Suplementos nutricionales

La coenzima Q10 protege contra los efectos secundarios de las estatinas

Los efectos secundarios más comunes de las estatinas (medicamentos para reducir el colesterol) incluyen molestias y daños musculares. La coenzima Q10 podría prevenirlos en algunos casos..

claudicabncm
Claudina Navarro Walter

Fisioterapeuta y periodista

Las estatinas son medicamentos para reducir el colesterol que pueden provocar efectos secundarios en forma de afecciones musculares (miopatías) en alrededor del 10% de todos los pacientes.

Estos trastornos pueden manifestarse en forma de dolores musculares, calambres, rigidez muscular o debilidad muscular. En el peor y raro caso, el músculo puede descomponerse bajo la acción de medicamentos para reducir el colesterol, en estos casos se habla de una rabdomiólisis, que puede conducir a insuficiencia renal aguda y resultar fatal.

La coenzima Q10 podría contrarrestar el efecto de las estatinas

La coenzima Q10 podría usarse de manera preventiva o incluso terapéutica para estas dolencias. Es una sustancia parecida a las vitaminas, que el cuerpo produce por si mismo y que está involucrada en la producción de energía en las células, pero también tiene un efecto antioxidante y antiinflamatorio.

Una deficiencia de coenzima Q10 no solo puede acelerar el proceso de envejecimiento, sino que también puede manifestarse en problemas musculares, cardiacos y neurológicos.

El problema es que la producción endógena de Q10 se ve afectada por el consumo de estatinas. Una dosis de 80 mg de atorvastatina al día podría reducir a la mitad el nivel de coenzima Q10, de 1,26 a 0,67 µg / ml en la sangre.

Otras estatinas, como la simvastatina y pravastatina, en dosis de 20 mg, pueden reducir el nivel de coenzima Q10 en un 40%.

En pacientes con un nivel bajo de coenzima Q10 en los músculos se puede observar una función mitocondrial reducida en los estudios. La función mitocondrial disminuida significa menos energía para cada célula del cuerpo. Implica cansancio y músculos débiles.

Sin embargo, también hay estudios que no pudieron observar cambios en los niveles de Q10 en las biopsias musculares incluso después de 6 meses de uso de simvastatina (20 mg al día). De ahí que se diga que, las estatinas "pueden" causar malestar y daño muscular, pero no siempre lo hacen.

Artículo relacionado

corazon edades

Cuida tu corazón según tu edad

Así reducen las estatinas los niveles de coenzima Q10

Las estatinas pueden conducir a una deficiencia de coenzima Q10 por al menos dos mecanismos:

  • Las estatinas impiden la formación del llamado ácido mevalónico, que a su vez sería necesario para la producción de coenzima Q10 en el organismo. De esta forma, las estatinas reducen el nivel de coenzima Q10, tanto en suero como en tejido muscular.
  • La coenzima Q10 se une al colesterol LDL en el suero. Si las estatinas reducen el nivel de colesterol LDL, esto naturalmente también conduce automáticamente a una reducción del nivel de Q10.

La coenzima Q10 mejora las molestias musculares relacionadas con las estatinas

Un pequeño aumento en la concentración de coenzima Q10 acelera la producción de energía y su efecto a menudo se puede sentir de inmediato.

En un estudio de la Universidad Stony Brook de Nueva York, publicada en el American Journal of Cardiology, los participantes recibieron 100 mg de coenzima Q10 o 400 UI de vitamina E. Después de 30 días, la intensidad del dolor en el grupo Q10 había disminuido un 40 %.

Los investigadores concluyeron que la suplementación con coenzima Q10 debería acompañar a la terapia con estatinas, sobre todo porque podría evitar la suspensión del tratamiento debido a los efectos secundarios.

En una revisión de estudios publicada en el Journal of the American Heart Association se confirmó el efecto beneficioso de la Q10, que se mosotró eficaz para reducir en muchos casos los daños musculares causadas por las estatinas.

Artículo relacionado

PERAS-OK

7 alimentos amigos del corazón

En algunos estudios de Q10, no se pudo determinar ningún efecto de la ingesta de Q10. Sin embargo, a menudo se utilizaron cantidades muy bajas de Q10 en estos estudios (sólo 100 - 120 mg), por lo que esta infradosificación podría ser una de las razones de la ausencia de beneficios.

La coenzima Q10 también puede reducir el riesgo de arterioesclerosis

La coenzima Q10 también puede ser útil no solo mitiga los efectos secundarios de los medicamentos para disminuir el colesterol, sino que también reduce directamente el riesgo cardiovascular.

Como se explicó anteriormente, la coenzima Q10 previene la oxidación del colesterol LDL al que se une en la sangre. Es precisamente el colesterol LDL oxidado el que resulta muy peligroso, ya que puede favorecer el desarrollo de arteriosclerosis.

Tomar Q10 al mismo tiempo que estatinas

La mayoría de expertos coincide en que se debería recomendar tomar coenzima Q10 junto con la terapia con estatinas. Los deportistas de competición también podrían beneficiarse.

Es cierto que en algunos casos la Q10 no produce efectos positivos, pero predominan los posibles beneficios, por lo que se puede probar la coenzima Q10 en cualquier caso, sobre todo porque no se conocen efectos secundarios nocivos de la Q10.

La dosis recomendada para la prevención de la miopatía relacionada con las estatinas es de al menos 200 mg de coenzima Q10.

Por otra parte, puede ser un suplemento interesante para las personas mayores porque la producción endógena de Q10 se va reduciendo con el paso de los años.

Artículo relacionado

Claves corazón sano

No es el colesterol: 9 claves reales para un corazón saludable

Referencias científicas:

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?