceite de CBD podría ayudar en la fibromialgia

El aceite de CBD posee unos efectos analgésicos, antiinflamatorios, relajantes y estabilizadores psicológicos que resultan adecuados ante los síntomas de la fibromialgia.

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

El cannabidiol (CBD) es el más abundante de los 113 cannabinoides que se encuentran en la planta del cáñamo (Cannabis sativa) y no posee efecto psicotrópico. Una revisión de estudios indica que puede ser útil para tratar los dolores y síntomas de la fibromialgia. Otras investigaciones lo indican para el dolor de la artritis o la esclerosis múltiple.

Los pacientes con fibromialgia sienten dolor crónico en los músculos, cansancio, insomnio, problemas digestivos e hipersensibilidad a los estímulos.

No se trata sólo de mitigar el dolor

La medicina convencional se muestra bastante impotente con la fibromialgia y se enfoca casi en exclusiva en el manejo del dolor con fármacos, que no están libres de efectos secundarios, y no siempre con los mejores resultados.

Según las investigaciones, el aceite rico en CBD podría ser una opción para el cuidado del paciente con fibromialgia, aunque aún no se encuentra entre sus indicaciones oficialmente reconocidas. Por ahora, las únicas indicaciones del CBD son, en la mayoría de países, dos tipos concretos de epilepsia.

Sin embargo, actualmente los productos con CBD se pueden comercializar legalmente desde algunos países de la Unión Europea para su uso sin receta médica.

Libre de efectos psicoactivos

Aunque el CBD se extrae de la planta de cáñamo al igual que la marihuana (flores secas y hojas), no posee efectos psicotrópicos, es decir, no altera la percepción ni causa adicción.

Existen diferentes tipos de plantas de cáñamo. Las variedades que se cultivan para la producción de marihuana tienen un alto contenido de THC (tetrahidrocannabinol), que es la sustancia psicoactiva que ha motivado su inclusión en la lista de drogas prohibidas.

Otras variedades de plantas tienen un porcentaje muy bajo de THC y se pueden cultivar legalmente para producir fibra de cáñamo y también aceite de CBD, sobre todo para la industria cosmética.

¿Por qué podría funcionar el CBD con la fibromialgia?

Diversos estudios muestran que el aceite de CBD posee propiedades antiinflamatorias, reguladoras de la inmunidad y protectoras de las células nerviosas. También posee un efecto relajante que puede ser útil para controlar el estrés, para dormir bien o para reducir la rigidez muscular.

Aunque no se sabe muy bien cómo actúa el CBD en el cuerpo, existen diferentes hipótesis que explican sus efectos beneficiosos. Una teoría sugiere que el CBD interfiere en parte la transmisión de la señal del dolor desde las células nerviosas al cerebro.

Otra indica que el CBD puede activar los receptores para el neurotransmisor serotonina, relacionado con la sensación de bienestar y buen humor.

En relación con el efecto del CBD sobre la fibromialgia, un estudio descubrió que una deficiencia en la producción de endocannabinoides (los cannabinoides que produce normalmente el cuerpo) podría ser la causa de dolor crónico. Si se toma CBD, es decir, cannabinoides, se solucionaría la deficiencia y se eliminaría el dolor.

El uso de CBD en casos de fibromialgia podría aumentar la calidad de vida y permitir la reducción de la dosis de analgésicos.

¿Cómo se usa el aceite de CBD?

En los estudios realizados sobre el CBD y la fibromialgia y otras enfermedades crónicas, los participantes tomaron de 6 a 8 gotas, dos veces al día. Sin embargo, hay que recordar que actualmente, en España, no está permitido la venta de productos con CBD para uso interno.

El aceite de CBD también se puede aplicar externamente, aplicándolo con un suave masaje sobre las áreas doloridas.

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?