mosquitera

Remedios naturales

9 tratamientos naturales para las picaduras de mosquito

No hace falta que sufras estoicamente el picor y el dolor de las picaduras. Puedes tratarlas con sencillos medios naturales sin efectos secundarios.

Claudina Navarro

Las picaduras de los mosquitos –o mejor dicho, de las mosquitas– molestan porque al extraer nuestra sangre nos dejan su saliva que contiene anticoagulantes y proteínas que producen una respuesta inmunitaria con liberación de histamina, que es realmente la que produce el picor y la hinchazón.

Cómo aliviar las picaduras de mosquito

Muchas plantas medicinales y remedios que forman parte de la medicina natural sirven para reducir la inflamación, evitar complicaciones en los procesos de curación y favorecer una evolución rápida. Elige los medios naturales que te resulten más agradables y accesibles para tenerlos a mano este verano.

1. Alíviate con la avena

Es uno de los remedios más eficaces contra las inflamaciones de la piel, incluidas las picaduras de los mosquitos y otros insectos.

En las farmacias encontrarás unos polvos de avena listos para mezclarlos con agua. Pon un poco de la pasta en un paño y aplícalo sobre la zona afectada por la picadura durante 10 minutos. Luego lávate con agua fresca.

Si tienes muchas picaduras puedes tomar un baño de avena disolviendo esos polvos en el agua de la bañera. Toma el baño durante 20 minutos.

Verano sin picaduras

Plantas repelentes

Verano sin picaduras

2. Aplícate frío

El agua fresca y el hielo reducen la inflamación y producen un efecto analgésico. Puedes aplicarte una compresa humedecida en agua con hielo o un pack frío.

No dejes el hielo directamente sobre la picadura durante más de 5 minutos, ya que puede dañar la piel.

3. Aloe vera, imprescindible

No podía falta esta planta cuyas hojas contienen un gel refrescante y antiinflamatorio. Aplica el gel, deja que se seque encima de la picadura y vuelve a aplicarlo si es necesario.

4. Un uso más del bicarbonato de sodio

En una casa el bicarbonato tiene infinidad de usos y no podía falta una aplicación ante un problema como los mosquitos.

Haz una pasta de bicarbonato con un poco de agua y aplícala sobre la picadura. Deja que actúe durante unos 10 min y lava.

5. Albahaca, un remedio total

Se dice que la planta de albahaca ahuyenta a los mosquitos y es cierto porque sus hojas poseen al menos 4 compuestos que les resultan repelentes: el estragol, el citronelol, el limoneno y el trans-nerolidol.

Además la albahaca contiene eugenol, que alivia el picor.

Pon a hervir una taza de agua, cuando entre en ebullición echa un puñado de hojas secas y espera hasta que se enfríe. Luego humedece en el líquido la punta de un pañuelo y aplícatelo en la zona afectada.

Si tienes una planta de albahaca te puedes frotar una hoja fresca sobre la picadura.

6. El tomillo previene infecciones

El tomillo posee propiedades antibacterianas y por eso se utiliza para prevenir las complicaciones de los resfriados.

También puede aliviar el picor de una picadura de mosquito y reduce el riesgo de que se infecte si nos rascamos.

Como con la albahaca, puedes aplicar directamente las hojas frescas finamente trituradas y dejarlas reposar durante 10 minutos. O puedes aplicar una infusión bien concentrada (deja que se evapore la mayor parte del agua) cuando se haya enfriado.

7. La melisa te alivia

La melisa se usa para tratar las inflamaciones digestivas o para reducir la ansiedad, entre otras indicaciones.

Para las picaduras de mosquitos, puede aplicar hojas bien troceadas sobre la picadura, o puedes comprar aceite esencial de melisa y aplicarlo directamente.

Su efecto beneficioso se debe a su contenido en taninos y en polifenoles. Estos compuestos naturales alivian la inflamación, aceleran la curación y reducen el riesgo de una infección.

8. La ayuda del agua de hamamelis

Todo botiquín natural debería contar con una botellita de agua de hamamelis, que se encuentra en herbodietéticas y farmacias.

Es eficaz para limpiar, reducir la inflamación y acelerar la curación de cortes y raspaduras y cualquier irritación cutánea, incluidas las picaduras. Puedes aplicarla con un bastoncito de algodón humedecido.

9. Menos picor con manzanilla

La misma manzanilla que se toma para aliviar la pesadez digestiva sirve para reducir la inflamación y el picor causado por la picadura.

Pon una bolsita de manzanilla en un vaso con agua muy fría en el refrigerador durante 30 minutos. Luego exprime el exceso de agua y pon la bolsa sobre la picadura durante 10 minutos.

Puedes volver a guardar la bolsita en la nevera para volver a usarla más tarde.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?