Cómo quitar la acidez de estómago

Buenas digestiones

8 hábitos para calmar la acidez de estómago

Los fármacos alivian los síntomas de la acidez, pero lo más efectivo y seguro es combatir el problema de fondo con remedios naturales y cambios de hábitos.

Dr. Pablo Saz

En los días de fiestas, es fácil excederse con comidas que son más dulces, más grasas y con bastante alcohol, lo que puede hacer pasar un mal rato a todos y, sobre todo, a quienes ya padecen acidez de estómago.

En muchos casos, un aumento de esta secreción es compensada en el estómago mediante la secreción de mucina en sus paredes. Pero otras veces la hiperacidez produce problemas, principalmente en la entrada y la salida del estómago, cuyas mucosas no están preparadas para el aumento de acidez.

Ocurre cuando la válvula entre el esófago y el estómago, llamada cardias, no cierra bien y el contenido del estómago se dirige hacia arriba, lo que produce reflujo gástrico. O cuando este exceso de acidez, tras salir del píloro, irrita la mucosa del duodeno y produce duodenitis o incluso úlceras duodenales.

Los fármacos antiácidos neutralizan el pH ácido del estómago y los inhibidores disminuyen la producción de ácido por el estómago; son inhibidores de la motilidad gástrica y protectores de la mucosa.

En el caso de úlceras duodenales, se realizan tratamientos con antibióticos para erradicar la bacteria Helicobacter pylori, y se han conseguido mejorías espectaculares.

Cómo aliviar la acidez de estómago

El uso de medicamentos contra la acidez de estómago, sobre todo los inhibidores de la bomba de protones (como el omeprazol), pueden causar dolor abdominal, náuseas, diarrea o estreñimiento, hipergastrinemia…

Los inhibidores se han vinculado, además, a un aumento del riesgo de infarto de miocardio, demencia, accidente cerebrovascular, mortalidad y alteraciones hepáticas crónicas.

Estos productos alivian los síntomas, pero no evitan el problema.

Para ello, lo mejor son cambios dietéticos y de costumbres que mejoran los síntomas y resuelven el problema de fondo, por ello hay que procurar cambiar alimentación y costumbres.

1. Plantas que alivian los síntomas

La fitoterapia resulta una solución eficaz y natural para combatir los síntomas de la acidez de estómago.

  • Menta. Combina la Menta piperita con anís verde (europeo o dulce) y lavanda, en cantidades iguales, y prepara con esta mezcla una infusión. Toma una taza por la mañana y otra por la noche.
  • Regaliz. La Glycyrrhiza glabra mejora la secreción de mucinas, un "gel" natural que protege de la acidez. Se pueden tomar 2-4 comprimidos de 380 mg antes de las comidas.
  • Malvavisco. Contiene un mucílago que protege la pared del esófago. Una cucharadita de la raíz seca en agua hirviendo, durante 10 minutos. Se puede tomar hasta tres veces al día.
  • Jengibre fresco. Es uno de los remedios más antiguos para la acidez de estómago, igualmente en las náuseas. Puede añadirse a los platos, tomarse crudo o en forma de infusión.

2. Diluye con agua

Bebe agua, en cantidades pequeñas, cuando notes la acidez.

El agua, por simple dilución, disminuye la acidez y a veces mejora la sintomatología.

3. Antiácido en forma de fruta

Algunas frutas y verduras resultan eficaces contra la acidez.

Destaca el plátano, actúa como antiácido natural del cuerpo, tanto fresco como seco.

10 alimentos contra el estrés

Relajan y fortalecen

10 alimentos contra el estrés

4. Cuida tu dieta

Se aconseja sguir una dieta vegetariana y sin grasas calentadas, y masticar bien los alimentos.

Se debe evitar el consumo de estimulantes.

5. Masaje en el vientre

Cuando sientas la acidez, masajea el vientre de forma suave y procura relajarte.

6. Reposa la comida

Para evitar el reflujo, descansa después de comer, pero sentado, no tumbado.

Al dormir, mantén la cabeza elevada en la cama.

7. Sigue un horario de comidas

Procura comer y cenar siempre a la misma hora y en un ambiente relajado.

Deja fuera el estrés.

8. ¿Es aconsejable el bicarbonato?

El bicarbonato un antiácido inmediato y efectivo, pero no es recomendable porque producirá una acción de rebote, con mayor acidez.

Malos hábitos que debes evitar

Existen una serie de malos hábitos que favorecen la acidez. Hay que evitarlos y, también, reducir o eliminar el consumo de algunos alimentos.

  • Medicamentos. La aspirina, el ibuprofeno y otros medicamentos suelen recetarse con un protector gástrico, lo que deriva en los problemas que ya hemos mencionado.
  • Estimulantes. Chocolate, alcohol, caldos de carnes y grasas calentadas, cafeína, bebidas gaseosas.
  • Comer con preocupaciones. Es un factor seguro de hiperclorhidria y de problemas digestivos.
  • Masticar mal. Equivale a una digestión complicada. Debería ser la primera recomendación en caso de acidez.
  • Comer en exceso. Tanto si es en una sola comida o si se pica todo el día, altera la secreción gástrica.
  • El tabaco. Inhibe los reflejos digestivos encargados de retirar la pared del intestino cuando esta es agredida.
  • Tumbarse. Hacerlo después de comer puede aumentar el reflujo hacia el esófago si la entrada del cardias está laxa o herniada.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?