Remedio natural

Aceite CBD para tratar el insomnio

Dr. Pedro Ródenas

El aceite de CBD se obtiene del cáñamo, pero no es psicoactivo y tiene muchas indicaciones terapéuticas, entre ellas tratar el insomnio.

El cáñamo medicinal (Cannabis sativa) con CBD se obtiene de la planta del cáñamo industrial sin THC (tetrahidocannabinol), por lo que no tiene efectos psicoactivos o estupefacientes.

El principal principio activo de los preparados que se comercializan con fines terapéuticos es el CBD (cannabidiol), que no es psicoactivo. Estos productos se suelen obtener de extractos de la planta y se presentan en forma de cápsulas o aceites.

Los últimos estudios atribuyen a esta sustancia múltiples propiedades terapéuticas: antioxidantes, antiinflamatorias, antitumorales, antieméticas, anticonvulsivas, analgésicas, neuroprotectoras, sedativas… Su uso como anticonvulsivo en determinadas indicaciones está autorizado en un buen número de países.

Propiedades del CDB de cáñamo

Si bien el CBD no induce directamente al sueño, su efecto ansiolítico reduce el estrés y la tensión emocional; también es anticonvulsivo y disminuye la tensión muscular, lo que facilita la somnolencia. Su uso continuado, durante al menos seis semanas, puede ayudar a superar los problemas crónicos de insomnio.

Da dosis recomendable para esta indicación es de unos 25 mg de CBD para la mayoría de los adultos. Si se toman anticoagulantes, como el Sintrón, no se aconseja su uso. En el mercado existen multitud de otros preparados fitoterapéuticos que también son útiles frente al insomnio.

Si se va a tomar CBD es importante asegurarse de que la calidad del producto elegido es buena, es decir, que no está contaminado, que contiene la cantidad de CBD que indica y que no contiene THC.

¿Es efectiva la marihuana con THC contra el insomnio?

Algunas personas también recurren a la marihuna con THC (el componente psicotrópico que motiva la prohibición de su comercialización) para combatir el insomnio. Puede ser eficaz, pero no se recomienda su consumo continuado.

El riesgo de sufrir efectos indeseables es alto: moderados, como sequedad de boca, estreñimiento, taquicardia o cefaleas y otros graves, como trastornos de la memoria o aparición e instauración de un cuadro psicótico en personas vulnerables.

El consumo habitual de marihuana con THC está completamente contraindicado durante la adolescencia porque puede alterar el desarrollo neurológico.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?